“Soy Gabriel y tengo dos padres”: testimonio del hijo de una pareja gay

Género LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

14 Nov 2020 | 20:32 h
David y Jesús son los padres de Gabriel, a quien le han dado mucho amor desde que lo adoptaron a los dos años. Foto: Instagram
David y Jesús son los padres de Gabriel, a quien le han dado mucho amor desde que lo adoptaron a los dos años. Foto: Instagram

“Me han educado para saber comportarme y respetar a la gente”, declara el joven de 18 años que fue adoptado por una pareja española y a quienes le agradece haberle dado puro amor.

Actualmente, aún existen muchos mitos y prejuicios sobre la adopción por parte de parejas LGTBI+. Por ejemplo, uno de ellos es que existen más posibilidades de que los hijos se “homosexualizarán”, a pesar que la Asociación Americana de Psicología en su estudio Lesbian & Gay Parenting (2005) determinó que el 90% de los hijos de familias homoparentales son heterosexuales.

Uno de estos casos es de Gabriel, un joven de 18 años, cuya historia se ha hecho viral en redes sociales. Lejos de sentirse incómodo por las veces en que le preguntan dónde está su mamá, él se siente orgulloso de sus padres Jesús Santos y David Jericó.

Lazy loaded component

Soy Gabriel y tengo dos padres. Se llaman David y Jesús. Y, bueno, ¿cómo llegaron a mi vida? Sería más cómo llegué yo a su vida, porque después de un proceso de adopción hacia Rusia consiguieron adoptarme y traerme a España con dos años”, narra en un video de Freeda España.

El muchacho cuenta que ser parte de una familia homoparental ha favorecido que en su hogar prime la tolerancia. “Me han educado para saber comportarme y respetar a la gente, me han enseñado también a no tener cadenas. Siempre hemos tenido esa confianza para hablar de lo que sea y para preguntarles lo que sea, aunque tenga un poco de vergüenza a veces”, explicó.

David y Jesús son los padres de Gabriel, a quien le han dado mucho amor desde que lo adoptaron a los dos años. Foto: Instagram

Durante un año, el joven originario de Rusia estudió en Irlanda y vivió con una familia ‘tradicional’. Por eso, cuando le preguntan qué se siente no tener una mamá, dice que “lo único es que se ven con calzoncillos y no bragas”.

Él no encuentra diferencias en la estructura de las familias, por lo que enfatiza que “por el hecho de ser gay no vas a educar ni mejor ni peor a tu hijo, depende de cómo seas tú, no de tu sexualidad”.

Finalmente, deja un mensaje a las parejas homosexuales que reciben comentarios negativos cuando dan a conocer que quieren adoptar, pues según indica, “no sabes lo divertido que es llegar a decirle a alguien que tengo dos padres”.

Video Recomendado

Lazy loaded component