Cerebro de “Spotlight”: Investigar es romper el pacto del silencio

La verdadera historia. Si no fuera por la iniciativa del experimentado periodista Martin Baron, probablemente los reporteros del diario The Boston Globe no habrían investigado el caso de los sacerdotes violadores sexuales

1 Mar 2016 | 3:55 h

Los reporteros del equipo de investigación Spotlight del periódico “The Boston Globe” habían pasado por alto las columnas de Eileen McNamara, que reclamaba la falta de celeridad de la justicia para condenar a los sacerdotes acusados de violaciones sexuales de niños de su feligresía. McNamara incluso denunciaba el pacto de silencio cómplice de las autoridades de una ciudad de mayoría católica. Hasta que llegó como nuevo director  del diario Martin Baron, con una extraordinaria habilidad para encontrar una gran historia donde nadie veía nada. 
 
 
Baron sabía de lo que hablaba. Había trabajado en “Los Angeles Times”, “The New York Times” y en “The Miami Herald”, donde dirigió la cobertura del caso del niño cubano Elián González, lo que le valió su primer premio Pulitzer. Así que ni bien se sentó en su despacho como nuevo director del “Boston Globe”, le llamó la atención que la prensa de Boston, especialmente el periódico en el que trabajaba, informara poco o nada sobre el escándalo de los abusos sexuales perpetrados por los curas, en particular del caso de John Geoghan.
 
Pero lo que más estimuló a Baron fue que la columnista McNamara cuestionara que las autoridades de la Iglesia católica de Boston consiguieron que los jueces restringieran el acceso a las audiencias y se prohibiera  la identificación de acusados y víctimas o se entregara cualquier documento relacionado con los juicios. La cúpula de la Iglesia quería que las atrocidades consumadas por los párrocos se mantuvieran en secreto, lo que representaba mayor dolor para las víctimas.

Bajo amenaza

Todo reportero de investigación sabe que cuando tropieza con el secretismo, existe una potencial historia que reclama destaparse. Con ese criterio Martin Baron y el jefe del equipo “Spotlight”, Walter Robinson, diseñaron una estrategia que consistía en dos objetivos: identificar y entrevistar a las víctimas y documentar los hechos; e iniciar una acción legal para tener acceso a los expedientes judiciales.
 
Luego de medio año de intenso trabajo, Baron y los reporteros dirigidos por Robinson descubrieron por qué el cardenal de Boston, Bernard Francis Law, el más importante del estado de Massachusetts, y el más influyente en la sociedad bostoniana, había movido todas sus fichas para que la prensa y los ciudadanos no tuvieran acceso a las incidencias de los procesos en los tribunales. Law y otros miembros de la cúpula eclesiástica ocultaron por años a los perpetradores sexuales seriales encubiertos como sacerdotes que preferían como víctimas a los niños de familias empobrecidas. 
 
Ese fue el caso de John Geoghan, a quien, con la anuencia de Law, en lugar de denunciarlo, lo trasladaban de una a otra parroquia cada vez que las familias lo denunciaban por sus aberraciones. Lo peor vino después.  Los abogados de Law amenazaron con demandarlos si publicaban documentos del caso.
 
En otros 19 reportajes, “Spotlight” demostró que lo que hicieron las autoridades eclesiásticas con Geoghan era un patrón de conducta con varios casos más. Probaron que existía una política de encubrimiento.
 
Recientemente, al recordar esos días, Martin Baron escribió: “La investigación de ‘Spotlight’ logró llamar la atención de las autoridades y de la prensa sobre las víctimas de los abusos sexuales. También remeció a la Iglesia de arriba a abajo, lo que se inició con la renuncia del cardenal Law. Pero este caso, además, demostró el verdadero poder del periodismo de investigación”.

Datos

el inicio. La columna de Eileen McNamara que despertó la atención de Martin Baron apareció el 29 de julio del 2001.
 
cobertura. El primero de los 20 reportajes se publicó el 6 de enero del 2002. El último salió el 14 de diciembre del 2002.
 
historia. También fue famosa la película “Todos los Hombres del Presidente” (1976), de Alan Pakula, sobre la investigación del caso Watergate. Aunque se llevó cuatro trofeos Óscar, no fue por Mejor Película. 
 

Te puede interesar