Empresarias consiguen 10 veces menos inversores que los hombres, según estudio

Género LR

larepublica_pe

05 Dic 2020 | 16:47 h
Las CEO mujeres tienen más dificultades para recaudar fondos que los CEO varones. Foto: Shutterstock
Las CEO mujeres tienen más dificultades para recaudar fondos que los CEO varones. Foto: Shutterstock

Los resultados de la investigación indican que los CEO recaudaron USD 21,8 millones en promedio, más de 10 veces los USD 2,1 millones que recaudaron las emprendedoras.

Un reciente estudio publicado en la revista Advanced Science confirmó que las brechas de género persisten en las inversiones de capital de riesgo, ya que las directoras ejecutivas consiguen 10 veces menos inversores que los hombres.

La investigación, liderada por la Escuela de Negocios de Londres y la de Economía de Estocolmo, junto con las universidades de Queensland, Columbia y George Washington, hallaron que las CEO mujeres son penalizadas, principalmente, cuando intentan sobresalir en rubros considerados “para hombres”. Todo lo contrario ocurre cuando se dedican a sectores percibidos como femeninos.

“Cuando se dirigen a industrias dominadas por hombres que representan una ‘inadecuación’ para las mujeres, los emprendimientos dirigidos por varones recaudan USD 21,8 millones en promedio, más de 10 veces los USD 2,1 millones que recaudan en promedio los emprendimientos dirigidos por mujeres.”, se lee en el informe.

Los investigadores aseguraron que, según sus registros en la industria financiera, los inversores no confían en las capacidades de las mujeres cuando ellas, por ejemplo, quieren crear un servicio de transporte o compañía fintech. Por otro lado, los hombres sí pueden tener más posibilidades de emprender en cualquiera de estos rubros e, incluso, en los que son percibidos como femeninos.

Dana Kanze, la autora principal del estudio, citó un informe previo de Elise Tak, de la Universidad de Stanford, quien halló que “un producto tipificado como masculino, la cerveza artesanal, recibía una evaluación menos favorable cuando se indicaba que había sido producido por una mujer y no por un hombre”. En tanto, productos vistos como femeninos, como es el caso de los cupcakes, “recibían evaluaciones similares” más allá del género de quien lo hubiera creado.

El estudio se basó en el análisis de 392 emprendimientos que procuraban capital para su financiación y 130 inversores que buscaban dónde invertir. “Los emprendimientos de mujeres para industrias dominadas por hombre recibieron una financiación significativamente menor con valuaciones significativamente más bajas que los emprendimientos de mujeres para industrias dominadas por mujeres”, detallaron Kanze y sus colegas.