Una iniciativa busca que México no cobre impuestos a productos menstruales

La República

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

05 Sep 2020 | 16:34 h
Las más afectadas por los altos precios de productos menstruales son mujeres en condiciones de vulnerabilidad. Foto: difusión.
Las más afectadas por los altos precios de productos menstruales son mujeres en condiciones de vulnerabilidad. Foto: difusión.

Las mujeres en edad reproductiva gastan entre 20 y 56 dólares anualmente. Por ello, diversos organismos exhortan al Estado para que los productos menstruales sean considerados de primera necesidad.

Diversas organizaciones de México lanzaron la iniciativa #MenstruaciónDignaMéxico para posicionar la gestión menstrual como un tema de agenda política y reducir las desigualdades estructurales que impiden que niñas, adolescentes y mujeres vivan una menstruación digna.

Para ello, es necesario que el Estado mexicano considere que las toallas higiénicas, tampones u otros productos para la menstruación son de “primera necesidad”, aseguró Anahí Rodríguez, vocera de la campaña. En ese sentido, se busca que se garantice el acceso a la salud para las personas menstruantes mediante la aplicación de la tasa cero a los productos.

PUEDES VER Presentan proyecto de ley para el acceso gratuito de productos menstruales en el Perú

En México hay más de 64 millones de mujeres en edad reproductiva, por lo que en condiciones normales, gastarían entre 425 y 1.220 pesos (19,58 y 56,20 dólares) anuales en estos productos, según la Procuraduría Federal del Consumidor.

Debido a que es un gasto básico, donde la mujer no tiene opción de elegir comprar estos productos o no, las más afectada por el también llamado “impuesto rosa” son las que se encuentran en condición de pobreza y pobreza extrema.

Rodríguez explicó a EFE que aquellas personas que no pueden incurrir en estos gastos desarrollan prácticas insalubres que aumentan drásticamente el riesgo de infecciones.

Lazy loaded component

No todas tienen acceso a agua potable

Tras una investigación entre 2018 y 2019, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) calcularon que por lo menos el 10% de la población mexicana no tenía agua potable y el 9,8% no tenía acceso al saneamiento.

Esto significa que entre 12.5 y 15 millones de habitantes del país, entre ellas personas menstruantes, no tienen acceso a la infraestructura y los recursos necesarios para llevar a cabo un periodo menstrual en condiciones saludables.

Por otro lado, la vocera de la campaña #MenstruaciónDignaMéxico sostuvo que para que haya cambios en la ley es necesaria una transformación en la opinión pública acerca de la menstruación, pues aún es considerado un tema tabú.

Video Recomendado

Lazy loaded component