Walter Ramírez: “En mis personajes, si no les ‘saco la voz’, trato de buscarle lo gracioso”

Richard  Gomero

roger.gomero@glr.pe riichardgomero

05 Nov 2020 | 14:53 h
El integrante de El wasap de JB lleva 26 años ejerciendo su oficio, sin embargo, no se considera el mejor humorista. El mérito se lo deja a Jorge Benavides. Foto: difusión
El integrante de El wasap de JB lleva 26 años ejerciendo su oficio, sin embargo, no se considera el mejor humorista. El mérito se lo deja a Jorge Benavides. Foto: difusión

El artista también conocido como ‘El Chorri’ y quien trabaja, actualmente, en El wasap de JB, se sinceró tras las críticas a sus imitaciones y reveló su lista de mejores cómicos en Perú.

Walter ‘Cachito’ Ramírez, recordado por los televidentes como ‘El Chorri’, lleva más de 30 años haciendo reír al público. Hasta la fecha sigue realizando comedia, y junto a Jorge Benavides, están llevando el humor a un nivel más inclusivo.

El actor peruano, quien se le puede ver también en El wasap de JB, conversó con La República para hablar de su desarrollo como comediante y la familia que han creado en el programa de Latina.

De igual manera, recordó al fallecido Miguel Ángel Campos ‘La bibi’, a quien calificó como un “gran artista”.

View this post on Instagram

Halloween 🎃 #elwasapdejb

A post shared by Walter Ramirez "El Chorri" (@ramirezwalterelchorri) on

Usted asistió al velorio de Miguel Ángel Campos, ¿Cómo recordará al actor cómico? ¿Trabajaron juntos alguna vez?

Lo recordaré como un buen muchacho y gran artista. Llegó a complementarse bien con su hermano Luis, o ‘Jhonny Carpincho’. Ambos hicieron una muy buena pareja en sus giras y en la televisión. Ellos participaron en Los reyes del playback al lado de grandes conocedores de la fonomímica. Recuerdo que tuve una gira con él. Tengo una anécdota donde nos quedamos encerrados en el hotel. Fue gracioso porque teníamos que salir de Mollendo para irnos a Lima, pero perdimos el vuelo. El dueño había salido, y pues, nos dejó encerrados.

¿Qué otros recuerdos tiene del actor?

Siempre nos veíamos. Acá, en Lima, los cómicos hacíamos ‘Los especiales’. Nos encontrábamos con Danny, ‘Nabito’, y salíamos de viaje. (‘La Bibi’) siempre ha sido una persona correcta y buen amigo.

¿A quién consideraría un grande de la comicidad en la actualidad?

Esa pregunta me la hicieron hace muchos años. Llegué a la conclusión de que aquí en el Perú hay muy buenos comediantes. Tenemos a Manolo Rojas, quien como yo, venimos de esa ‘camada’ de cómicos ambulantes. Mi admiración para él. Es casi un artista completo. Luego está ‘Melcochita’, quien es un tipo gracioso. Él nació para eso, nunca lo he visto triste. Las giras con él eran pura risa. También tuve el honor de trabajar con ‘Miguelito’ Barraza. Para mí, él es el mejor contador de chistes y gran fonomímico. Carlos Álvarez es otro gran imitador. Con Jorge (Benavides), con quien trabajo actualmente, es una persona extraordinaria. Al hablar de él pensarán que estoy ‘pasando la franela’ porque es mi jefe; pero la verdad, es un tipo que tiene la imitación exacta del personaje que parodia.

En estas últimas semanas, desde las imitaciones de ‘Richard Swing’, han tenido buena sintonía...

Sí, hubo buena sintonía. Mis amigos me dijeron que les ha gustado (la imitación). Pegó mucho. (Jorge) tiene la talla, la voz. Es un tipo muy observador, minucioso. Creo que no lo digo yo, sino, mucha gente. Aparte de todo eso, te deja trabajar. ¿En qué sentido? Sabe que si vamos a estar en un programa, debemos trabajar todos. Sabe fomentar el compañerismo.

¿Cómo le gustaría que lo recuerden tras una larga trayectoria en la TV?

Este año cumplo 26 años (de carrera artística). Para mí es increíble el haber comenzado en el 94. Para mí es una bendición el haber escalado poco a poco. No hay nada fácil. En la vida debemos tener sencillez, disciplina y respeto. Quisiera que me recuerden como un buen amigo y ‘pata’.

¿Cuál fue su mayor reto con las imitaciones?

Yo he tenido varias imitaciones que han gustado. Posiblemente (entre ellas) es el ‘Chorri’. Acompañé a Jorge Benavides en sus giras, y entre el tiempo que se demora para cambiar de personajes, entro a la escena. Hay mucha gente de provincia que me dice ‘Chorri’. Y hasta hay muchos que no me conocen por mi nombre, sino por el ‘Chorri’. Tuve el honor de conocer a Roberto Palacios, y hemos trabajado juntos.

¿No ha recibido quejas o disgustos por parte de Yahaira Plasencia tras imitarla porque con lo de Cueto pasó lo mismo?

Creo que hasta cierto punto Cesar Cueto tenía razón. Él es un tipo que habla pausado y yo trataba de exagerar, como también en el caso de ‘El Chorri’. De lo que aprendí, es que en la imitación siempre se tiene que exagerar.

Algunos lo critican porque dicen que en sus imitaciones le salen con la misma voz, ¿Cómo hace para mejorar y modular mejor la voz?

Eso tiene una historia. Fue en El especial del humor, cuando se juntaron Carlos Álvarez y Jorge Benavides. Yo hacía muchos personajes. Yo no soy imitador, busco cómo darle la voz al personaje. Cuando hacía algo, Carlos me decía ‘hazlo con tu misma voz, es graciosa’. Y me quedé con eso. Pero la gente se ríe y lo toma a la broma, aunque también hay quienes se creen libretistas y critican. Jorge Benavides, Carlos Álvarez, Manolo Rojas, Arturo Álvarez, Fernando Armas y Edwin Sierra, ellos te ‘sacan la voz’. En mis personajes, si no le ‘saco la voz’, trato de buscarle lo gracioso.

Walter Ramírez, inicios en la comicidad

Huérfano de padre y con cuatro hermanos menores, Walter Ramírez empezó a trabajar a temprana edad venciendo golosinas en las calles hasta que descubrió la magia de los circos.

‘El Chorri’ empezó a trabajar como payaso y luego en las plazas y parques del Centro de Lima hasta que dio el gran salto a la televisión.

Newsletter Espectáculos LR

Suscríbete aquí al boletín Espectáculos La República y recibe de lunes a sábado en tu correo electrónico las noticias más resaltantes del entretenimiento nacional e internacional, así como los temas que son tendencia en las redes sociales.

Video Recomendado