10 errores comunes que cometes y que probablemente perjudican tus pestañas

La República
2019 M02 4 | 12:37 h

Te contamos los diez errores más comunes que sin saber podrían estar perjudicando tus pestañas permanentemente. 

Todas queremos lucir unas pestañas largas, gruesas y preciosas que complementen el ‘look’ de una mirada feroz e impactante. Por eso, muchas veces recurrimos a muchos trucos de belleza y hábitos que, si bien pueden darnos un resultado temporal, en realidad causan un daño gravísimo en nuestras pestañas. Desde el uso de maquillaje hasta los rizadores sucios, aquí te mostramos los diez errores más comunes que podrían perjudicar tus pestañas.

s

1. Dormir con maquillaje: 

Dormir con el maquillaje puesto es uno de los peores daños que le puedes hacer tanto a tu piel como a tus pestañas. Así como la base, el corrector y los polvos envejecen tu cutis, tapa tus poros y no la deja respirar, dormir con la máscara de pestañas las reseca, debilitándolas e incluso haciendo que se puedan romper debido a su estado rígido.

PUEDES LEER: ¿Te pondrás un vestido rojo? Combínalo con estos looks de maquillaje

2. Rizar tus pestañas después de aplicar máscara:

Es un error que muchas han cometido pero que podría acabar con sus pestañas para siempre. Es importante siempre rozar las pestañas y luego aplicar la máscara ya que, de lo contrario, estas podrían atascarse en el rizador, romperse o desprenderse debido a la fuerza de la herramienta.

s

3. Usa extensiones de pestañas:

Si bien las extensiones de pestañas son muy prácticas y nos dan una mirada de impacto sin necesidad del rizador o del rímel, usar extensiones muy pesadas o muy largas podría ser perjudicial. “Puedes causar daño permanente a tu folículo o hacer que la pestaña se caiga prematuramente”, explicó la cosmetóloga Talin Haghnazarian. En su lugar, (siempre anda a un salón confiable) opta por extensiones moderados y no abuses de su uso.

4. Usar maquillaje expirado:

El rímel viejo puede albergar bacterias, que a su vez pueden provocar la pérdida de pestañas, daños e infecciones en abundancia.

NO DEJES DE LEER: Organiza tus cremas y productos de maquillaje al estilo de Marie Kondo

5. Arrancar las pestañas postizas:

Es el final de la noche no puedes esperar a quitarte las pestañas postizas, remover tu maquillaje e ir de frente a tu cama. Pero, al arrancar tus ‘falsies’, también corres el riesgo de que varias de tus pestañas naturales se desprendan.  La forma más suave de deshacerte de tus pestañas postizas es empapar un poco de algodón con un limpiador a base de aceite para aflojar el adhesivo en la línea de las pestañas.

o

6. Teñir tus pestañas:

Estos tratamientos modernos son excelentes para realzar sus pestañas naturales, pero ten cuidado de no hacer un mal uso o de exagerar. La exposición frecuente a los químicos que contienen estos tintes pueden hacer que pierdas todas tus pestañas de forma permanente o, en el peor de los casos, desencadenar la ceguera.  Verifica que el salón sea uno certificado y reserva el tratamiento solo para ocasiones especiales.

7. Sobar tus ojos:

Todos lo hemos hecho por lo menos una vez, pero como dicen nuestros padres “los ojos se deben tocar con los codos”. Sobar tus ojos no solo coloca más bacterias en esta sensible área (lo que puede contagiarte enfermedades) pero también debilita los folículos, haciendo que tus pestañas se caigan.

s

8. Usar máscara de pestañas a diario:

Sabemos que usar máscara de pestañas es el toque final que te da una mirada impactante, pero quizás quieras reducir su uso, en especial la que es aprueba de agua. Cuando se usa a diario, las máscaras ‘waterproof’ pueden imponer un estrés innecesario a sus pestañas naturales y causar una rotura adicional al tratar de restregarlas. "Con el tiempo, la extracción vigorosa puede tirar y tirar de la línea de las pestañas, lo que hace que se debiliten y se rompan. En su lugar, opte por una máscara para tubos que contenga polímeros flexibles que solo requieran agua tibia", reveló la Dr. Stromberg, experta en belleza.

s

9. Compartir tu máscara de pestañas:

Si bien puede parecer inofensivo en ese momento, el intercambio de cosméticos, incluso con tu mejor amiga, puede llevar a algunas consecuencias fatales. Las herramientas de maquillaje se deslizan constantemente sobre la piel grasa, los labios agrietados y las pestañas germinadas, por lo que claramente no la cosa más higiénica. La máscara de pestañas en particular es un caldo de cultivo óptimo para las bacterias; Su fórmula húmeda y sus recipientes oscuros permiten que los gérmenes se procreen rápidamente. ¡Toma tus precauciones!

TAMBIÉN LEE: ¿Quieres tener un cabello largo y hermoso? Expertos revelan sus secretos

10. El calor:

El calor no es el amigo de tu cuerpo (al menos cuando se trata de la belleza). Puede secar tu piel, resecar tu cabello y sí, también dañar tus pestañas. Sabemos que el truco del rizador precalentado es una maravilla, pero quizás quieras moderar (o reducir) su uso ya que las altas temperaturas pueden llegar a debilitar la base de las pestañas.

s

Ya lo sabes, ten estas observaciones en cuenta para prevenir cualquier inconveniente y preservar la salud y apariencia de tus pestañas. No olvides nutrirlas con vitaminas y serums para que crezcan naturalmente, estén fuertes ¡y largas!