EN VIVO - Perú vs. Egipto: sigue en directo el duelo por el Mundial de Voleibol sub-18

Mayra Couto: ‘‘Me impulsa saber que hay gente que no me quiere ver avanzar’’

La actriz y directora se encuentra grabando el primer episodio de su serie Mi cuerpa, mis reglas, producción que aborda temas como la sororidad y la independencia económica.

Mayra Couto es una de las pocas artistas que se han reconocido como feministas y actualmente desea promover el movimiento a través de su primer producción profesional: Mi cuerpa, mis reglas. Foto: John Reyes - GLR
Mayra Couto es una de las pocas artistas que se han reconocido como feministas y actualmente desea promover el movimiento a través de su primer producción profesional: Mi cuerpa, mis reglas. Foto: John Reyes - GLR
Marcia  Castillo

Mayra Couto inició una nueva faceta de su carrera al emprender su primer proyecto profesional detrás de las cámaras. La actriz y directora de 30 años se encuentra en medio de la grabaciones de Mi cuerpa, mis reglas, proyecto ganador del fondo que entrega la Dirección Audiovisual de la Fonografía y los Nuevos Medios (DAFO) del Ministerio de Cultura y el cual ideó mientras estudiaba en la prestigiosa Escuela Internacional de Cine y Televisión de Cuba.

En esta primera parte de la entrevista, la también productora y guionista conversó en exclusiva con La República sobre el mensaje detrás de su nueva producción, su proceso dentro del feminismo y la representación de las mujeres en la industria del entretenimiento.

Mayra Couto

- Actualmente te encuentras grabando el primer episodio de tu serie Mi cuerpa, mis reglas. Cuéntame sobre el proyecto.

Es mi tesis de la Escuela de Cine de Cuba. La he trabajado allá probablemente un año completo hasta que terminé sacando una biblia de cómo debería ser la primera temporada y para eso postulamos a muchos fondos. Actualmente hay mucho apoyo a mujeres realizadoras.

En sí la historia trata de dos mujeres, que para mí es como la mujer que fui y la mujer que quiero ser: una chica que es más conservadora, como Mayra de los 20 (años) y otra que es más libre, yo diría, y tienen que vivir juntas. Todas mis fichas están puestas ahí, estoy apostando por mí.

- El primer capítulo que están grabando fue financiado por el Ministerio de Cultura, a través de la convocatoria que ganaron. Recibiste muchos ataques debido a este tema, ¿cómo los afrontaste?

Selecciono muy bien lo que consumo en redes sociales, prefiero ver memes antes que críticas. Sé que hay gente en televisión que ha hablado mal de mí, pero trato de no enfocarme en eso. El hecho de saber que hay gente que te ve avanzar y no quiere, a mí me impulsa un montón. A mí tú dime ‘no puedes’ y yo te voy a demostrar que sí. Yo digo que soy perseverante. A mí me sirve, pero creo que no ha habido ninguna mujer más criticada que yo por no hacer nada.

Esto (el financiamiento del Ministerio de Cultura) no es un premio, es un incentivo económico para reactivar la economía y no todo el mundo sabe esto. Es también por la falta de presupuesto que tiene el ministerio, porque la plata que han dado no es un presupuesto que se daría para hacer el primer capítulo de una serie. Por eso yo acá hago de todo para ahorrar y poder pagarle a la gente: soy utilera, guionista. Mi mamá hace los sanguchitos. (...) La gente cree que hay esa plata solo para la cultura, cuando todos los ministerios manejan incentivos económicos. Me parece un poco injusto.

Nuestro trabajo tiene el mismo valor porque las personas no pueden existir sin cultura, porque eso nos va definiendo como personas y porque, ¿quién en esta pandemia no ha visto una ficción? La apuesta es como lo que hacen en Estados Unidos, que apoyan muchos sus producciones porque es una manera de dar trabajo y crear industria.

- Además, porque el entorno artístico ha sido uno de las más golpeados por el coronavirus...

Es verdad que esta industria ha sido afectada por la pandemia, pero hay que pensar que su trabajo crea más trabajo, genera oportunidades y crecemos todos. Al final está bien invertida la plata de los peruanos, porque no solo es un proyecto con enfoque de género como el mío, son cientos de proyectos de diversos rubros y temas.

