Mateo Chiarella: “No estamos peleando contra un gobierno sino contra una idea de país”

Estefany Barrientos

@larepublica_pe

01 Dic 2020 | 3:28 h
Mateo Chiarella dirige a Alfonso Santistevan en el monólogo Sobre el daño que causa el tabaco. Foto: difusión
Mateo Chiarella dirige a Alfonso Santistevan en el monólogo Sobre el daño que causa el tabaco. Foto: difusión

El dramaturgo dirige un ensayo que se verá por streaming. Opina de coyuntura y de la crisis en el sector. “No somos un país que aprecie la cultura”.

Mateo Chiarella dirige a Alfonso Santistevan en el monólogo Sobre el daño que causa el tabaco. El ensayo abierto en el Gran Teatro Nacional se verá este jueves a las 8.30 p.m. por Joinnus Live. “Aunque soy reacio a llamarlo teatro virtual, ha llegado para quedarse”.

Los teatros abrirían con protocolos. ¿Qué te ha parecido el manejo del sector?

Ha sido una muestra de que no somos un país que entienda o aprecie la cultura. No entiende la función de la cultura, no entiende para qué sirve, ni el beneficio que le da. Felizmente, este ministro entiende la cultura de una forma un poco más amplia. La salud y la alimentación es lo primero, evidentemente, pero creo que una de las cosas que hace que tengamos destinos inciertos, es porque hay carencias básicas en la educación y en la cultura. Y eso es un circulo vicioso, definimos nuestro destino de manera inconsciente porque no tenemos educación cultural. Ahí están los valores de todo.

Cuando se hablaba del cierre de los teatros, salió el caso Cisneros y se habló más del ministerio por este tema...

¡Terrible lo de Richard ‘Swing’! El hecho de estar tan fijados en lo que denominamos ‘farándula’, hace que asumamos que la farándula es la cultura también.

¿Lo artístico se reduce solo al espectáculo televisivo?

Y terriblemente. Eso trae consecuencias en todos los niveles: cuando los hijos dicen que quieren estudiar teatro, los padres piensan que lo que quieren es entrar a la farándula. Ahí hay gente muy respetable y hay gente que no, como Richard ‘Swing’, que lo que hace es utilizar la pantalla o al gobierno, sin ningún talento, para sacar provecho propio.

Por otro lado, solo los que van al teatro los conocen a ustedes o a la familia Bernasconi, por ejemplo. Aun así, hay más teatro independiente en crisis.

Por eso es importante lo que está haciendo el Gran Teatro Nacional con la formación de públicos, desde chiquitos. Hay que cambiar el entendimiento de raíz, acercarlos a los autores. Demostrarles que no solamente es algo que los divierte, sino que los empodera, que les da sensibilidad. Todos deberíamos imitar eso, hay un trabajo formativo que hacer.

Obra 'Sobre el daño que causa el tabaco'

Sobre el daño que causa el tabaco va en esa línea.

Sí. No es una puesta virtual sino como un ejemplo de cómo se trabaja. El reto es que el público entienda un poquito más cómo construimos obras de teatro. El maravilloso Chéjov es una excusa.

¿Tienes planes para la sala Ricardo Blume?

Estamos acogiendo a compañeros que quieren grabar. Nosotros también estamos haciendo un plan para grabar. Ha sido un año durísimo. Lo más difícil no ha sido cerrar, sino no ver clara tu posibilidad futura. Ya había dificultad para traer público, pero ahora no sabes si el público va a querer ir, eso es lo más duro y triste, más si eres independiente. Pero no todo está mal en el ministerio, creo que el tema es más neurálgico: una sociedad que no aprecia su teatro.

¿Soluciona esto tener más artistas haciendo política?

O políticos con sensibilidad artística. Creo que Sagasti es una persona con sensibilidad artística; no estoy diciendo que específicamente él, pero gente así debe estar en la política. Ahora, pensaríamos que Kuczynski porque era músico ¿no? Pero ahí ya habrá que ver qué entienden por cultura, porque puede ser el último hobby de tu escala (sonríe).

Me decías que después de ver las marchas estamos “frente a un cambio”.

Es que ya no podemos vivir así, nuestra sociedad está relegada al entendimiento de lo que es la civilización, no entiende lo que es vivir en igualdad de derechos. Sé lo que es ser gaseado, que pase un caballo encima y te metan palo. Somos de la generación que se rebeló contra Fujimori. Pero estamos en otro momento, y me parece hasta más importante porque no estamos peleando contra un gobierno sino contra una idea de país. Lo que se están removiendo son cimientos mucho más profundos que un dictadorzuelo.

Después de las denuncias por abusos, hay cambios que hacer también en el sector ¿no?

Sí. Este tema tiene larga data, pero la conciencia de este tema es más o menos nueva. Como toda ola, el rechazo al abuso del poder para acosar y sacar provecho sexualmente está fuertemente combatido por un grupo de jóvenes valientes. Paralelamente, es importante sacar protocolos de trabajo en el arte. El Perú es patriarcal y machista y eso se nota desde los gobiernos hacia abajo.

Newsletter Espectáculos LR

Suscríbete aquí al boletín Espectáculos La República y recibe de lunes a sábado en tu correo electrónico las noticias más resaltantes de la farándula nacional e internacional, así como los temas que son tendencia en las redes sociales.