MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
PARTIDOS 29 DE NOVIEMBRE - ¿Qué equipos se enfrentarán este martes por el Mundial Qatar 2022?
PARO DE TRANSPORTISTAS EN VIVO - Gremios niegan tregua y se reúnen con Ejecutivo este lunes 28
Espectáculos

Maritere Braschi: “La credibilidad como tal es una palabra muy devaluada”

La conductora habla del nuevo formato de ‘Reporte semanal’ y se aleja del corte político. “Vivimos tiempos muy violentos”.

Maritere Braschi habla sobre su labor como periodista y la prensa en tiempos actuales Foto: Maritere Braschi/ Instagram
Maritere Braschi habla sobre su labor como periodista y la prensa en tiempos actuales Foto: Maritere Braschi/ Instagram
Estefany Barrientos

Alejada de los programas de corte político y del “fuego cruzado” de las entrevistas y en redes sociales, Maritere Braschi ha hablado con los medios sobre el nuevo formato de ‘Reporte semanal’ que se transmite ahora también los sábados, con noticias enfocadas en la gastronomía y el turismo. “Se acogía mucho las denuncias sociales, lo que está pasando en el día a día, pero recibíamos muchas propuestas de provincias. Dijimos por qué no hacer un espacio propio para todo esto, que es la parte positiva, además que es preservar costumbres, conocernos en nuestras distintas costumbres e incluso lenguas, geografías. A mí me encanta, de verdad, porque yo lo hacía hace muchos años cuando empecé los domingos, en ese tiempo era ‘Contrapunto’. Hacíamos mucho de eso, de traer las provincias a la pantalla. Ahora es un poco retomar. Lo disfruto muchísimo”.

“Jamás he sido investigada o juzgada”

La conductora de ‘Reporte semanal’ comenta que prefiere no responder a los “ejércitos de troles”. Desde que hackearon su cuenta en Twitter, señala, no volvió a la popular red social. “En ese momento me sentí muy fastidiada y frustrada porque ya tenía seguidores, funcionaba, pero cuando me hackearon, no sabes la paz y la tranquilidad que sentí de no estar en esa red tan nociva, de troles que no conoces, que critican, opinan y ni siquiera ponen su cara. Ahora reviso Twitter por una cuenta del canal, necesito estar actualizada, no es que no lo veo, pero no participo, no tengo cuenta propia, ¡ya fue! Creo que vivimos tiempos muy violentos. Pero veo a colegas que contestan y yo digo: ‘cómo pueden contestarle a un NN, no pone qué hace en la vida, pone un seudónimo’”.

En ese sentido, responde acerca de las menciones que le hacen sobre su exesposo, quien fue sentenciado por sus vínculos con Vladimiro Montesinos. “En líneas generales, para no entrar en ese detalle, siempre que alguien quiere hacerte daño van a decirte cualquier cosa. A mí me dicen desde horrorosa, dinosaurio del periodismo, bruta, lo que quieras, hazme una lista de 20 cosas. Yo simplemente elimino comentarios que no me agradan. Yo no doy respuestas. Soy una persona absolutamente correcta, con una trayectoria de más de 30 años e intachable, jamás he sido ni investigada ni juzgada”.

Para Braschi, el país “aún sigue polarizado” por las últimas elecciones, pero sostiene que la prensa también está en escrutinio. “En un mundo donde hay tal cantidad de fake news, donde hasta se cuestiona la veracidad de la vacuna... o sea, a mí me escribe gente y me dice que nosotros somos pagados por las transnacionales por la vacuna. Hay una serie de teorías conspirativas que van calando. Entonces, todo se cuestiona, todo se pone en duda y la credibilidad como tal es una palabra muy devaluada. Creo que ahora nadie puede decir ‘tengo una supercredibilidad’ porque solo por pensar distinto, tu credibilidad está absolutamente minada o mellada por un montón de gente. Y no solamente pasa con los periodistas, sino también pasa con los políticos. Todos estamos bajo sospecha o bajo la lupa, eso es algo ya universal”.

Dice que, si pudiera darles un consejo a los ciudadanos, sería que busquen pluralidad de opiniones. “No tengo el más mínimo interés ahorita (de hacer un programa de corte político), de seguir en este fuego cruzado de insultos y de cosas, estoy bastante tranquila. Creo que nos falta mucha madurez para poder intercambiar ideas de manera segura y tranquila. Hay que estar atentos a que podamos seguir trabajando como prensa libre, ¿no? Siempre va a haber la tentación de los Gobiernos de empezar a ponerle cortapisas a la prensa y eso es lo que no debemos permitir. Más allá de que haya periodistas, cuya opinión no comparto, prefiero que sea así a que todos tengamos el mismo discurso. Qué bueno que existan periodistas con distinta opinión política, eso es lo que hace el equilibrio de poderes, esa es nuestra labor”.