Paridad y alternancia política: la importancia de que se respete la reforma en las próximas elecciones

La República

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

03 Oct 2020 | 22:08 h
Verónika Mendoza y Keiko Fujimori son las dos únicas mujeres que figuran en la encuesta Ipsos Perú. Foto: Composición LR
Verónika Mendoza y Keiko Fujimori son las dos únicas mujeres que figuran en la encuesta Ipsos Perú. Foto: Composición LR

Tras haber pasado más de dos meses de ser aprobada la ley de paridad y alternancia política, todavía quedan retos para lograr una verdadera representación femenina en cargos políticos.

A menos de siete meses de las elecciones generales de 2021, la representación femenina en términos políticos sigue siendo escasa. La última encuesta de intención de voto en miras a los próximos comicios electorales, realizada por Ipsos Perú, solo posiciona a dos mujeres dentro de un universo de aproximadamente 15 hombres referentes a la presidencia peruana: Keiko Fujimori y Verónika Mendoza.

Si bien todavía los partidos políticos no han elegido a sus representantes para el Congreso, Presidencia y Parlamento Andino, ni tampoco han realizado sus elecciones primarias, será su deber cumplir con una verdadera representación paritaria. Asimismo, el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) también deberá fiscalizar este cumplimiento.

PUEDES VER: ¡Histórico! Petra De Sutter se convierte en la primera ministra trans en Europa

Garantizar la paridad y alternancia política

El pasado jueves 25 de junio de 2020, el Congreso de la República aprobó la paridad y alternancia de género en las listas de candidatos a las elecciones peruanas. Con esta decisión quedó habilitada la igualdad de representación entre hombre y mujeres para los comicios electorales de 2021.

Sin embargo, Diana Párraga, vocera de la campaña ‘Somos la Mitad, Queremos Paridad sin Acoso’, explicó a La República que el JNE debe garantizar la implementación de la Ley N° 31030, ley que incluye la igualdad de representatividad entre hombres y mujeres para las elecciones.

Tal como comentó Párraga, desde la campaña se ha solicitado al JNE precisar mecanismos necesarios para lograr una verdadera representación igualitaria, ya que, por ejemplo, en el último reglamento de inscripción publicado por la entidad gubernamental, Resolución 03-30-2020-JNE, no se precisan algunos puntos a favor de la igualdad representativa de género.

“Creemos que es necesario una precisión en la parte final del inciso 3 del artículo 116 (...). Lo que estamos pidiendo es que el JNE precise mediante alguna resolución porque, si no, no te asegura (paridad y alternancia). Lo deja en el limbo. Es tan amplio que no te asegura el cumplimiento, entonces el Estado peruano estaría incumpliendo un derecho ya ganado de las mujeres que participen en esta contienda 2020-2021”, recalcó.

Con la implementación de la ley de paridad y alternancia se espera que los partidos políticos incorporen mayor presencia femenina en las listas electorales. No obstante, será necesario, como lo fue con la ley de cuotas de 1997, supervisar su cumplimiento. En tal sentido, es importante el seguimiento de las organizaciones civiles y la fiscalización del JNE.

Tal como había indicado Cristian Jaramillo, coautor del libro Las cuotas electorales (2019), para lograr una verdadera representación igualitaria entre hombres y mujeres es necesario pensar en todo el sistema electoral.

“Tienes que pensar si el voto preferencial ayuda o no, debes pensar en el tema de financiamiento a las mujeres en los partidos políticos, en la violencia, en el acoso político y más. Es todo un sistema de reglas que no se debe quedar solo en la paridad y la alternancia”, comentó en una entrevista pasada a La República.

Representación de la mujer en cargos políticos

El actual Congreso solo cuenta con 34 mujeres congresistas; es decir, un 26% del total de escaños. Una cifra que no ha variado mucho lo largo de los años. El máximo histórico de representación en el Parlamento peruano fue en el 2006 con un 29.1% del total de congresistas electos.

De igual manera, la subrepresentación femenina también se evidencia para los cargos regionales y municipales. Según informe de la Defensoría del Pueblo, en las elecciones regionales y municipales de 2018, no hubo ninguna gobernadora regional. Los 25 puestos fueron ocupados por varones, aunque la juramentación de Romi Infantas en Cusco cambió ese panorama.

Asimismo, para el mismo periodo, solo 7 (4%) de las 196 alcaldías provinciales fueron ocupadas por mujeres. Además, del total de vicegobernadores regionales, solo 5 (20%) de 25 fueron féminas.

Para garantizar una verdadera representación femenina es necesario cumplir con la paridad vertical, la paridad horizontal y alternancia dentro de los partidos políticos y listas electorales. Las próximas elecciones 2021 deberán responder y dar cuenta ante la subrepresentación histórica política que se ha vivido en nuestro país. Todavía queda un largo camino para los próximos comicios electorales de abril.

Género, últimas noticias:

Video Recomendado

Lazy loaded component