Las facetas de Julio Camino Sánchez

Plataforma_glr
3 M08 2005 | 14:00h
Retrospectiva en la galería del Parque Reducto reúne más de 70 obras del artista trujillano. La muestra exhibe pinturas y grabados realizados desde 1935. El pintor fue discípulo de los artistas indigenistas Julia Codesido y José Sabogal.

1. Julio Camino Sánchez tiene 91 años. La retrospectiva es un merecido homenaje a su obra. 2.Torito norteño. El pintor se inspira en la imaginería popular para crear sus obras. 3. El artista recrea escenas costumbristas.

Datos

MUESTRA. Julio Camino Sánchez. Retrospectiva 1935-2005.
LUGAR. Sala Belisario Suárez del Museo de Sitio del Parque Reducto. (entre la Av. Benavides y Paseo de la República. San Antonio, Miraflores)
HORARIO. De lunes a sábado de 10:00 am a 6:00 pm. Hasta el domingo 28 de agosto. El ingreso es libre.


HOMENAJE AL MAESTRO • Retrospectiva en la galería del Parque Reducto reúne más de 70 obras del artista trujillano.
• La muestra exhibe pinturas y grabados realizados desde 1935.
• El pintor fue discípulo de los artistas indigenistas Julia Codesido y José Sabogal.

El artista Julio Camino Sánchez (Trujillo, 1914) pertenece a una generación formada académicamente por los maestros indigenistas Julia Codesido y José Sabogal. A sus 91 años de edad, ha recibido influencias de distintas corrientes artísticas pero una constante de sus obras ha sido su evocación de la cultura mochica. La Sala Belisario Suárez del Parque Reducto acoge una retrospectiva de su obra que abarca 70 años, desde 1935 hasta 2005. La muestra está conformada por más de setenta cuadros, entre óleos y grabados, que exhiben las distintas influencias y evoluciones de su obra pictórica.

Pinturas y grabados

Lo que más llama la atención en la retrospectiva de Camino Sánchez es la diversidad de estilos y técnicas de su obra: cubismo, abstracción, costumbrismo, xilografía, acuarela, óleo. Pero entre todas las técnicas, donde más se ha consolidado es en el grabado, que descubrió cuando era adolescente. “Cuando tenía doce años trabajaba con mi padre en una editora: La Industria de Trujillo. Allí aprendí a grabar porque en esa época no había fotomecánica ni esas cosas. Entonces yo tenía que hacer las ilustraciones para que se publiquen con los artículos de esa época”, recuerda. Los grabados de la muestra son pequeños, provienen de algunos periódicos del año 1936. Fue durante ese período que el artista conoció a los intelectuales norteños de la segunda década del siglo XX: Orrego, Spelucín, Haya de la Torre, aunque nunca llegó a conocer a César Vallejo: “Yo conocí a todos los intelectuales trujillanos menos a Vallejo”.

En 1936 ingresó a la Escuela Nacional de Bellas Artes donde recibió las influencias indigenistas de Julia Codesido y José Sabogal. Sin embargo con el tiempo, experimentó con otros lenguajes y estéticas.

“He experimentado con todas las técnicas y con todas las corrientes: el indigenismo de Sabogal, el de Vinatea Reynoso, el cubismo. En el grabado me inspiré en la escuela mexicana. También he incursionado en el pop art y la abstracción. No me considero entonces un pintor indigenista”, afirma Además de pintor y grabador, Camino Sánchez ha sido ilustrador de libros y muralista. En los años cincuenta pintó los murales de los colegios Bartolomé Herrera y Ricardo Bentín.

La obra de Julio Camino Sánchez es diversa, abierta a las nuevas corrientes artísticas. Este es pues un merecido homenaje a uno de los artistas más prolíficos e importantes de la plástica peruana contemporánea.

Video recomendado