• Impresa
  • La Contra
  • Entrevista
Jueves, 29 de Noviembre de 2018 | 6:6:01 am

Fanny Horna: “La gastronomía no era mi fuerte hasta que descubrí el cilindro”

Los giros de los emprendimientos te llevan a lo impensado. Fanny Horna estudió ingeniería y era vegetariana. Ahora es el rostro de Cilindro Peruano, empresa de bandera en cilindro y caja china, donde imparte cursos y talleres a nivel nacional.

¿Por qué llamarse Cilindro Peruano? ¿El resto no lo son?

Se hizo para enaltecer al país en el que vivimos y porque fuimos los pioneros en cuanto al cilindro. La palabra peruano es un identificador fuerte que queremos llevar a otros países como Colombia.

PUEDES VER Hamburgo Restobar nos visita en La Contra

¿Sientes la presión de continuar con el legado del fundador?

Esto empezó con Manuel Ruiz, socio fundador de Cilindro Peruano, quien se hizo famoso cuando abrió su cuenta millonaria junto a Gastón Acurio y tuvieron un tour nacional. Él dio el punto de partida y ahora que me toca dirigir la empresa, continuamos con esa visión.

¿Cuántos años tienen en el mercado?

Once.

Fue un giro en tu carrera profesional.

La gastronomía no era mi fuerte hasta que descubrí el cilindro y apliqué lo que estudié en este proyecto. Hice un máster en Administración de empresas por la Universidad Católica del Perú y Maastricht de Holanda, que creo que fue la base.

Eras vegetariana. Se nota que este emprendimiento cambió tu estilo de vida.

Fui vegetariana por tres años y lo que me sacó de ese estilo de vida fueron los deliciosos platos que salen del cilindro (risas).

¿No te ha pasado factura comer todos estos años lo que sale del cilindro?

Para nada. Todo en perfecto balance está muy bien. Llevo un buen estilo de vida y disfruto de lo que hago ya que viajo por muchos lugares.

Cuéntame más.

El 2019 empezamos nuestro tour con Cilindro Peruano. Tenemos clientes a nivel nacional, así que usaremos sus cilindros y cajas chinas para capacitarlos y promocionar su negocio.

¿Todos podemos aprender?

Sí. Son solo cinco horas que pasan rápido. Van parejas, amigos, socios; todos se divierten y la pasan bien.

¿Te sientes orgullosa de tu emprendimiento?

¡Claro que sí! Emprender no es fácil, siempre aconsejo que los que son dependientes no suelten esa rama hasta que puedan tener consolidado su emprendimiento.

¿Cómo así?

Es una carrera de largo alcance. En un momento vas a pensar en tirar la toalla, pero cuando eso sucede es cuando más debes salir adelante.

¿Cuál es tu mayor inspiración para salir adelante?

Mi hijo, Joaquín.