LR DATA - Solo hay un resonador magnético operativo por cada 10.000 pacientes con cáncer
Espectáculos

Magaly Solier: “En Perú, las oportunidades para mí recién van a venir”

Protagoniza la premiada película chilena “Lina de Lima”. “Hay que estar pendiente de lo que nos hace bien”.

Protagonista. Canta y comparte créditos en la letra de las canciones de Lina de Lima. Foto: John Reyes/La República
Protagonista. Canta y comparte créditos en la letra de las canciones de Lina de Lima. Foto: John Reyes/La República
Estefany Barrientos

Magaly Solier está en el salón de un hotel miraflorino donde recibe a la prensa. Se cambia de ropa, conversa con el maquillador y acepta las sugerencias para las fotos, pero explica que no le gusta ser fotografiada. “Porque hay que posar, pero está bien, es trabajo”, nos comentaba ayer la artista que se define como “actriz y campesina”.

Trece años después de subir al escenario del Festival de Berlín para recoger el Oso de Oro, Solier ha dejado Huanta por estos días para promocionar “Lina de Lima”, el primer largometraje de ficción que dirige la chilena María Paz González. La actriz es el corazón de la cinta que coprodujo la ganadora del Óscar por El agente topo, Maite Alberdi. “La directora es capísima, entre mujeres nos entendemos más rápido. Le encanta Perú”. Dice que la elección de sus personajes ha dependido de “su fuerza, su amor, su potencia y, a la vez, sus retos, porque hay que ganar todos los festivales”. En la cinta hace uno de sus mejores trabajos, canta cumbia, vals, un huayno en quechua y comparte créditos de letra y música. “Es uno de los personajes más divertidos que he hecho. Ella escapa de sus problemas… empieza a alucinar cosas muy cómicas, ha sido un reto”.

Magaly Solier en Retablo

Lazy loaded component

Magaly Solier, quien alguna vez cuestionó el indulto a Alberto Fujimori y que evaluaba incursionar en la política, está ahora enfocada más en el cine y prefiere alejar los reflectores en torno a su vida personal. “Hay que estar pendiente de lo que nos hace bien. A lo que nos hace mal hay que decir: que sigan hablando”. De hecho, está leyendo los guiones de tres películas en las que ya aceptó actuar. La siguiente será en Perú. “Antes leía 7 u 8 guiones al mismo tiempo para poder elegir y para elegir el orden. En Perú es un protagónico, obviamente. Es una producción francesa con Perú”.

Lina no se siente de Lima ni de Santiago, y es una inmigrante que viajó para trabajar por su familia. Luego decide pensar no solo en los otros. ¿Hay algo en lo que te identificas?

Es que en la vida hay muchos retos en los cuales hay que ponernos, como quien dice, actualizarnos en qué nivel de emoción estamos. La película te invita a miles de razones de sobresalir si pensamos en nosotras y si queremos solucionar un problema que nos afecta. Es un personaje realmente diferente, pero no tiene nada que ver conmigo. Yo dije: ¡cuánto hubiera querido ser como ella! (se ríe), sacar mis citas por Tinder. Mis padres nos enseñaron a tener una cultura no tan abierta y no esa posibilidad de poder salvar muchas cosas en el camino. Pero sí, me siento orgullosa de Lina, porque hace cualquier estupidez a veces, pero las salva. Es divertida, libre. No sé en qué generación, nosotras, las de la sierra, vamos a llegar a ese nivel ¿no? (sonríe).

¿A las mujeres se nos culpa?

Ahorita si te sientes culpable, culpable te vas a sentir. Si te hacen sentir culpable, es porque lo permites, pero si tú te sientes bien con la decisión que estás tomando, ¡bienvenida a la vida! (sonríe). Ella (‘Lina’) disfruta la vida, no es una inmigrante sufrida; sufre, sí, pero de otra manera.

¿Qué es lo que te hace rechazar una película?

Cuando hay mucho bla, bla, bla. Mucho hablan y hablan y no hacen nada en el guion.

¿Te sigue quitando el sueño ganar un Óscar para Perú?

No se preocupen, muy pronto lo vamos a tener (sonríe). Hay que seguir esperando, trabajando, quizá no lo logre yo, pero lo logrará la generación venidera. Yo estoy ya de pasada quizás, pero así esté andando con un bastón en la puerta de la tumba, voy a decir: ahorita lo consigo.

Los Globos de Oro te presentaron como la actriz peruana más internacional. ¿Te sientes así ahora?

No lo había leído. Pero de que sí he viajado, de que sí he ido a festivales mundiales, lo dice mi pasaporte.

¿Te importa que te comparen con otras actrices?

Si me comparan, está bien; si veo que me favorece y si veo que me da alguna razón, bienvenidos. Si hablan bien o mal, con tal que hablen. Si hablan de mí, quiere decir que sigo viva.

¿Crees que en Perú te han dado las oportunidades que deberías?

En Perú creo que recién las oportunidades van a venir. O sea, las oportunidades más grandes, porque recién estamos empezando, es así como me considero. Pero en Europa agradezco mucho a todos los directores con los que he trabajado, han sido buenísimos y siempre lo serán y van a vivir en mi pasado y quizá un poco más en mi presente. No sabemos hasta dónde voy a llegar. En el cine peruano, la verdad, antes de decirle que no, reviso el guion, y si aceptan que algunas escenas sean cambiadas por mi forma de pensar y ver –porque he corregido cantidad de guiones–, pero a veces conviene ir a Europa porque es menos tiempo de filmación, te pagan un poco más (sonríe). Es que hay que elegir esa parte, porque cuando hay familia y mantienes a tu familia, como Lina de Lima, tienes que tomar una buena decisión.

Entonces, sí te identificas con Lina.

(Sonríe) En eso sí, yo creo.

¿Qué tienes pendiente?

Hacer bien mi trabajo, ser como siempre, responsable, volver a ver pronto a mis padres y a mis hijos y disfrutar de todos los logros que se vienen con las películas que se filmaron.

Lazy loaded component

¿Ya no te interesa la política?

Siempre me piden (candidatear), pero ya tienen que saber que yo soy artista. ¿Fujimori? Bueno, no sé cuántos años ya tenga en la cárcel, ya cada quien decide por qué (lo libera) y para qué lo hace. Y bueno, a seguir trabajando, las mujeres somos independientes y las que dependen de alguien, hay que tratar de que sean independientes.