Tlaxcala, el estado más pequeño de México, aprueba el matrimonio igualitario

Género LR

larepublica_pe

10 Dic 2020 | 11:05 h
Tlaxcala aprueba el matrimonio igualitario a pesar de la resistencia de grupos conservadores. Foto: Twitter / @TemistoclesVR
Tlaxcala aprueba el matrimonio igualitario a pesar de la resistencia de grupos conservadores. Foto: Twitter / @TemistoclesVR

El Congreso de Tlaxcala reconoció la unión entre personas del mismo sexo, y así se convierte en el territorio mexicano número 22 en aprobar este derecho a favor de la igualdad.

El estado de Tlaxcala, ubicado en el centro de México, aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo este martes 8 de diciembre. Así, se convirtió en el segundo territorio del país en aprobar este tipo de normas este 2020, después de Puebla.

El Congreso de Tlaxcala aprobó la medida con 16 votos a favor y tres en contra para modificar su Código Civil. La nueva norma fue celebrada por colectivos a favor de los derechos de la comunidad LGTBIQ+, que recibieron la noticia en las puertas del Legislativo.

“No podemos ni debemos dar la espalda a un sector de la población que necesita y exige con razón de causa que el matrimonio igualitario sea una realidad en Tlaxcala”, expresó la diputada Laura Flores, del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

La reforma está amparada en la directiva de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que, desde 2015, declaró inconstitucional los códigos civiles en los estados que impiden los matrimonios entre personas del mismo sexo. Sin embargo, aún hay estados que se siguen resistiendo a reformar sus leyes.

Con la modificación a la norma, Tlaxcala se convierte en el estado mexicano número 22, de un total de 32 territorios en el país, en reconocer este derecho a la población LGTBIQ+.

La aprobación del matrimonio igualitario ocurre pese a que el estado es conservador y tradicionalista, como indicaron algunos colectivos a El País. En la votación, los legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) como los del Partido Encuentro Social (PES), quienes votaron en contra, escucharon gritos de “homofóbicos”.

Activistas de Tlaxcala reconocieron que la comunidad LGTBIQ+ en el estado es muy pequeña. “Todavía muchos compañeros y compañeras tienen temor a expresar su identidad sexual y de género por los crímenes de odio que sufrimos, incluso las marchas que hacemos son muy mal vistas”, manifestaron a El País.