Mariagracia Mora anuncia nuevo grupo llamado Canella: Queremos revalorizar la música criolla

En entrevista con La República, Mariagracia Mora habló sobre Canella, una nueva agrupación de música criolla integrada por jóvenes artistas. La adolescente también detalló cómo se organiza para cumplir con sus responsabilidades escolares y su trabajo como actriz, cantante y bailarina.

Mariagracia Mora forma parte de Canella, agrupación musical que transmitirá su primera presentación este domingo 31 de octubre a las 12.00 p. m. Foto: Mariagracia Mora / Instagram
Mariagracia Mora forma parte de Canella, agrupación musical que transmitirá su primera presentación este domingo 31 de octubre a las 12.00 p. m. Foto: Mariagracia Mora / Instagram
Winny  Moya

A sus 15 años, Mariagracia Mora ha ganado varios trofeos en concursos nacionales e internacionales de baile, además, tuvo exitosas participaciones en obras de teatro, películas y telenovelas, como Billy Elliot, Guerrero, Solo una madre y Dos hermanas.

Ahora, la actriz y bailarina peruana forma parte de Canella, una agrupación musical que propone una nueva era para la música criolla, pues mezcla los tradicionales ritmos con las voces de siete jóvenes talentos: Mariagracia Mora, Brando Gallesi, Luana Gallesi, Arianna Fernández, Dirk, Ray del Castillo y Gian Luiggi Cortez.

PUEDES VER: Brando Gallesi sobre su carrera de actor: “En este mundo es muy fácil caer, hay muchas tentaciones”

¿De qué trata Canella?

Canella se basa en que nosotros también nos sentimos responsables por traer de nuevo la música criolla, porque si bien es cierto no hubo un surgimiento en los últimos años , lo que queremos hacer nosotros es revalorizarla, ponerle un toque de lo nuestro y de esa manera también hacer que los chicos jóvenes de nuestra edad también la escuchen y la sientan tanto como nosotros. Obviamente dándole este nuevo giro, cosas más modernas que pueden llamar mucho la atención, ese es nuestro objetivo.

Mariagracia Mora interpretó a Mayra en la telenovela Dos hermanas. Foto: captura de América TV

Ya lanzaron su primer disco Volumen uno. ¿Cómo ha sido esta primera experiencia?

Fue todo un trabajo en equipo, vino Juan Carlos Fernández, que es nuestro productor, es un capo y lo queremos muchísimo. Él propuso las primeras cinco canciones, que eran los solos de cada uno y las hicimos propias, creo que cada uno encontró el feeling de esa canción y cada uno la interpretó a su manera.

Luego todos empezamos a buscar canciones, todos aportamos a que la música salga hermosa y que no pierda el toque nuestro.

PUEDES VER: Mac Miller: Stephen Andrew, dealer del cantante, se declara culpable en el caso de su muerte

¿Cuánto tiempo les tomó trabajar este primer disco?

De hecho, Canella empezó en la pandemia. Creo que durante la cuarentena todos tuvimos un momento en el que estuvimos un poco tristes, un poco bajoneados, yo sentía que para que la música y el arte se reactiven iba a pasar un montón de tiempo, pero recibí una llamada de Arianna, que es la hija de Juan Carlos, y me contó sobre el proyecto que tenía con su papá y yo encantada. Sentí que poco a poco todo iba a reactivar, fue súper bonito, ahí conocí a Dirk, conocí a Luana, a Brando, Ray del Castillo también, al grupo de músicos.

Cada uno tiene una historia con la música criolla...

Efectivamente, cada uno tiene una historia con la música criolla y yo creo que somos afortunados de haber encontrado este amor por la música criolla tan chiquitos. En mi caso, mi familia tenía una peña, escucho esta música desde que era un bebé.

PUEDES VER: La voz Kids: Joey Montana se conmueve con el tema “Una carta al cielo” de Lucha Reyes

¿Cómo manejan sus horarios con los estudios?

En mi caso, yo sigo en el colegio, estudio en un programa de educación a distancia desde antes de la pandemia, por temas de horarios, para que yo pueda descansar. Antes estaba en un concurso mundial de baile y a la par tenía el colegio, ensayaba las coreografías hasta la una o dos de la mañana, regresaba a mi casa que estaba súper lejos, eso fue una carga muy fuerte para mí a los 11 años, por nada del mundo podía descuidar los estudios.