Salim Vera, vocalista de Líbido, sobre la pandemia: “Mi ánimo bajó mucho, pero me levanté rápidamente”

“Empecé a mirar las mejores alternativas para mi equipo", señaló Salim Vera sobre la situación emocional que atravesó durante la pandemia del coronavirus.

Salim Vera da detalles sobre 'Cara a cara', el primer concierto virtual de Líbido. | Foto: Renato Pajuelo (La República)
Salim Vera da detalles sobre 'Cara a cara', el primer concierto virtual de Líbido. | Foto: Renato Pajuelo (La República)
Lucía  D'Arrigo

Luego de una larga espera, los fans de Líbido podrán reencontrarse con sus ídolos el próximo 17 de octubre en el concierto virtual ‘Cara a cara’, el cual marcará el retorno a los escenarios de la reconocida agrupación peruana de rock.

En este espectáculo, la banda liderada por Salim Vera no solo ofrecerá lo mejor de su repertorio musical, sino también la posibilidad de acceder a una serie de beneficios.

En conversación con La República, el vocalista de Líbido detalló lo difícil que fueron los primeros meses de la pandemia, tanto para él como para su equipo, y el proceso de trabajo que emprendieron para lograr adaptarse a toda esta situación. Además, habló sobre la posibilidad de concretar el reencuentro con su excompañero Toño Jáuregui.

El próximo 17 de octubre presentarán su primer concierto virtual, ¿Qué novedades podremos ver en este espectáculo?

Será totalmente en vivo, habrán tres pantallas enormes donde podremos interactuar con la gente, vamos a conversar con cada uno de ellos, contestar sus preguntas. Es la primera vez que vamos a participar de un concierto en esta ‘nueva normalidad’, esperamos hacerlo bien, estamos muy entusiasmados, muy nerviosos, vamos a tocar alrededor de 20 canciones. Las entradas ya están a la venta en Joinnus.

Van a ofrecer diferentes licencias al público en este show virtual ¿Entregarán CDs, saludos personalizados o la posibilidad de un meet and greet?

Hay tres modalidades de compra de entradas, la general te invita a ver el concierto, la vip y la platinum tienen regalos, merchandising, participación presencial en el backstage (para algunos ganadores), peticiones de canciones, conversación directa a través de un moderador

Los conciertos de rock siempre han tenido mucha adrenalina y por ello Líbido siempre ha conectado mucho con su público. Ahora que estamos en un ambiente diferente ¿No se pierde un poco esa conexión, ese ‘feeling’?

Antes era una realidad, ahora es otra, por eso toca adaptarnos y dar lo mejor de nosotros. Yo voy a ser el mismo de siempre, esté tocando para una pantalla o para la gente en vivo y en directo. No creo que se pierda el ‘feeling’, a mí me encanta cantar, me encanta tocar, lógicamente me imaginaré que lo estoy haciendo presencialmente porque eso es lo que quiere el público, esa experiencia bonita.

Regresan a los escenarios después de mucho, ¿Cómo les afectó la pandemia inicialmente?

Pensábamos ‘¿Qué significa todo esto?’, los tres primeros meses fueron de shock, nos quedamos en el limbo sin saber qué hacer y nos dedicamos a nuestras cosas personales. Después comenzamos a ver participación virtual de bandas, músicos y decidimos aprender de ellos. No nos mandamos de arranque porque no queríamos cometer errores, nos gusta ofrecer siempre un show profesional, prolijo. Nos hemos tardado, pero esperamos la mejor oportunidad para poder entrar en este ámbito virtual.

A raíz de toda esta situación, ¿Cómo hicieron para continuar apoyando a los músicos que trabajan con Líbido?

Bueno, el apoyo en general fue bastante emocional y psicológico, seguimos reuniéndonos a través de Zoom. Muchos de ellos tenían miedo, más que a una escasez económica a enfermarse, a contraer este virus, entonces optaron por replegarse, lo cual fue lamentable, pero lo tuve que aceptar. Mi ánimo, en algún momento, también bajó mucho, casi al punto de lo depresivo, pero no me dejé, me levanté rápidamente y empecé a mirar las mejores alternativas para mi equipo técnico y los músicos que me acompañan.

Lazy loaded component

A lo largo de esta pandemia, muchos artistas solicitaron que se les otorgara un bono, ya que no podían trabajar. ¿Estabas de acuerdo con ello?

Sí, es necesario. El Ministerio de Cultura (Mincul) tiene que ofrecer bonos, concursos, debe tener una participación más activa de apoyo y difusión de las artes escénicas, teatrales y musicales, ese es su trabajo. ¿Qué sería de este país sin artes escénicas, sin artes musicales? Seríamos una fábrica de cemento, es necesario el arte en el país, es necesaria la cultura. El Mincul ha ofrecido varios concursos, a los cuales han aplicado muchos artistas, así que estamos bastante contentos con su accionar, muy a parte de los estragos que ya conocemos.

Hace poco dijiste que no es necesario ser humilde para ser buena persona. ¿Podrías explicarnos por qué crees eso?

Soy una buena persona, pero no soy humilde. Para mí, la humildad está emparentada un poco con la sumisión y no considero que se deba ser sumiso, perfil bajo, necesitamos ser perfil alto, creérnosla. Ser un profesional, saber que eres bueno y decir que lo eres no tiene nada de malo. Yo sé quién soy y para mí estas son las cosas que se necesitan: saber quién eres, tener objetivos en la vida, creértela, ofrecer lo mejor de ti. Uno no tiene por qué ser menos, sino demostrar el poder y la fuerza que tiene, tanto en la mente como en el corazón. Una persona tiene que ser directa, amable, pedir por favor, pedir permiso, agradecer, decir buenos días, buenas noches y eso no tiene nada que ver con la humildad, así que no es obligatorio ser humilde para ser una persona grande, una persona buena.

¿Qué planes tiene Líbido en este momento? ¿A qué se proyectan?

Vamos a seguir aprendiendo de las herramientas virtuales, haciendo estos conciertos y tendremos la oportunidad de ofrecer un nuevo disco con la participación del señor Jeffry Fischman, el cual, ojalá, se pueda cristalizar a mediados del 2021.

Muchos fans de Libido continúan esperando el reencuentro con Toño Jáuregui. Cuando finalice la pandemia, ¿se hará realidad?

No lo sé, no es predecible, no es prioridad para nosotros, quizás el 2022 o el 2023, no sabemos cuáles van a ser los requisitos, quizás suceda o quizás no, lo vemos como una posibilidad, pero no va a ser ahora, prefiero no pensar en eso por el momento. No podemos predecir que sucederá en el 2021 respecto a este desastre pandémico, si el 2022 será un año perfecto, si la vacuna llegará o si va a funcionar. Lo del reencuentro está muy por debajo de nuestras prioridades por el momento.

Lazy loaded component

Líbido, últimas noticias:

Newsletter Espectáculos LR

Suscríbete aquí al boletín Espectáculos La República y recibe de lunes a sábado en tu correo electrónico las noticias más resaltantes del entretenimiento nacional e internacional, así como los temas que son tendencia en las redes sociales.