EXCEPTO EN LIMA Y CALLAO - Paro de transportistas continúa en todo el Perú LO ÚLTIMO - Mariano González es el nuevo ministro del Interior

Alberto Ísola revela detalles de su papel en La Perricholi

Plataforma_glr

El actor Alberto Ísola nos adelanta algo de su esperado retorno a la televisión, encarnando al virrey Manuel Amat y Juniet en la nueva versión de La Perricholi , dirigida nuevamente por Michel Gómez .

Renato Arana Conde.

–¿Cuán difícil resultó construir su personaje del virrey Amat?

–Lamentablemente, muchos libros no hablan de la personalidad de Amat, así que me la tuve un poco que imaginar. Este Amat, más que histórico, es un Amat de Michel Gómez y Eduardo Adrianzén (libretista).

–¿Tomó como referencia al virrey de la versión de los 90?

–¡No! Yo la vi y me pareció muy divertida, pero era una versión más farsesca, llevada más hacia lo pícaro, por el contrario, la mía es mucho más profunda y compleja psicológicamente.

–¿Tal complejidad lo lleva a su romance con La Perricholi (Melania Urbina)?

–La relación entre los dos es tratada de una manera mucho más adulta. No solamente es una relación de pasión sexual, sino también tiene que ver mucho con el afecto, con el conocerse.

–¿Esa profundidad de la que habla no resultará tedioso para el público acostumbrado a una primera entrega más picante?

–¡Eh!, ésta también tiene cosas pícaras. Yo creo que a la gente le va a gustar mucho porque es una historia de amor muy particular, donde entre Amat y Micaela había 41 años de diferencia.

–¿Cómo toma el Virrey las infidelidades de su mujer?

–Con mucha filosofía. Es celoso e irascible, pero al final tiene una conversación con ella, antes de que se vaya del Perú, y le dice ‘yo muchas veces sabía lo que pasaba’. Pero la única manera de mantener viva una relación entre dos personas con tanta diferencia de edad es ceder algunas veces.

–¿No es cegarse a la verdad?

–Él sabe bien que debe haber un espacio donde ella tenía que tener su libertad y si la forzaba, como al comienzo de la novela, se iría. Tenía miedo de que se vaya.

–¿Y como evalúa el trabajo con Melania?

–Muy bueno. Yo con ella he actuado muchas veces y la he dirigido. Hay un nivel de confianza que ayuda mucho.

–Para las escenas íntimas, por ejemplo.

–También, yo creo que las escenas están muy bien manejadas y no hay algunas que estén de más. Cuando ves a Amat y Micaela en la cama no están teniendo sexo, sino conversando en la intimidad sobre la relación, sus problemas de pareja. Yo no siento para nada que haya un interés morboso para vender.

–Irá en el horario estelar de las nueve de la noche…

–Yo no pienso en eso. La gente que la va a querer ver lo hará. El rating es importante, pero yo creo que hemos hecho un buen producto. Por mi parte, me alivia que salgamos al aire con todos los capítulos terminados, así no habrá presión por el rating para nosotros.