LO ÚLTIMO - Congreso: aprueban citar al primer ministro Aníbal Torres
LR DATA - Solo hay un resonador magnético operativo por cada 10.000 pacientes con cáncer
Freestyle

Gonzalo Genek sobre Licor, amor y jazz: “Saqué ese disco porque nació mi primer hijo”

El rapero y compositor peruano conversó con La República acerca de su trabajo y los nuevos temas que vienen bajo su sello discográfico No Deal.

Gonzalo Genek tuvo una entrevista en exclusiva con La República. Foto: Gonzalo Genek
Gonzalo Genek tuvo una entrevista en exclusiva con La República. Foto: Gonzalo Genek
Shleyter De la Cruz

Gonzalo Alonso Urresti Araujo es un rapero peruano conocido por su trayectoria haciendo hip hop en el país. El primer acercamiento que tuvo con el género fue el graffiti, mediante el cual pudo obtener su nombre artístico: Gonzalo Genek. Años después, se dedicó a la creación de pistas y fue entonces que se acercó al rap para formar una trayectoria musical destacada.

Gonzalo, cuéntanos un poco acerca de ti.

Me inicié hace exactamente 11 años como productor. Bueno, beatmaker, en realidad, porque la producción la aprendí con el tiempo por la falta de conocimiento y con gente que me ayudó a hacer mi música. Yo empecé de cero. Hace más de diez años, como a los 23 o 24 años. Desde ahí, comencé a darle un poquito más de sentido a mi carrera musical.

Al tema de la música empecé a dedicarle mucho más en serio y dejé la producción para otros artistas. Yo empecé como un beatmaker, haciendo beats para artistas, para gente de Chile o de Perú u otros lados. Cuando vi que las pistas que hacía estaban resultando y eran buenas, una persona me dijo “por qué no rapeas tú también. Si las pistas están bien, por qué no le metes tú”. Yo tengo un poco de noción de canto, como la entonación. Entonces, empecé a probar con unos equipos baratos que tenía en esa época y comencé a perfeccionar mi estilo como rapero. Aún así era difícil mantenerlo hasta que encontré la clave perfecta que era la música, el estilo del jazz, del neo-soul que me gusta siempre combinarlo.

Con respecto a la música como rapero, ¿qué tema o álbum consideras fue el inicio de tu despegue?

Licor, amor y jazz en 2015. Fue el 7 de septiembre a las 8.00 p. m.

¿Qué te motivó a escribir Licor, amor y jazz?

En verdad yo saqué ese disco porque nació mi primer hijo. Cuando yo me enteré que iba a ser papá dije “si no estoy estudiando, ya dejé todo y me están llamando para shows, vamos a hacer la música en serio”, y tenía el proyecto de Licor, amor y jazz con seis o siete canciones avanzadas. Me puse a trabajarlo y cuando me comprometí con la mamá de mi hijo, dije que lo terminaría y lo terminé en 2015, y ese disco lo empecé en 2012 más o menos.

Lazy loaded component

3 años de producción…

Pero, era una persona que no trabajaba. Ahora sí, hago 10 o 15 canciones al mes. Sino que ahí era difícil porque no tenía el estilo completo todavía y me costaba escribir, hacer una pista, entonces obviamente me demoré ese tiempo.

Entiendo que hoy grabas, produces, mezclas y masterizas tus temas tú solo, ¿qué te llevó hasta este punto?

Que no tenía apoyo de absolutamente nadie, no tenía plata, entonces empecé de cero. Mi mamá, que hoy cumple años y está en el cielo, me dijo “con esto navega” y navegué. Vi qué podía hacer y aprendí en el camino. Sorprendentemente, llegaba gente a mi vida y me enseñaban las cosas que probablemente yo estaba tratando de aprender. Justo era muy exacto, yo quería hacer una cosa y conocía a una persona que sabía de eso y me enseñaba un poco hasta manejar el programa a la perfección. Ahora, ya no mezclo ni masterizo porque tengo un equipo, pero hace 2 años “Flow amazing”, el LP que saqué en 2019, había mezclado canciones mías porque me faltaban esos recursos, pero aprendí con el tiempo, mucha gente me enseñaba, (y también) un par de tutoriales en YouTube, pero todo era autodidacta.

Además de tu hijo, ¿hay alguna otra inspiración familiar que te motiva a componer tus temas?

Mis padres. Mi papá siempre me enseñó la música y también a leer. Ambos fueron personas que siempre han querido que yo esté en eso. Aunque nunca me lo dijeron exactamente, claramente mi papá quería que sea abogado o no sé, hasta que se dieron cuenta cuando canté en un evento en la Costa Verde en 2017.

Fue tu primer concierto grande…

En ese momento sí, había 4 mil personas y estaban Los Mirlos, Novalima grupos que yo los escucho, los veo y digo “qué voy a compartir escenario con ellos”. Mi familia —mi hermano, papá y mamá— fueron como diciendo “ah debe ser un ‘showcito’”. ¿Un ‘showcito’? Era un montón de gente. En ese momento dijeron “sí lo está haciendo de verdad y vamos a apoyarlo”. Es más, varias cosas de canciones, extractos de canciones que uso son por recomendación de mi papá. Por ejemplo, hay un extracto de una canción que se llama “Aerostato”, la primera parte del billete, mi papá me hizo ver esa serie, me dijo “mira esto que te va a gustar”.

Te familiarizas con esos clips de las series. ¿Se podría decir que te describen?

Sí, claro, un montón. Totalmente, no solo a mí, sino describen la situación en la que yo me encontré en ese momento porque todos los clips que yo pongo son situaciones que yo he vivido, he pasado. Que, coincidentemente, es mi caso.

Hablaste acerca de que tu papá te recomendaba y hasta hoy te sugiere algunas obras importantes. ¿Es por eso que titulaste a dos de tus temas “Factotum” y “El Túnel”?

Exacto, mi papá me recomendó “El Túnel”, me pareció un buen libro cuando lo leí y “Factotum” fue algo que yo vi en otro artista, que tenía un AKA que es Chinaski y era el protagonista del libro. Entonces, cuando yo encontré la similitud, empecé a averiguar un poco y llegué hasta la conclusión que se llamaba Matías Chinaski el rapero. Luego, vi la película y mi papá me regaló el libro, y descubrí muchas cosas que no vi en la película, lo vi mucho más en el libro.

¿Qué te motiva a darle ventana a artistas nuevos que probablemente no tuvieron esta oportunidad en sus inicios? Hablo de M. Timére, Once, Heavy Coste, Valeria, entre otros.

A mí me gusta que la gente sea talentosa y, sobretodo, que sea buena onda con las personas. A Heavy lo conozco hace 10 años y a Timére también. A Valeria y Once hace un año más o menos, pero son muy talentosos. Tú los escuchas cantar, escribir o la visión que tienen con la música y te sorprenden. Toda la vida me he juntado con raperos y rapeaban increíble. Aunque, cuando dejas del lado el rap y te metes a la música en sí, con diferentes sonidos como el R&B, soul, jazz, el funk o salsa, conoces gente que la rompe en esos ritmos y dices “yo también quiero hacer algo con ellos”.

Veo el talento de la gente y digo “¿por qué no darle ventana?”. A mí me gusta la música, pero yo no hago música porque quiero ser mainstream, yo hago música porque me gusta y ellos igual. Ahora todo es diferente, simplemente quieres ser mainstream, lo eres y ya está, se acabó. Ya tienes plata, fama y todo. Yo hago música porque me gusta y siempre lo he dicho con toda mi gente, si encuentro una persona igual que yo, para adelante hay que hacer música y no solamente una sino 50.000. Tenemos en el estudio un montón de canciones que aún no salen y mías también.

Lazy loaded component

¿Qué es No Deal para ti?

Es como mi tercer hijo, yo siempre quise eso. Siempre quise tener un sello, un respaldo. Siempre dije que si hay un Gonzalo Genek, que haya cinco más y que todos la rompan. Yo confío en ellos porque son muy talentosos. Por eso mismo, digo que vamos a hacer la música que sea, pero hay que hacerla bien. Ahora los muchachos se dan cuenta porque ya no es igual que antes. Anteriormente tú podías sacar una canción en un mes y normal, ahora las plataformas te piden sacar cinco, seis, siete, te piden y te piden. Eso se llama catálogo y quiero enseñarles a los muchachos que lo están aprendiendo muy bien.

Si tuvieras que quedarte con un tema de tantos que has hecho considerándolo el que más te identifica, ¿con cuál te quedarías?

Con “Aerostato”, es un tema que lo tengo en el top. Si no me lo tatúo es porque no me alcanza en el brazo. Pero, te juro que “Aerostato”, para mí, es un tema en el momento preciso. Fue meses antes de pandemia, es uno que me representa demasiado, no solamente lo que yo digo, sino hasta los mismos audios son lo que yo digo.

