Medusa, la figura mitológica que reivindica a las sobrevivientes de violencia sexual

Género LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

18 Oct 2020 | 18:20 h
“Espero que represente lo que es sobrevivir a un asalto sexual”, dijo la artista y fotógrafa Bek Andersen, fundadora del proyecto Art in the Parks, Foto: AFP

La obra Medusa con la cabeza de Perseo se convirtió en símbolo del movimiento #MeToo y fue colocada frente a los tribunales que sentenciaron al productor de cine, Harvey Weinstein, por abusos sexuales.

La mitología griega cuenta que Medusa era una de las tres Gorgonas que cuidaba el templo de la diosa Atenea. El poeta romano Ovidio relata que, tras la violación sexual que sufrió por parte del dios Poseidón, se volcó toda la culpa hacia ella y fue maldecida por Atenea, quien la convirtió en un monstruo que lleva serpientes como melena y con la capacidad de convertir en piedra a cualquiera que la mirara a la cara.

En su exilio, el mito cuenta que fue decapitada por el semidios Perseo. Sin embargo, la mirada a una de las figuras femeninas más conocidas de la mitología griega ha cambiado con el tiempo. Un ejemplo es la obra Medusa con la cabeza de Perseo, estatua del artista argentino Luciano Garbati, la cual se ubica frente de la Corte Suprema de Manhattan, donde Harvey Weinstein, el exproductor de cine, fue sentenciado a 23 años de prisión por violación sexual y otros delitos.

La figura de Medusa con la cabeza de Perseo rompe con representaciones artísticas previas que colocaban al semidios como héroe y a la víctima de violación como monstruo. Foto: AFP

La pieza artística de más de dos metros de alto y realizada en el 2008, resurgió a partir del movimiento feminista #MeToo. En la Medusa de Garbati, es la gorgona la que decapita a Perseo, sosteniendo su cabeza en la mano derecha, mientras que en la otra empuña la espada.

“Espero que represente lo que es sobrevivir a un asalto sexual”, dijo la artista y fotógrafa Bek Andersen, fundadora del proyecto Art in the Parks, durante la presentación de la obra. “Sobrevivir a una agresión no es nada de lo que avergonzarse. Medusa puede ayudar a que la gente tenga una visión de que no hay vergüenza en hablar, defenderse y exigir justicia”, expresó.

Por otro lado, Luciano Garbati declaró al portal de noticias Infobae que “esa asociación con el #MeToo no la propuse yo”, sino que se fue dando con el transcurso del tiempo. “Me enorgullece”, sostuvo.

La figura de Medusa a lo largo de la historia

El poeta romano Ovidio es el primero en explorar sobre la historia de Medusa en su libro Metamorfosis, allá por el siglo VIII a.c. Pese a que el autor narra la historia completa, a lo largo de los siglos se conoció solo el episodio en el que pone al centro al semidios Perseo, a quien se le coloca como héroe por decapitarla, hecho que termina de reducir la figura de la gorgona como un monstruo derrotado.

Esta narración continúa hasta la época del Renacimiento. Un ejemplo es la estatua de Cellini, artista italiano que elaboró una estatua en la que se representa a Perseo que sostiene triunfante la cabeza de la figura mitológica. La estatua busca reflejar a través del mito el poder de la familia Medici sobre los habitantes de Florencia. En la misma línea, Caravaggio da Merisi, uno de los grandes exponentes de la pintura barroca, retrata en una pieza el instante decisivo en el que la cabeza de la mujer es cortada de su cuerpo.

A la izquierda, la escultura de Cellini. A la derecha, la pintura de Caravaggio. Ambas obras retratan a Medusa, vehículo que utilizan para representar el podería de la familia de Medici en Florencia. Foto: composición La República

Mientras tanto, durante y después de la Revolución Francesa, Medusa se convirtió en la fuerza del cambio: los rebeldes jacobinos usaron su figura como un emblema de la “Libertad Francesa”, según el libro “Medusa’s Head: The Rise and Survival of Joseph Fouché, Inventor of the Modern Police State” de Rand Mirante, citado por el portal de noticias Playground.

Ya para finales del siglo XX, la teórica feminista Hélène Cixous sostiene en su manifiesto The Laugh of the Medusa de 1975 que el hombre construyó la imagen de la gorgona como monstruosa debido al miedo al deseo por las mujeres. Señala que si las personas realmente se atrevieran a mirar directamente, verían "que no es mortífera, es hermosa y está riéndose”.

Después de siglos de silenciar la violencia sexual a la cual sobrevivió Medusa, a quien se le volcó toda la responsabilidad de este abuso y por lo cual fue castigada, los cuestionamientos por paste del movimiento feminista a la cultura de la violación empezaron a restaurar la historia de la gorgona, como indica el libro “The Language of the Goddess: Unearthing the Hidden Symbols of Western” de Marija Gimbutas.

La historia de Medusa ahora es vista como la de una mujer poderosa que fue violada, degollada y satanizada por una sociedad revictimizante. ¿Un mito antiguo o una realidad moderna?

La Medusa con la cabeza de Perseo estará exhibida hasta el 30 de abril de 2021, la cual forma parte del programa Art in the Parks, que expone esculturas temporalmente en diferentes espacios de la Gran Manzana.

Mujeres, últimas noticias:

Video Recomendado

Lazy loaded component