Avances y retos de Colombia en su camino por cerrar brechas de género

Género LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

14 Nov 2020 | 17:08 h
Con respecto al acceso a la salud sexual y reproductiva, el estudio 'Mujeres y hombres: brechas de género en Colombia' advirtió que falta un camino largo para garantizar que la población femenina no se vea afectada. Foto: OIT
Con respecto al acceso a la salud sexual y reproductiva, el estudio 'Mujeres y hombres: brechas de género en Colombia' advirtió que falta un camino largo para garantizar que la población femenina no se vea afectada. Foto: OIT

La participación de las mujeres colombianas aumentó de 46,4 % a 53,1 % en los últimos 11 años, pero aún son ellas quienes dedican más horas al trabajo doméstico no remunerado.

Colombia avanza para cerrar las brechas de género; sin embargo, todavía enfrenta desigualdades y precariedades que imposibilitan la mayor participación de las mujeres en el ámbito laboral y educativo.

Así lo dio a conocer una publicación presentada por ONU Mujeres en alianza con la Consejería Presidencial para la Mujer y el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), que buscan mostrar estadísticas con enfoque de género sobre los avances y atrasos para lograr la igualdad de género.

Principales hallazgos

El informe ‘Mujeres y hombres: brechas de género en Colombia’ reveló que la participación laboral de las féminas incrementó en 6,7 puntos de 2008 a 2019 al pasar del 46,4 % al 53,1 %. Asimismo, dicha desigualdad en el sector laboral se redujo en casi cuatro puntos porcentuales (3,9) en este mismo periodo al ir de 24,7% a 20,8%.

Con respecto a la toma de decisiones, la participación de las mujeres ha progresado. En cargos de la administración pública, la población femenina ocupó el 44,7% de los cargos directivos y el 42,7% de los cargos de máximo nivel decisorio.

El gabinete ministerial de Colombia se mostró paritario; además, el porcentaje de ciudadanas es superior al 40% en los cargos de libre nombramiento.

Rezagos

De los 37.000 millones de horas que se dedicaron anualmente al trabajo de cuidados sin recibir pago alguno, 29.000 millones fue por parte de las mujeres y 8.000 millones de horas, los hombres. Prueba de ello fue que, según informes de instituciones estatales, 8 de cada 10 horas de trabajo doméstico se asignaron a las féminas colombianas.

“Tres cuartas partes de las mujeres que no son madres trabajan de manera remunerada. Con dos hijas o hijos, la tasa cae cuatro puntos porcentuales y con tres hijas o hijos se reduce cerca de cinco puntos porcentuales adicionales”, añadió el informe sobre la relación que existe entre la maternidad y el trabajo remunerado.

Si bien ha aumentado la inserción laboral de la población femenina en Colombia, sus ingresos mensuales aún son 27% menos que la de los varones, pese a que ambos realizan las mismas actividades.

Además, de acuerdo a los registros del Ministerio de Educación, las brechas salariales entre las mujeres con estudios universitarios y de posgrado son de 18,8% y 23,3% menores respecto a los hombres.

Finalmente, sobre los derechos sexuales y reproductivos en Colombia, la investigación aseguró que el país tiene un largo camino por recorrer porque, por ejemplo, la mortalidad materna se mantiene como uno de los mayores problemas que atraviesan.

Video Recomendado

Lazy loaded component