Día de la Visibilidad Intersexual: “Al mirar mi cuerpo pensaba que era un accidente de la naturaleza”

Género LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

26 Oct 2020 | 20:09 h
Uno de los mitos comunes es que la intersexualidad debe ser "corregida" porque se trata de un trastorno. Foto: Kali Sánchez / composición La República.
Uno de los mitos comunes es que la intersexualidad debe ser "corregida" porque se trata de un trastorno. Foto: Kali Sánchez / composición La República.

Se calcula que el 1% de la población es intersexual, según la OMS. En esta fecha conoce las verdades detrás de los mitos sobre esta identidad.

Laura Inter nació en la década de 1980 en la Ciudad de México. Al nacer el médico les dijo a sus padres que era una bebé sana; sin embargo, minutos después les informaron que en realidad no estaban seguros si era una niña o un niño, ya que sus genitales eran “ambiguos”.

“Los médicos dijeron a mis padres que me tendrían que realizar un estudio de sangre —cariotipo— para determinar mis cromosomas y así poder asignarme un sexo. Cuando llegó el resultado informaron que mis cromosomas eran XX y, por lo tanto, se me asignó el sexo de niña y sin más explicaciones nos enviaron a casa”, cuenta Laura, cuyo testimonio aparece en la plataforma Brújula Intersexual.

Desde entonces, su madre no estaba conforme con la apariencia de sus genitales, por lo que fue en reiteradas ocasiones a los médicos. “Nací con un clítoris más grande de lo considerado ‘normal’ para una mujer y con un conducto urogenital; es decir, mi uretra y vagina desembocan en un mismo sitio”, explica.

Fue así que, debido a la falta de información y a los comentarios negativos que recibía de los doctores sobre su cuerpo, a Laura le hicieron creer que su cuerpo era “raro” y que nunca conocería otro igual.

“Al mirar mi cuerpo yo pensaba que era un tipo de “accidente de la naturaleza”, alguien que se suponía no debería existir, como si me hubieran puesto en medio de un mundo que no estaba construido para personas como yo”, confiesa.

Lazy loaded component

Este no es un caso aislado. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 1% de la población mundial es intersexual. Por ello, en el Día Mundial de la Intersexualidad, que se conmemora cada 26 de octubre, desmontamos los mitos más comunes sobre el tema.

Mitos sobre la intersexualidad

1. Toda persona nace hombre o mujer

“La sociedad considera solo dos cuerpos posibles: uno femenino y otro masculino”, recalca Laura. Sin embargo, las personas intersexuales son prueba de que no todas las características biológicas y genéticas se ajustan a las típicas nociones binarias sobre los cuerpos masculinos o femeninos.

¿Qué es ser intersexual? La palabra intersex (o intersexual) es un término que se utiliza para describir una amplia gama de variaciones naturales que afectan a los genitales, las gónadas, las hormonas, los cromosomas o los órganos reproductivos.

2. La intersexualidad es un trastorno que necesita ser “corregido”

En el mundo, muchos niños y niñas son sometidas a intervenciones quirúrgicas para corregir lo “anormal”. Por ello, en Albania se aprobó un protocolo que prohíbe que los padres y los profesionales de la salud sometan a cirugías innecesarias a menores intersexuales.

Diversos organismos internacionales han manifestado la violación de derechos que esta práctica constituye. Por eso, instan a los Estados a poner fin a este tipo de cirugías que afectan a los miembros de la población LGTBI+.

Bandera que representa la intersexualidad. Foto: difusión.

3. Las personas intersexuales son transgénero

FALSO. “Una persona intersex puede ser heterosexual, gay, lesbiana, bisexual o asexual, y puede identificarse como mujer, hombre, ambas cosas o ninguna”, aclara la Amnistía Internacional.

En ese sentido, las características biológicas o físicas no tienen nada que ver con la identidad de género de una persona transgénero, la cual es distinta a su sexo asignado al nacer.

Video Recomendado

Lazy loaded component