Revictimización: ¿Qué es y cómo afecta a las víctimas de violencia de género?

Gloria Purizaca

ahorasoymedusa

10 Jun 2020 | 19:19 h
“El principal mecanismo de revictimización es culpar a la víctima de la violencia que ha sufrido”, indicó ‘Nani’ Pease, psicóloga especialista en género. (Foto: Composición La República/NatGeo)
“El principal mecanismo de revictimización es culpar a la víctima de la violencia que ha sufrido”, indicó ‘Nani’ Pease, psicóloga especialista en género. (Foto: Composición La República/NatGeo)

La doble violencia que sufren las víctimas por parte de la sociedad genera un fuerte impacto psicológico en las denunciantes, alimenta el círculo de violencia y desalienta que las mujeres denuncien estos hechos.

El pasado lunes, la actriz Mayra Couto denunció por acoso sexual a Andrés Wiese, quien fue su compañero en la serie peruana Al Fondo Hay Sitio. Esto ocurrió tras un informe emitido por el programa Magaly TV La Firme, en el que expuso que una menor de 17 años recibió imágenes y videos sexuales del actor y él solicitaba el mismo contenido.

Sin embargo, usuarios de las redes sociales descalificaron las denuncias de acoso sexual bajo argumentos machistas, alegando que las denunciantes “están buscando atención” y “hablan cuando les conviene”. A ello se le llama revictimización.

Lazy loaded component
PUEDES VER Mayra Couto: ¿por qué es importante apoyar su denuncia contra Andrés Wiese?

¿Qué es la revictimización?

La revictimización se da cuando una víctima de violencia de género cuenta el abuso por el cual ha pasado y personas o entidades externas, como la sociedad, los medios de comunicación y el Estado, la responsabilizan, la culpan, la insultan, e incluso se burlan por lo sucedido.

"Inicialmente el término nace para explicitar que hay una serie de instancias y agentes que, en lugar de acompañar a que la víctima encuentre la acogida y solución que necesita, vuelven a ejercer violencia sobre ella”, resalta Maria Angelica ‘Nani’ Pease, antropóloga, psicóloga y activista feminista.

Sin embargo, en los últimos tiempos se empieza a ampliar el uso de este concepto, asegura la especialista para La República. “Ahora se han diversificado las formas de denuncia, principalmente en redes sociales. Una víctima testimonia y luego recibe la sanción pública que vuelve a victimizarla”, asevera Pease.

Tanto Mayra Couto como la menor que recibió contenido sexual por parte de Andrés Wiese han sido revictimizadas. “Se culpa a la adolescente por tener un perfil de Facebook con fotos de determinado tipo para excusar que la víctima ha tenido algún grado de responsabilidad", comenta la psicóloga, lo cual le excusa al agresor ante el hecho.

Mientras tanto, en el caso de la actriz, se la culpabiliza por no denunciar cuando sucedieron los hechos. “Una denuncia cuando puede. El proceso de asumirse víctima ya de por sí es complejo, pedir que se denuncie en el acto es atroz”, recalcó Pease.

Acoso hacia Mayra Couto. (Foto: Captura/Instagram)

PUEDES VER El consentimiento de un menor no libra al agresor o acosador de los cargos legales

Consecuencias de la revictimización

La especialista señala que la revictimización se basa en estereotipos de género que terminan por culpar a la víctima por la violencia de la cual ha sufrido. “Es la primera consecuencia del proceso de naturalizar la violencia”, la cual quita a las víctimas el derecho a reportar estas situaciones.

Otras de las principales consecuencias de culpabilizar a la agraviada son el estrés postraumático, la ansiedad, la sensación de desamparo, el miedo y la angustia, que le causan vergüenza por lo que le ocurrió, por el hecho de denunciar y por el tiempo que le tomó procesar y comunicar el acto.

Asimismo, se perpetúa el miedo en las mujeres a hablar sobre la violencia que han sufrido y se corre el riesgo de que, si sufren un abuso en el futuro, este no se denuncie. Incluso, la revictimización puede llevar a las víctimas a retractarse en su testimonio, ya que la presión de esa audiencia les hace creer que no tienen derecho a contar su historia.

A ello se le suma la sensación de exageración con la que quedará la víctima, lo cual hace que se siga dilatando el ciclo de violencia.

¿Cómo evitar la revictimización?

Para cortar el círculo de violencia es importante que se evite la revictimización. “No poner en duda el testimonio de la víctima es muy importante para detener la violencia de género”, indica Pease.

Como los operadores judiciales, en redes sociales aparecerán una serie de demandas y de personas invisibles que no van a creer en el testimonio de la denunciante, pero que pedirán todos los detalles, los cuales una víctima no quiere recordar. “Para no revictimizar, se debe evitar que la situación no sea revivida una y otra vez”, declara.

La psicóloga recalca que es importante contar con trabajadores de la salud mental que estén especializados en temas de género para evitar estos hechos. Igualmente, es importante no culpar a la víctima de la violencia, respetar sus datos personales e identidad.

“Lo único que hay que hacer cuando una víctima relata su testimonio es acogerla, cuidar a esa persona y guiarla para que encuentre canales de ayuda legal y pueda estar bien”, finaliza.