Sótano 2: teatro en la era virtual

Estefany Barrientos

Majareta. Creación escénica de Mario Ballón. Foto: difusión
Majareta. Creación escénica de Mario Ballón. Foto: difusión

Festival. Obras independientes creadas por artistas peruanos están disponibles por streaming.

Con obras que rompen ciertas estructuras del teatro convencional, las propuestas independientes en Perú intentan −con transmisiones online− mantener el espacio ganado y “desmitificar que lo crítico o reflexivo más allá del entretenimiento instantáneo tiene que ser aburrido”, comenta el actor y vocero del Festival Sótano 2, Sergio Llusera. La historia de los inmigrantes chinos, un espectáculo musical sobre la masculinidad y otra obra sobre el tráfico de terrenos son algunos de los temas que propuso en su primera versión virtual.

El apellido... de Chaska Mori abrió el festival que irá hasta fin de mes. Entradas: Joinnus. Foto: difusión

“Nació como un espacio para la investigación escénica. Rompe un poco las fronteras entre teatro, danza, performance. Esa es la tendencia a nivel mundial, digamos, los purismos se están rompiendo y eso sucede también en el Perú, pero normalmente no tienen espacios con un mejor equipamiento. La idea era darles las herramientas tecnológicas a esos grupos y acercar sus discursos a un público más amplio que descubra que esos proyectos son entretenidos y potentes”.

Como sucedió con el Festival de Cine de Lima que fue virtual por la pandemia, Llusera sostiene que festivales como FAE o Sótano 2 (de la U. Pacífico) deben continuar para ser plataformas de creaciones independientes. “La obra El apellido comienza conmigo luego se fue a Chile, fue invitada a España y luego a Estados Unidos. De repente obras más convencionales no saldrían tanto del país, pero estas obras sí porque hay un proceso de experimentación y un riesgo”.

Pata de león. Ganador de Estímulos Económicos para la Cultura 2020. Foto: difusión

Para el también director del centro cultural, no solo debemos buscar enorgullecernos del fútbol o gastronomía, sino del teatro que podría representar a Perú. “En el caso del cine ha pasado ya, ha aumentado su presupuesto desde el Estado porque ha habido creadores que han ganado premios en el extranjero. La cultura es el mejor embajador de un país, aunque sea una mirada crítica. Un país que tiene la capacidad de criticarse es porque estamos hablando de una madurez democrática y ciudadana más grande. Entonces, en teatro pasa lo mismo y nuestra meta es que podamos sacar más obras peruanas y a partir de eso dialogar más con el Estado, que se sostengan las artes escénicas independientes. Un teatro comercial puede vivir de la taquilla, de los auspicios de las empresas, pero un teatro más crítico es más difícil, porque una empresa quiere auspiciar algo que sea más divertido”.

Para ello propone invertir en “incubadoras” de proyectos. “Ojalá que exista mucho más teatro comercial, no solamente en Lima. Que se hagan historias... no sé, un musical de Manco Cápac y Mama Ocllo sería maravilloso. Pero para que eso exista, el Estado tiene que invertir en los pequeños grupos de investigación. Un artista tiene que pulir su mirada, porque si no es así sales de frente a lo comercial, porque no tienes opciones, te pierdes ese espíritu. De alguna manera se atrofia tu capacidad creativa, porque tienes que generar dinero. Entonces repiten la fórmula, no creas un lenguaje”.

Newsletter Espectáculos LR

Suscríbete aquí al boletín Espectáculos La República y recibe de lunes a sábado en tu correo electrónico las noticias más resaltantes de la farándula nacional e internacional, así como los temas que son tendencia en las redes sociales.