Yo opino que no me lo he ganado fácil. No me he ido a Cuba por nada y tengo una formación desde que empecé Al fondo hay sitio. He estudiado en la universidad, he estudiado Dirección de Actores, Dirección de Cine y luego me he ido a hacer televisión y nuevos medios. Probablemente siga estudiando. Tengo una formación que me capacita para recibir esos premios.

También participamos de un mercado audiovisual en Argentina y ya tenemos una distribuidora de Estados Unidos que está interesada en la serie. Ya hemos firmado. La serie tiene oportunidades. Es muy fácil criticar cuando no conoces y eso te llena de odio por las puras.

- ¿Cómo se han adaptado a la pandemia?

Priorizamos la pandemia y cómo hacer para que nadie se nos enferme. Hacemos pruebas antígenas para todos, con la plata del ministerio le hemos puesto seguro a todas. Entonces, hemos visto primero eso, el cuidarlos. Tenemos una enfermera en rodaje que está pendiente de que todos sigan los protocolos.

-¿Has sentido el apoyo de tus colegas respecto a este proyecto?

Nos hemos ahorrado un montón de presupuesto gracias a EPIC, que nos ha prestado las cámaras. Entonces, estamos grabando a dos cámaras y es gracias a este apoyo. Muchas marcas se han unido, de ropa, de muebles, marcas de pines, de esculturas feministas, de todo.

A eso me refiero a que no alcanza el presupuesto, me ingenio estas cosas porque no podemos comprarlas ni alquilarlas. Estoy muy feliz, pensé que iba a ser un desastre y al final la gente está tan metida que van más rápido de lo que se supone y terminamos bien los planes.

- Tienes mucha experiencia en sets de grabación pero, ¿cómo es para ti estar detrás de cámaras?

Yo ya había trabajado como estudiante detrás de cámaras, es algo que a mí me da mucho placer y me ha gustado mucho. Yo quiero preguntarle a los chicos (su equipo) si lo hice bien y en qué podría mejorar. Es el primer trabajo profesional que hago y con dinero público. Yo me he sentido súper bien, súper apoyada. Confío mucho en mi equipo y ellos confían en mí. Siento que me hacen crecer y que tengo un equipo que me sostiene.

- ¿Cuál dirías que es el mensaje principal de la serie?

Los temas transcendentales son la menstruación, la independencia económica y la sororidad. Estos tres pilares me parecen importantes para cualquier persona, pero más para las mujeres. Me gustaría que la persona que vea la serie sepa que sí es posible ir tras los sueños. Esa en mi premisa en todos mis proyectos, que todo es posible.

También queremos normalizar el tema de la menstruación, esos temas de los que no se hablaba. Las personas menstruamos y eso ocasiona varias cosas, hay muchas preguntas, es muy personal e importante conectarse con todo lo que pasa en tu ser.

-¿Y el objetivo de esta producción?

Yo estoy alucinada de que la serie, que apareció como un gráfico, de pronto crezca tanto y que ya tenga forma, sonido y que tengas oportunidades de crecer. También va a hacer crecer al país y a la gente que trabaja de esto.

Me gustaría que el mundo tenga en el foco al Perú a largo plazo. Siento que muchas productoras peruanas estamos en ese proceso, mostrando lo que es peruano, pero de exportación. Ya es tiempo de que nos admiren también por el cine y las series.

Mayra Couto

Mayra Couto y el feminismo

-Eres una de las pocas figuras públicas que se ha identificado como feminista, ¿cómo llegaste al feminismo y qué lección te ha dejado?

Yo creo que todas las mujeres tenemos de ejemplo a nuestras mamás y, por supuesto, mi mamá siempre ha sido fuera de serie. Es una mujer que tampoco encaja con lo que se debería ser, siempre digo que se viste como universitaria y me encanta. Yo al principio pensaba que ser fuerte era ser masculina y buscaba vestirme así para evocar respeto y llegué a darme cuenta que de esa manera me protegía.

Con esto quería decir que fui explorando eso de ganarme el respeto. A lo largo de mi vida he ido aprendiendo a ser una persona digna. Ser una persona con dignidad y libertad no tenía nada que ver con ser un hombre, pero es una cosa que percibes desde chiquita. Me di cuenta que podía ser femenina y exigir respeto.

