Tula Rodríguez sobre Javier Carmona: “Sé con el hombre que estoy”

Antes de su regreso a la actuación, Tula habla sobre su matrimonio y aclara que no está separada. “Valentina y yo somos las mujeres de su vida”, dice en alusión a su esposo, Javier Carmona.

Entrevista.

Antes de su regreso a la actuación, Tula habla sobre su matrimonio y aclara que no está separada. “Valentina y yo somos las mujeres de su vida”, dice en alusión a su esposo, Javier Carmona.

Entrevista.

Tula Rodríguez ha intentado librarse de seguir un supuesto enfrentamiento con Gisela Valcárcel, la ex pareja de su esposo Javier Carmona. Pero mientras rechaza los rumores de una separación y promociona ‘Amor de madre’, apoyó con un video a la concursante de ‘El Gran Show’,  Maria Grazia Gamarra. ¿Coincidencias? Para  ella, es hora de pasar la página. “Eso es bueno, para mi vida y para todos”, dice. 
 
 A ver, ¿quisiste o no mandar saludos a El Gran Show?
(Ríe)  No..., vamos a tomarlo como parte de un buen gesto de la producción, que me llamó para agradecerme el saludo. Primero dije: “¿Qué saludo?” Porque lo que yo tuve fue un gesto con mi compañera (Gamarra) y acepté hacerle un mensaje lindo para su Facebook. Sé que está en ‘El Gran Show’, tampoco me voy a hacer la loca (sonríe). 
 
Sin inconvenientes. 
De verdad, ninguno. Independientemente de todo, yo quiero vivir mi vida en paz, tranquila, estar bien conmigo misma. No puedo andar en tonterías si una colega me pide un saludito para que la gente vote. Pero al devolverme (la producción)los saludos, quiere decir que todo está bien. Siento que hay un respeto de ambas partes y quien está a la cabeza es la señora (Gisela), entonces, quiero y confío en que hay una buena onda. Está bueno (suspira).
 
Estás diciendo: “Ok, ya pasó, no tengo problemas contigo”.
Ningún problema. Ahora con el tema caliente (El comunicado de Javier Carmona negando que tenga una relación paralela en Bolivia), he hecho tres días de silencio, pero ahora estoy trabajando.
 
¿Quieres  ser heroína de reality?
(Ríe) Ahorita ‘Esto es guerra’ va a  hacer un reality, me gustaría ir... el baile ha sido mi vida. Pero no iría porque son decisiones que no puedo tomarlas, sola (suena el teléfono), no creo que él (Carmona) me lo permita. Cuando vengo con una locura, mi esposo me aterriza (ríe). 
 
Tu relación siempre es tema recurrente. ¿Ya estás curtida?
Te soy honesta,  estoy curtida, pero cuando entra Valentina (su hija) a tallar, no. Ella acaba de poner de fondo de pantalla una foto de sus papás dándose un beso. Es bien receptiva. Hay cosas que me gustaría salir a decir pero tengo un termómetro que es ella. Si recuerdas, cuando me estaba casando, los ‘brujos’ estaban tirando sus cartas. Sé con el hombre que estoy  y que Valentina y yo somos las mujeres de su vida. Más, no hay.
 
Recuerdo que decías que no había matrimonio perfecto.
No, no lo hay, por supuesto que me peleo (ríe). En el matrimonio llega un momento en que discutes, pero por cosas importantes. Mi matrimonio es como cualquier otro.
 
¿Se ha desestabilizado? 
No, al contrario, nos ha unido más. Siento que (Carmona) está más pendiente, no quiere que deje de hacer mis cosas. Estas cosas hacen que nos miremos diferente y que nos respetemos más.
 
¡Pero tú te estás llevando la parte más pesada!
(Sonríe) Definitivamente. Necesitamos al compañero al lado, pero también hay un momento en que debemos dejar que nuestras parejas tomen sus decisiones y nos toca apoyarlos. Javier es siempre (remeda) “el ejecutivo”, “el gerente”, pero ahora está allá por algo propio.
 
Dices que somos las mujeres las que ponemos calificativos. ¿En tu caso?
Yo he sido y seré Tula Rodríguez. Es más, para mi DNI, me preguntaron si quería ser Rodríguez de...Y pensé: “Mi madre ha estado conmigo, ha pasado malas noches. No pues, mantengo mi nombre”. Sé que para todo el mundo sería De Carmona pero no, soy Tula Rodríguez Quintana y él es mi esposo. Soy individual, ¡soy yo!
 
¿Amor de madre, tocas esos temas?
Sí. Mi personajes es una mujer que ansía ser madre, la pareja primero lo intenta pero después entra en crisis. Hay mujeres que no son madres por distintas circunstancias, o porque no encuentran su idóneo.
 
Valentina es hija de dos personas dedicas a la televisión. ¿La quieres lejos de la tele?
(Se pone seria) Sí. No me hago fotos con ella, ni por el Día de la Madre. Nunca. Siempre he querido que ella tome sus decisiones (le pregunta): ¿qué quieres ser de grande?(“Veterinaria”, responde). Lo tiene clarísimo, no puedo invadirla saliendo en una revista.

Te puede interesar