Lazy loaded component

El de “Factótum” es un audio como si mi papá me estuviera diciendo eso a mí, y literalmente me ha lo dicho. Mira lo loco que digan por qué no buscas trabajo o estás viviendo, cosas que mi papá me lo ha dicho. No digo que sea malo, pero él siempre quiere que sus hijos no estén en esos lugares y esas cosas. Para mí, esa canción es muy importante porque habla mucho de eso. Para mí, “Aerostato” y “Sigo vivo” que también habla mucho de lo que quiero. Inclusive en esa canción dije que quiero ganar con mi sello y ni siquiera tenía en mente sacar un sello en ese momento y salió después. Las cosas se alinearon bien.

Cuéntame, ¿cómo se dio el tema con Gera Mx?

El tema con Gera fue conexión, yo estoy en una plataforma y él también. Simplemente mandé la canción y una persona de ahí me dijo este tema está bueno y me he alucinado a que, de repente, Gera pueda meterla alguna letra o algo así. Me dijo que “puede ser un remix o lo bajamos”. Entonces yo dije “qué flojera hacer un remix, yo nunca he hecho un remix de una canción mía”.

¿A qué se debe este motivo que no haces remix de temas tuyos?

Porque es una canción que ya está. Si quieres sacar una canción con otra persona, pues hagamos otra no le metamos a eso. Cuando pasó lo de Gera Mx, que me dijo para hacer un remix de esa canción, yo le dije mejor hagamos otra mejor y yo suelto esta. Hasta que un día hablando con Millones (M. Timére) le dije “lo borro mejor, ¿no?”. Luego les dije, “¿saben qué? Mejor bajen el tema”.

Gera me escribió y me dijo: “Carnal me gusta mucho tu rola ya lo estoy escribiendo. Te lo mando en una semana”. Mira la eficacia de esa persona que en una semana me mandó su parte y su video editado. Solamente era poner la parte donde empezaba Gera y luego terminar el video. Cuando nosotros teníamos el video completo porque lo grabamos antes, Gera me mandó su parte, lo colorizamos y listo, lo subimos. En una semana, así fue como se dio el feat con Gera.

Gonzalo Genek dará un concierto en Trujillo el 27 de noviembre. Foto: Gonzalo Genek

¿Qué crees que le falta al rap peruano para continuar con su crecimiento?

Profesionalismo. No me estoy refiriendo a que lo que hagamos no es profesional, sino la manera. De repente, temas como el del registro de una canción, de mandar un buen audio, de subir un buen flyer, de darlo a tiempo, de trabajar con una productora, de tener una empresa que te maneja, tener un control de todo esto, no hay eso. La gente dice un tema, “ah, ya, lo suelto”.

Si tuvieras que decidir en tu top 3 de raperos peruanos, ¿cuáles serían?

Tengo uno en la cabeza: Pedro Mo, siempre lo he dicho. Para mí, Pedro es una persona que tiene muchos años, ha trabajado mucho, lo considero. En verdad, Timére, tiene buenas letras, se desarrolla demasiado rápido con el lapicero y lo que me sorprende de él, como rapero, —ojo no estamos hablando de gente que tiene buenos números o de gente que tiene una carrera de años—, me sorprende mucho cómo escribe y como tal lo respeto. El tercero, el ‘Negro’ Django. Tiene un lapicero increíble y un flow que ya se lo he dicho. Porque hemos conversado muchas veces y le he dicho tienes una facilidad para escribir de la manera cómo lo haces. Me sorprende.

Te doy estos minutos haciendo referencia a algo que quieras hablar de lo que nunca te han preguntado.

Solo me han preguntado una vez y en Instagram y lo hice como respuestas: ¿qué canciones que has escrito no son lo que realmente aparentan? Sin ir muy lejos “Mala mía”. Tiene una historia bien chistosa que te la puedo contar fuera de cámaras. En la letra, claramente, estoy hablando de una persona, pero realmente me estoy hablando a mí. Yo me estoy juzgando. Hay una parte donde digo de pedir perdón. Algunas veces, me he sobrecargado y no he podido ir a una persona a decirle discúlpame.

En ese momento, sentí que tenía que escribir sobre eso y todo lo iba soltando. Te puedo decir que hay otras canciones que he hablado de mi mamá o de otra cosa que no significa. “Aerostato”, por ejemplo. La gente piensa que el segundo verso es para alguien y realmente estoy hablándole a la música. Todo lo que estoy hablando, el latido de tus samples y toda esa referencia son hablándole a la música envuelta en una mujer. Esa chica que aparece en el video es la musa. La música, en realidad, en un ambiente más relajado, donde me gusta tomar mis tragos y ese tipo de cosas. Entonces yo lo veo de ese lado más bohemio. Hay muchas más canciones que son muy en clave. Creo que más que todo “Mala mía” y “Aerostato”.