Ricardo Morán revela que se sometió a cirugía de manga gástrica

El exjurado de Yo soy Ricardo Morán contó que llegó a pesar 112 kilos y decidió cambiar su vida cuando apareció en el reality.

Ricardo Morán señaló que subía y bajaba de peso constantemente. Foto: captura Ricardo Morán/YouTube
Ricardo Morán señaló que subía y bajaba de peso constantemente. Foto: captura Ricardo Morán/YouTube
Espectáculos LR

En su más reciente podcast Sentido común, Ricardo Morán habló abiertamente de sus cambios físicos, su lucha por bajar de peso y de la cirugía a la que recurrió para mantenerse saludable.

En un video, el cual está publicado en YouTube, el productor de Rayo en la Botella contó que en su juventud llegó a pesar más de 100 kilos y eso dañó su autoestima.

“En el año 1997 empecé a engordar mucho. Tenía una mala dieta, comía por ansiedad y no paré hasta tener 112 kilos. En un momento de desesperación me metí a una dieta estricta y logré llegar a mi peso, pero empezó un ciclo de rebote que duró 10 años”, empezó.

No obstante, Ricardo Morán tomó una decisión radical cuando inició como jurado en Yo soy, ya que fue consciente de que su organismo no respondía como antes. El productor del reality se sometió a una cirugía de manga gástrica.

“Si ven los videos del 2021 en Yo soy, yo no me sentía nada bien con eso. Entonces recurrí a una cirugía. En enero del 2014 me hice una operación manga gástrica, que consiste en dejarte el estómago más pequeño. En tres meses bajé 20 kilos”, reveló.

Lazy loaded component

Asimismo, Ricardo Morán explicó a detalle por qué se sometió a esa operación.

“Recurrí a eso porque, después de ser el hombre ‘acordeón’, ya el cuerpo no respondía igual. Estaba por cumplir 40 años, las dietas poco saludables y las rutinas excesivas de ejercicios no me estaban resultando. Sigo luchando contra eso, subí cuando mis hijos nacieron, durante la pandemia. Ahora estoy tratando de bajar, me estoy cuidando, pero es una lucha de toda la vida”, indicó.

El exjurado de Yo soy también hizo hincapié en que a él nunca lo juzgaron por subir de peso, situación diferente que pasan las mujeres que trabajan en televisión.

“Si una mujer en televisión sube 30 kilos, le van a caer todos los comentaristas de ‘ay, qué mal, cómo se ha engordado’. Eso de llama fat shaming, avergonzarte por subir de peso, y nadie tiene derecho a hacerlo”, manifestó Ricardo Morán.

Lazy loaded component

Newsletter Espectáculos LR

Suscríbete aquí al boletín Espectáculos La República y recibe de lunes a sábado en tu correo electrónico las noticias más resaltantes del entretenimiento nacional e internacional, así como los temas que son tendencia en las redes sociales.