En Cuba habían varias feministas que yo no entendía, se quejaban de que hablábamos solo de directores que son violentos y misóginos, algo que yo no sabía. Pensaba que estaban siendo exageradas, pero después me dije: ‘Los primeros directores no fueron los hermanos Lumiere, fue una mujer y, claro, está borradísima de la historia’. Con eso comienzas a entender que lo que decían esas mujeres, que parecían histéricas, locas o pesadas tiene sentido. Cuando me hizo sentido empecé a escucharlas.

Ahí comencé a ampliar mis límites. Decidí hacer un equipo para Mi cuerpa, mis reglas exclusivamente de mujeres. En este momentos somos el 95% mujeres, sonidistas, coloristas, de arte, todas mujeres.

- El rol de la mujer en la industria del entretenimiento peruano ha quedado relegada. ¿Por qué consideras que se da esta situación?

No hay oportunidades. (...) Al principio de mi experiencia con el feminismo estaba abriendo los ojos a las injusticias y llega un momento en que te molestas porque esa injusticia te llega a ti. Ahora estoy tratando de encontrar una solución, ya no es fijarte en el problema, sino en proponer algo. Mi propuesta ha sido tener a mujeres en esta obra y así revertir eso. No tenemos las mismas oportunidades, pero yo también puedo hacer lo que hace Coppola (directora, guionista, productora y actriz). Yo, tú y todo lo mundo, siempre que tengamos las mismas oportunidades.

- ¿Por qué crees que es importante que las personas comiencen a reconocer el feminismo?

Primero, siento que no se reconoce porque tiene un nombre de mierda. Es feminismo y parece que buscara la primacía de la mujer, además que los ‘ismos’ son ideologías, pero el feminismo no es una ideología. Yo creo que las mujeres en el Perú son muy feministas y no necesariamente lo saben. Las mujeres no se dejan.

En Cuba he visto mujeres que no se amilanan, ‘achoradas’, que andan como quieren en la playa. Me encanta. Creo que es importante reconocer el feminismo porque nosotros aún tenemos esa barrera.

El feminismo no toca tantas puertas porque toma tiempo informarte. Está mal visto porque es un proceso. Hay muchas feministas que están en proceso de estar molestas, que son la mayoría. Eso también tenemos en contra, porque piensan que una mujer que está molesta está mal. ¿Por qué no podemos molestarnos?

- ¿Cuál crees que es siguiente paso para tener una sociedad más igualitaria?

El problema es la corrupción, tiene que ver con todo. Son pequeñas cosas que están enterradas en la sociedad, cuando una niña le dice a su mamá: ‘Mi tío me tocó' y ella le responde: ‘¿Estás segura que no te has confundido?’ o ‘Él es así'. No te validan.

El cambio es escuchar, nada más. Yo creo que no necesitamos pelearnos con nadie, escuchar y creer en la voz de las mujeres porque nadie nos cree. Si por lo menos nos dieran el beneficio de la duda y eso no tiene por qué quitarle espacio a los hombres. Tiene que ser algo que nos haga crecer a ambos, que ellos también puedan librarse de esas concepciones, que puedan pintarse las uñas, jugar a ser papás de niños. La libertad te da felicidad, porque puedes hacer lo que quieras y puedes no hacer lo que no quieres. Los hombres tienen mucho de eso.

- Llevando el tema del feminismo a la industria del entretenimiento, ¿crees que el rol de las mujeres está bien representado en la televisión?

Creo que la televisión se ha quedado en la problemática y no en la solución, porque presentan muchas situaciones que viven las mujeres día a día pero se quedan ahí. Si lo pasamos en televisión, logramos que se normalicen estas situaciones y no estamos buscando contar historias de grandes mujeres que han hecho carreras increíbles a pesar de los obstáculos.

- ¿De qué manera se podría incluir el feminismo en las pantallas?

Se trata de contar historias de mujeres con logros porque eso es inspirador, eso estoy tratando de hacer. Cuando veamos a mujeres lograr cosas, las cosas van a cambiar. Pero también tienen que ser personajes parecidos a nosotras, con las que todas nos podamos identificar, mujeres independientes. Ya sabemos cuál es la problemática, pero hay gente que sale de eso.

Newsletter Espectáculos LR

Suscríbete aquí al boletín Espectáculos La República y recibe de lunes a sábado en tu correo electrónico las noticias más resaltantes del entretenimiento nacional e internacional, así como los temas que son tendencia en las redes sociales.