Ex integrantes de La Ley forman banda sin Beto Cuevas

Luego de que el vocalista anunciara la separación, el baterista Mauricio Clavería  y el guitarrista Pedro Frugone anunciaron su nuevo proyecto, en el tocaran las canciones de su ex banda y temas inéditos.

Luego de que el vocalista anunciara la separación, el baterista Mauricio Clavería  y el guitarrista Pedro Frugone anunciaron su nuevo proyecto, en el tocaran las canciones de su ex banda y temas inéditos.

Tras la disolución de la banda chilena La Ley, sus ex integrantes lanzaron un banda sin Beto Cuevas, el vocalista desde su fundación. El nombre del grupo es Día Cero y tiene en sus filas a dos músicos que formaron parte  de la emblemática hasta setiembre.

Puedes leer: La Ley cancela sus conciertos en Cusco y Arequipa por esta triste razón

“Somos el 80% de la historia de La Ley”, dijeron a La Tercera de Chile, los integrantes del nuevo quinteto que tocarán además las canciones de La Ley. Día Cero lo conforman el bajista Luciano Rojas y el tecladista Rodrigo 'Coti' Aboitiz, ambos fundadores de la reconocida banda latina, pero que por discrepancias internas, abandonaron la banda en la década de los novena, cuando la banda empezaba a despegar. El 'jale' nuevo para Día Cero es el joven  vocalista Ignacio Redard de 32 años,  conocido en ese país en la escena del pop electrónico. Completan el quinteto el baterista Mauricio Clavería,  y el guitarrista Pedro Frugone.

Los dos últimos estuvieron hasta este año con la banda liderada por Beto Cuevas. Incluso tocaron en Perú en mayo para el Festival Vivo por el Rock. En ese momento, Cuevas decía "que tenían gasolina para rato", sin embargo, la banda se disolvió y la ruptura cayó como sorpresa a sus seguidores como a los otros miembros de la banda.“La idea de hacer algo con Coti y Luciano nos venía dando vueltas hace rato, sobre todo cuando estábamos en la crisis que terminó con La Ley. Siempre lo conversábamos con Pedro, sentíamos que ese círculo no se había cerrado”, dijo Clavería.

Con esa premisa, Frugone fue el encargado de reunir a los otros colegas y amigos que se encontraban en Chile. “Era tan obvio, porque teníamos algo muy fuerte entre nosotros. Y hay cosas que uno no puede aguantar en la vida: si uno quiere darse un gusto y piensa que alguna vez tuvieramos tanta onda para componer, para qué íbamos a dejar que eso se diluyera entre los dedos. Aunque nos hayamos dejado de ver, somos gente que se conoce al revés y al derecho”, comentó.  

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO