Ecuatorianas son las más afectadas por el desempleo y la violencia machista

Género LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

13 Nov 2020 | 14:48 h
Las mujeres que ganaban el sueldo mínimo (menos de 400 dólares) representaba el 30,72%, pero ahora con los efectos del coronavirus, estas pasarán a ser el 40,09%. Foto: EFE
Las mujeres que ganaban el sueldo mínimo (menos de 400 dólares) representaba el 30,72%, pero ahora con los efectos del coronavirus, estas pasarán a ser el 40,09%. Foto: EFE

La pandemia ha agudizado las brechas de género. Si bien no son las más afectadas en términos sanitarios, sí lo son en el ámbito económico y social.

Diversas investigaciones de organizaciones civiles e instituciones del Gobierno de Ecuador dan cuenta de que la pandemia por la COVID-19 ha deteriorado la vida de las mujeres en los últimos ocho meses. La pobreza se incrementó y, con ello, la población femenina encabeza los índices de desempleo y violencia de género.

En lo social y económico ya se ha empezado a ver estas secuelas: la tasa promedio de desempleo en este momento es del 6,6%, “el de las mujeres bordea el 8,7 %, es decir, sensiblemente más alto que el promedio nacional”, aseguró el ministro de Trabajo, Andrés Isch, a EFE.

“La brecha entre hombres y mujeres se ha agrandado en este período. Ha habido un deterioro muy alto”, sentenció.

Mayor brecha de género en el ámbito laboral

En Ecuador, las mujeres antes de la crisis sanitaria ya tenían varias trabas para acceder al trabajo formal. Además, el ministro Isch comentó que las mujeres siguen trabajando en promedio cinco horas menos a la semana que los hombres, “lo que implica una menor remuneración”. Por eso, ellas se ven muy impactadas en su nivel de ingresos y pobreza.

De acuerdo al informe “Impulso Ciudadano”, la población femenina que ganaba el sueldo mínimo (menos de 400 dólares) representaba el 30,72%, pero ahora con los efectos del coronavirus, estas pasarán a ser el 40,09%.

Se disparan los casos de violencia de género

La cuarentena obligatoria fue un factor agravante que generó la ola de casos de violencia de género en todas sus modalidades: sexual, física y psicológica.

“Antes del decreto (de emergencia) se recibía un promedio de 6.552 denuncias por semana. Actualmente se han reducido a 3.791, es decir un 42%”, confirmó la Fiscalía en setiembre.

Con respecto a la violencia sexual, ha sido uno de los tipos de violencia machista menos denunciado durante el confinamiento debido a la situación que atravesaban las víctimas al tener que convivir con su agresor bajo el mismo techo las 24 horas.

Por ello, al inicio de la emergencia sanitaria las denuncias por delitos sexuales se redujeron, pero fueron incrementándose paulatinamente, siendo la semana del 31 de agosto al 6 de setiembre la de mayor incidencia en cuanto a abuso sexual y violación.

Por otra parte, según la ONG Aldea, en lo que va del 2020 se han registrado 81 feminicidios en Ecuador, incluidas 11 menores.

Video Recomendado

Lazy loaded component