España: más de 20.000 trabajadoras del hogar perdieron su empleo durante cuarentena

Género LR

larepublica_pe

24 Nov 2020 | 11:35 h
Durante la pandemia la situación para las trabajadoras ha sido más dura, sobre todo en el caso de quienes viven dentro de las casas. Foto: EFE
Durante la pandemia la situación para las trabajadoras ha sido más dura, sobre todo en el caso de quienes viven dentro de las casas. Foto: EFE

Las mujeres que realizan las tareas de cuidado no tienen acceso a protección por desempleo y los subsidios otorgados por el Gobierno español llegaron con meses de retraso.

Más de 20.000 trabajadoras del hogar en España quedaron sin empleo durante el confinamiento por la pandemia del coronavirus. Esta situación evidenció las carencias que vive este sector, lo que obligó al Gobierno a elaborar un subsidio especial que tampoco consiguió contener completamente el peso de la economía sumergida en las tareas de limpieza y cuidados.

De acuerdo a Efeminista, se han concedido 23.473 subsidios especiales para trabajadoras del hogar en un intento de cubrir a las despedidas por el impacto de la cuarentena obligatoria, que en muchos casos las dejó sin poder ir a sus puestos de labores. Sin esta asistencia, ellas no habrían tenido derecho a ninguna prestación de desempleo.

Durante esos meses, el sistema especial de trabajadoras del hogar perdió 20.233 afiliadas: de las 394.171 que se contaban en febrero se pasó a 373.938 en agosto.

Trabajadoras del hogar sin Seguridad Social

Dichas cifras no reflejan toda la realidad de este sector, en el que se emplean más de 600.000 personas según la Encuesta de Población Activa (EPA), por lo que tampoco se conoce realmente cuántas mujeres quedaron sin ingresos de un día para otro.

En el último trimestre de 2019, 580.500 personas decían trabajar en el hogar —estuvieran o no inscritas en Seguridad Social— esta cifra se ha reducido hasta las 529.100 en el tercer trimestre del 2020, unos 50.000 menos.

La protección por desempleo ha sido desde el inicio la principal dificultad que evitaba la equiparación de estas trabajadoras con los del régimen general. Desde que se creó en 2012, el sistema especial de empleadas del hogar todavía tiene características propias que, en teoría, deben unificarse a partir de 2021.

“Para nosotros es una prioridad”, declaró Ana Corral, responsable de migraciones del sindicato Unión General de Trabajadores (UGT), quien muestra su indignación porque aún no se inician los trámites para suscribir el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre labor doméstico.

“Lo que vemos es que lo que no estaba bien armado se convierte en un problema”, resalta Corral. Expone que durante la pandemia la situación para las trabajadoras ha sido más dura, sobre todo en el caso de quienes viven dentro de las casas, pues si fallecía la persona a la que cuidaban, se quedaban sin manutención ni alojamiento, ya que no podían siquiera volver a sus países de origen con el cierre de fronteras.

Además, Corral también denuncia que el subsidio extraordinario proporcionado por el Gobierno ha experimentado meses de retraso en sus pagos.