Espectáculos

LP en Lima: crónica de lo que fue el show en vivo de la intérprete de “Lost on you”

Una noche inolvidable. LP (Laura Pergolizzi) hizo vibrar el anfiteatro del Parque de la Exposición con su voz mezzosoprano y hits como “Lost on you” y “When we’re high”.

LP visita al Perú por segunda vez y nos presenta las canciones de su nuevo álbum "Churches". Foto: María Lucero Chávez/GLR
LP visita al Perú por segunda vez y nos presenta las canciones de su nuevo álbum "Churches". Foto: María Lucero Chávez/GLR
María Lucero  Chávez

Son las 7.14 p. m. y ya se pueden ver grandes filas de fanáticos de la cantante LP (Laura Pergolizzi) en el exterior de la puerta 4 del Parque de la Exposición; como es de costumbre, revendedores, y ambulantes venden golosinas y otros productos. Poco a poco el público va ingresando y se enrumba al Anfiteatro del Parque de la Exposición, que albergará uno de los conciertos más esperados del año, el cual logró un sold out a horas de su lanzamiento el último 24 de febrero.

Si bien en nuestro país los géneros musicales que predominan son la cumbia, salsa y reguetón, quedé sorprendida al ver la cantidad de peruanos que son fanáticos del indie rock y la música alternativa. Ya ubicada en mi butaca comienzo a observar cada esquina del lugar y me percato que aún faltan llenar varios asientos, pero la noche es joven. Banderas peruanas, banderas LGBTIQ+, gorras, globos, polos y bandanas con el rostro de LP son algunos de los accesorios más llamativos que usan los fieles seguidores de la cantautora originaria de Long Island, Nueva York, que nos visita por segunda vez.

El club de fans oficial de LP estuvo en primera fila disfrutando del espectáculo. Foto: María Lucero Chávez/GLR

El escenario espera la llegada de los músicos, mientras tanto suena de fondo “Electric u” de Kid Bloom; luego, “Malamente” de Rosalía. Es un concierto para toda la familia, pues veo niños, adultos mayores, parejas, amigos; de todo un poco, incluso vi a alguien ingresar con muletas. Me pregunto cómo todas estas personas conocieron a LP y aprovecho que faltan minutos para que empiece el show para averiguarlo.

“Hace cuatro años recuerdo que escuché la canción “Lost on you” e incluso la bailé en una presentación y me enamoré. Yo practico pole dance e hice una performance con su canción”, menciona Alexandra, quien vino con su mami. También, halaga la voz de mezzosoprano de LP: “Tiene una amplitud en sus notas vocales increíble, realmente”.

Los fans de LP llegaron al anfiteatro del Parque de la exposición el pasado 31 de marzo. Foto: María Lucero Chávez/ GLR

Poder obtener las entradas le representó un desafío a muchos. “Tuvimos que conseguir en reventa, no nos quedó de otra”, refiere Diana, quien fue en compañía de sus dos hijas; la menor de siete años, se considera la fanática número uno de la artista e incluso cantó uno de sus temas en el colegio. “Recién nosotros hemos escuchado su música en la pandemia y nos hemos vuelto fans de ella”, prosigue.

Familias fueron a ver a la cantautora LP al anfiteatro del Parque de la exposición. Foto: María Lucero Chávez/GLR

¡Comenzó el show!

A las 8.15 se apagan las luces del sector de los espectadores para dar protagonismo al escenario donde ya se encuentran los músicos calentando motores a la espera del ingreso de LP. Volteo y a mi espalda veo cientos de luces que brillan, son las linternas de los celulares de espectadores que encontraron lugar en la parte más alta del anfiteatro. Fue impresionante volver a sentir tal cantidad de gente reunida tras dos años de pausa por la pandemia.

No hay palabras para describir cómo me sentí cuando las más de 2.000 personas comenzaron a gritar al ver a LP caminar hacia el micrófono. Suena “Goodbye”, e inmediatamente empieza la ceremonia de todo concierto: aplausos, coros y regalos (rosas, banderas) que las fans lanzan sobre los pies de la intérprete de “Lost on you”, el tema que la catapultó a la fama.

Lazy loaded component

Laura Pergolizzi viste un jean negro, una camisa blanca con bobos en las mangas y deja descubierto los botones de arriba para dar protagonismo al tatuaje que lleva en su pecho; encima porta un chaleco y su accesorio más característico que adorna su cabello: una bandana roja. Su carisma, humildad, y su risa —tierna y tímida— mantienen cautivada a su audiencia.

“The one that you love”, “Everybody’s falling in love”, “How low can you go” (de su último disco “Churches”) suenan a continuación, pero no es hasta que canta “When we’re high” que el público se emociona y comienza a cantar a voz en pecho. Momentos después, LP empieza a tocar la armónica para después tirarla al público a modo de obsequio. “Gracias, mis amores”, “Bravo”, fueron algunas de las palabras que dijo en español.

Lazy loaded component

Los minutos pasan y LP ha logrado eclipsar a los fans, incluyéndome, con su impecable voz y sus famosos silbidos que la caracterizan a lo largo de las casi dos horas que duró el show. Logro escabullirme para estar en la primera fila y lo primero que veo es a una seguidora que está en plena videollamada con alguien, y enfoca la pantalla al escenario, un gesto de cariño muy tierno.

El cierre del concierto y el público pide “Lost on you”

Falta menos de veinte minutos para que termine el concierto de LP, pero todavía no canta su hit musical “Lost on you”; en un comienzo pensé que la dejaría para el final como hizo en su presentación anterior en 2019; sin embargo, eso no pasó. De pronto, la compositora termina de cantar su último tema y se despide entre gritos y aplausos: “Thank you so much, Lima, ¡te amo!”, comenta y se retira.

Lazy loaded component

El público quedó desconcertado. No podían creer que LP no haya cantado la icónica canción; por ello, empiezan a gritar al unísono “¡Lost on you, Lost on you, Lost on you!”, varias veces con la esperanza de que regrese. Pasan algunos minutos y nadie sabe qué hacer o esperar; de pronto todos se emocionan y es porque ven entrar nuevamente a la cantante estadounidense, ¿habrá sido parte del show (el famoso encore)? ¿En realidad no iba a cantar “Lost on you”? Nunca lo sabremos, pero en definitiva este fue el broche de oro y el momento más mágico de la noche.

Lazy loaded component

Finalmente, a las 10.00 p. m. concluyó el concierto, y a modo de agradecimiento, parte de la producción comenzó a lanzar hacia el público varias púas de guitarra con el logo de LP; todos comenzaron a abalanzarse para intentar agarrarlo. Emotivo, colorido, potente e impecable; así terminó el concierto de una de las cantautoras que logró abrirse paso en una industria que en algún momento les cerró las puertas por no ajustarse a los estereotipos de ’cómo debe ser una artista femenina’. ¡Hasta pronto, LP!