Argentina: niña de 10 años es forzada a ser madre y una iglesia evangélica le organiza un baby shower

La República

Antes de ser sometida a una cesárea, la niña de 10 años tuvo un baby shower organizado por  su familia y una iglesia evangélica. Foto: composición Telefé.
Antes de ser sometida a una cesárea, la niña de 10 años tuvo un baby shower organizado por su familia y una iglesia evangélica. Foto: composición Telefé.

La menor fue abusada sexualmente por la expareja de su mamá y quedó embarazada. Pese a ello, su familia la obligó a continuar con su gestación y a someterse a una cesárea.

En Argentina, días antes de practicarle una cesárea a una niña de 10 años, que fue víctima de una violación sexual por parte de su padrastro, su familia junto a una iglesia evangélica le hicieron un baby shower.

Las fotos fueron publicadas por el tío de la menor en Facebook. Con sus trenzas recogidas, una blusa roja estampada y regalos a su alrededor, se la observa con un cartel que dice “Bebé a bordo”. El hecho ha indignado a miles en la ciudad de Corrientes, la cual ha sido declarada ‘pro-vida’ desde 2011 y se niega también a practicar el aborto en estos casos, pese a ser legal a nivel nacional.

PUEDES VER Niñas, no madres: lanzan campaña contra la violencia sexual a menores indígenas y campesinas [VIDEO]

La pastora principal de la Iglesia Ministerio Apostólico y Profético de Monte Caseros aseguró al diario Página 12 que "la celebración” se llevó a cabo respetando el protocolo por coronavirus y que solo asistieron al evento los familiares más cercanos.

Pese a que el embarazo de la niña es producto de un abuso sexual, la pastora enfatizó en que “el bebé que viene es una vida” y que ya luego la infante podrá ser atendida psicológicamente. Estas declaraciones no son nuevas en este sector pues la Iglesia Católica es una de las grandes opositoras del aborto, incluso en casos de violación sexual.

El abusador se encuentra en la cárcel

La abuela fue quien se dio cuenta que cada vez la barriga de la niña iba creciendo, por lo que no dudó que se trataba de un embarazo. La familia de la menor la interrogó y ella terminó revelando que su padrastro, Horacio Insaurralde de 31 años, la había ultrajado.

El embarazo de la niña de 10 años fue detectado cuando cursaba las 24 semanas de gestación. La madre no dudó en denunciar a su entonces pareja, quien ahora se encuentra preso.

Violencia sexual, últimas noticias: