A la Unión Europea le faltan más de 60 años para alcanzar la igualdad de género

Género LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

31 Oct 2020 | 17:04 h
Suecia es el Estado que encabeza la lista de los que están más cerca de alcanzar la igualdad de género. Foto: La República
Suecia es el Estado que encabeza la lista de los que están más cerca de alcanzar la igualdad de género. Foto: La República

De acuerdo al último Índice de Igualdad de Género, los países europeos que se acercan más a la meta son Suecia, Dinamarca y Francia.

Desde 2010, la igualdad entre hombres y mujeres en la Unión Europea ha aumentado solo 4 puntos y 0,5 en este año, según los datos recogidos por el último Índice de Igualdad de Género. Con una puntuación de 67,9 sobre 100, se concluyó que hace falta más de 60 años para erradicar completamente las brechas de género en el continente europeo.

Según el informe elaborado por el Instituto Europeo para la Igualdad de Género (EIGE), hay 10 países cuyas puntuaciones están por encima de los 67,9 y 18 por debajo. Suecia es el Estado que encabeza la lista de los que están más cerca de alcanzar la igualdad de género, con 83,8 puntos. A este le siguen Dinamarca y Francia.

Por otra parte, Italia, Luxemburgo y Malta son los países que más sorprendieron, ya que en los últimos 10 años han incrementado 10 puntos.

“Hemos visto pequeñas y constantes ganancias año tras año, pero esta vez tenemos un motivo de preocupación. La pandemia de coronavirus supone una grave amenaza para el progreso de la igualdad de género, que no podemos permitirnos”, puntualizó Carlien Scheele, directora de la EIGE.

Scheele indicó que, tras la pandemia, los Gobiernos con mayor razón tendrán que usar los resultados del informe presentado para mejorar sus políticas públicas que promuevan la igualdad de género.

Cabe mencionar que el índice toma en cuenta diversos indicadores como la violencia, desigualdades interseccionales, dinero, tiempo, poder, conocimiento y salud.

La pandemia y las desigualdades

Aunque los datos han sido recogidos con anterioridad, el EIGE indica que las consecuencias de la COVID-19 suponen “una seria amenaza para los frágiles logros alcanzados en la última década”.

Los sectores más afectados serían el mercado laboral y las tareas de cuidado, según el índice. En el primer ámbito, se presume que la segregación ocupacional se agravará, donde los empleos más ocupados por las mujeres seguirán siendo precarizados y mal remunerados.

En cuanto al trabajo doméstico no remunerado, el informe señala que con respecto al “cuidado de hijos, nietos, personas mayores o personas con alguna discapacidad”, las mujeres “dedican una hora o más al día en comparación con los hombres”, siendo esto aún mayor durante pandemia.

Video Recomendado

Lazy loaded component