Por primera vez en su historia, la UNAM incorpora la violencia de género en su estatuto como una falta grave

Hasta hace dos semanas en la Universidad Nacional Autónoma de México, una de las dos mejores de Latinoamérica, fumar marihuana o tomar alcohol en el campus eran consideradas infracciones más graves que abusar de una mujer.

El anuncio de la UNAM llega al cumplirse tres meses del inicio de las protestas. Créditos: SDPnoticias.
El anuncio de la UNAM llega al cumplirse tres meses del inicio de las protestas. Créditos: SDPnoticias.

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), una de las mejores universidades del mundo y la segunda más importante de Latinoamérica, marcó un hito en su historia al incorporar la violencia de género como una falta grave dentro de su estatuto.

Esta medida llega después de tres meses de manifestaciones y paros encabezados por colectivos feministas de la institución, quienes exigieron acciones contundentes contra las 685 denuncias de abusos hacia mujeres registradas desde hace seis años.

PUEDES VER Todos los detalles sobre el proyecto de legalización del aborto que prepara Alberto Fernández

México es uno de los países con mayor registro de violencia contra la mujer en la región. Esto se replica dentro de la UNAM, universidad pública considerada una de las dos mejores de Latinoamérica.

En los últimos seis años, se han reportado 685 denuncias de violencia de género dentro del campus. Hartas de la inacción e indolencia de las autoridades de su casa de estudios, decenas de estudiantes tomaron los pabellones y realizaron paros pidiendo un cambio en el estatuto general de la universidad, que hasta hace menos de dos semanas, consideraba que fumar marihuana o tomar alcohol era una falta más grave que abusar de una mujer.

Según estadísticas oficiales, en México se registran 10 feminicidios por día. Créditos: Página 66.

A causa de esta situación, el Consejo Universitario de la UNAM tomó una decisión inédita en su historia: incorporar la violencia de género como una infracción de gravedad y sujeta a castigo. Esta medida marca una reforma en el estatuto vigente, que no había sido modificado en 75 años. Cabe mencionar que no se han detallado qué sanciones afrontarían quienes cometan este tipo de infracción.

Otro cambio considerado dentro de la reforma es la modificación de un artículo del estatuto que busca garantizar la paridad de género (mismo número de mujeres y hombres) dentro del Tribunal Universitario.

Las estudiantes de la UNAM exigen medidas más concretas contra la violencia de género. Créditos: El Imparcial de Oaxaca.

Sin embargo, las estudiantes no están completamente satisfechas con la medida y exigen mayores acciones. Los antecedentes parecen respaldarlas. En 2016, por ejemplo, solo se procesaron la mitad de las denuncias recibidas por violencia de género tras activarse el protocolo para estos casos. Dos años después, en 2018, se reportaron seis feminicidios dentro de la universidad.

“Hasta que no tomen acciones reales esto va a seguir así”, señala Regina, una estudiante de la UNAM para el diario El País. Este caso, junto al del feminicidio de Ingrid Escamilla, generaron que los colectivos feministas exijan al presidente Andrés Manuel López Obrador activar la alerta de género en México.