¿Cuál es la mejor cafetera para cada tipo de café?

Una buena cafetera no puede faltar en tu hogar. Conoce las variedades, la forma de usarlas y el tipo de café que cada una ofrece.

La primera cafetera se inventó en Francia en el año 1802. Foto: Composición LR/ Cultura Cafeína
La primera cafetera se inventó en Francia en el año 1802. Foto: Composición LR/ Cultura Cafeína
La República

No hay nada mejor que empezar tu día con una deliciosa taza de café, pero para disfrutar de ese sabor y aroma intenso en la comodidad de tu hogar, es necesario que adquieras la herramienta perfecta: una cafetera. Por eso, en esta nota te contamos todo lo que debes saber sobre este instrumento y cuál de todas es mejor para cada tipo de café.

Seis tips para preparar un buen café

Conseguir ese sabor intenso que tanto nos gusta por las mañanas es todo un arte, pero nada imposible. A continuación, te damos algunas recomendaciones que para preparar un buen café:

  • Conoce bien todas las características de tu cafetera. Solo así podrás utilizarlo correctamente y darle un buen mantenimiento.
  • Usa la proporción de café correcta. Es recomendable utilizar 10 gramos de café molido por cada 180 mililitros de agua.
  • Evita utilizar agua de caño. Lo ideal es usar agua filtrada o purificada.
  • Limpia correctamente el filtro de la cafetera. Así evitamos cualquier tipo de alteración en el sabor.
  • Guarda el café en un lugar adecuado. Para mantener en buenas condiciones el café en grano o molido debes guardarlo en un lugar fresco y seco.
  • Bebe el café con la temperatura ideal. Lo ideal es tomarlo unos seis o siete minutos luego de su preparación, cuando se encuentre en una temperatura de 40 o 45 grados.

¿Cuál es la mejor cafetera para cada tipo de café?

Actualmente, existen muchos modelos de cafeteras, desde profesionales, automáticas, manuales y hasta antiguas. Pero, en definitiva, cada una de ellas es ideal para cierto tipo de café, por lo que, si eres fanático o aficionado a esta bebida, revisa AQUÍ la lista completa de las mejores cafeteras para cada tipo de café.

Italiana o moka

Las cafeteras italianas, también conocidas como cafeteras moka o macchinetta, son uno de los modelos más populares y prácticos de usar, ya que su manejo es realmente sencillo. Este instrumento elabora el café por medio de vapor de agua y con ellas se puede obtener alrededor de 15 tazas de café a la vez.

Esta cafetera es ideal para preparar café muy cargado y con mucho cuerpo. Lo más cercano al espresso que, además, puede servir para preparaciones como el cappuccino.

Cafetera italiana o moka. Foto: cultura cafeína

Prensa francesa

Es uno de los métodos de extracción de café más conocidos y fáciles. Consta de una jarra de vidrio refractario donde se hace la infusión de café y una prensa que contiene un filtro que separa el líquido de los restos de café. Con él, se consigue un café de cuerpo medio, apariencia turbia textura ligeramente terrosa y sabor intenso.

Prensa Francesa. Foto: Cultura Cafeina

Chemex

Es un método de goteo con el que se logra un café de menor cuerpo, mayor dulzor y exento de residuos y acidez. Es muy recomendable porque en él se intensifican todos los aromas y sabores del grano tostado. Su forma es similar a un matraz de cristal pyrex. En su amplia boca superior se coloca un filtro grueso y sobre él se apila el café molido. Luego, se vierte agua caliente en la parte superior, filtrándose por gravedad.

Cafetera Chemex. Foto: Café ciano

Cafetera sifón

La cafetera de sifón está compuesta de dos recipientes de vidrio refractario: uno inferior para el agua, que cuenta con un soporte que permite colocar un mechero debajo para calentar el agua (a veces lo incluye), y otro superior, que se coloca sobre el inferior a manera de tapa. Ambos recipientes están conectados por un tubo que permite que el vapor y los líquidos pasen de uno a otro. Con esta maquina se obtiene un café limpio con cierta oleosidad, que resalta las características del origen y el tostado del café.

Cafetera de Sifón. Foto: Cultura cafeina

Aeropress

Esta es una cafetera que está compuesta por un émbolo y un tubo, con el que se obtiene un café intenso, fuerte y con mucho cuerpo. Además, es capaz de lograr distintas concentraciones y sabores.

Aeropress. Foto: Cultura Cafeina

Cafeteras caseras automáticas de filtrado (por goteo)

Es una de las maquinas más populares dentro de los hogares, ya que es económica y fácil de usar. Con esta herramienta se obtiene un café de buena calidad que depende del tipo de filtro que estés usando y del nivel de mantenimiento que le estés dando a tu maquina. Debido a su funcionamiento, un café Arábica suave y aromático es el más recomendado para este tipo de cafeteras. El molido puede ser medio o fino.

Cafeteras caseras automáticas de filtrado. Foto: Cocinayvino.com

Máquina de café espresso

Son una de las maquinas más populares entre los amantes del café, ya que con él se obtiene una bebida de sabor intenso con gran cuerpo y si tienes una buena cafetera, podrás disfrutar de una corona de crema. Además, si variamos la finura del molido del café o la presión, podemos alterar el sabor del café expreso. Estas maquinas suelen tener un canal de vapor utilizado para conseguir espuma con la leche y preparar cafés cappuccinos o latte.

Cafeteras Espresso. Foto: Cultura cafeina

Cafeteras por cápsulas

Las cafeteras de cápsulas tienen en su interior una bomba de presión con la que se consigue un café con mucho cuerpo rápidamente. Esta cafetera en lugar de usar granos de café, utiliza unas cápsulas selladas que tienen el café en su interior y se perforan al colocarse en la máquina. Hay distintos tipos de cápsulas en función del fabricante (Nespresso, Dolce Gusto, Senseo…).

  • Cafeteras de cápsulas Nespresso: se obtiene un café de sabor fuerte. Además, tienen la opción de conseguir espuma con la leche y preparar cafés cappuccino o latte.
  • Cafeteras de cápsulas Dolce Gusto: se consigue un café de sabor intenso con cuerpo y con una corona de crema. Hay tantas cápsulas como sabores de café, por lo que podemos probar una gran variedad de cafés.