Lazy loaded image

¿Cómo se relaciona la degradación ambiental con la violencia de género?

Un estudio reveló que la destrucción de la naturaleza influye en la desigualdad y violencia contra las mujeres.

La República
07 Mar 2020 | 16:36 h

La International Union for Conservation of Nature (IUCN), autoridad mundial con respecto al estado de la naturaleza y recursos naturales, publicó un estudio que explica cómo el cambio climático y la violencia de género se retroalimentan y relacionan entre sí.

Entre la información obtenida, destaca cómo la competencia por recursos cada vez más escasos, es una de las acciones que fomenta la desigualdad y falta de oportunidades laborales. La investigación es el resultado de 10 años de estudios.

PUEDES VER ONU: 90% de personas tiene algún tipo de prejuicio contra las mujeres

La investigación liderada por la UICN, que conforman Estados soberanos, agencias gubernamentales y organizaciones civiles, se realizó como respuesta a la urgencia por enfrentar los efectos del cambio climático y combatir la violencia de género a nivel global.

''La degradación ambiental ahora afecta nuestras vidas de formas que se vuelven imposibles de ignorar, desde alimentos hasta trabajos y seguridad. Este estudio nos muestra que el daño que la humanidad está infligiendo a la naturaleza también puede alimentar la violencia contra las mujeres en todo el mundo'', señaló Grethel Aguilar, director general interino de la UICN.

Mujeres de países pobres son las más afectadas por la violencia de género y los efectos del cambio climático. Créditos: IUCN.

El estudio lleva como título Violencia de género y vínculos ambientales: la violencia de la desigualdad, el cual recopiló datos de más de 100 fuentes y analizó diversos casos.

En ese sentido, detalló que la violencia contra las mujeres refuerza la desigualdad existente sobre todo en la distribución de recursos y roles. ''Por ejemplo, el conflicto por el acceso a los recursos escasos puede dar lugar a prácticas como el ‘sexo por pescado’, donde los pescadores se niegan a vender pescado a las mujeres si no tienen relaciones sexuales, lo que se observó que ocurre en partes del este y África del Sur'', asevera la IUCN.

La extracción ilegal de minerales tiene un estrecho vínculo con el tráfico sexual de personas, según revela el estudio. Créditos: IUCN.

La trata de personas es un tema presente en la investigación, al revelar su estrecho vínculo con delitos ambientales como la caza de animales y la extracción ilegal de recursos en tanto niños son usados para la pesca ilegal en el sudeste asiático y las mujeres son traficadas sexualmente dentro de la industria de la minería ilícita.

Asimismo, resalta que la violencia de género se utiliza para hostigar a defensores de derechos humanos y del medio ambiente, especialmente a las mujeres. Según el estudio, ''con el objetivo de suprimir su poder, socavar su credibilidad y estatus dentro de la comunidad''.

Video Recomendado

Lazy loaded component