LR DATA - Solo hay un resonador magnético operativo por cada 10.000 pacientes con cáncer
Espectáculos

Mick Jagger: ¿por qué una banda de motociclistas quiso matarlo hace más de 50 años?

Este 26 de julio el líder de los Rolling Stones cumple años. Ellos han estado rodeados de distintos sucesos, entre los que destaca un intento de asesinato.

El concierto de Altamont ocasionó que Jagger fuera el principal enemigo de los Ángeles del Infierno. (Foto: Libertad Digital)
El concierto de Altamont ocasionó que Jagger fuera el principal enemigo de los Ángeles del Infierno. (Foto: Libertad Digital)
Espectáculos LR

El líder de los Rolling Stones, Mick Jagger, celebra hoy, 26 de julio, su cumpleaños número 77. Su éxito ha sido reconocido a nivel mundial; sin embargo, algunas personas que no compartían la admiración decidieron sin éxito acabar con la vida del cantante.

Fue en 1969 que el Festival de Altamont congregó a los Rolling Stones, Grateful Dead y a cientos de fanáticos en este evento que quiso replicar el efecto Woodstock en la Costa Oeste.

Tras varios problemas para conseguir el lugar adecuado para el gran concierto, encontraron el autódromo de Altamont, apenas a tres días del festival, que estaba programado para el 6 y 7 de diciembre.

Concierto de los Rolling Stones en el Speedway Free Festival de Altamont, en 1969. (Foto: Reporte Índigo)

Pese a que se confirmó la locación con muy poco tiempo de anticipación, personas de todas partes de Estados Unidos llegaron para vivir esa experiencia que aseguraba ser como la de Woodstock.

Para ayudar con los últimos ajustes arribó a la organización Michael Lang, quien estuvo a cargo del festival de la Costa Oeste. Su sorpresa fue grande al ver que todavía quedaba mucho por hacer.

No había un escenario terminado, el sonido no iba a cubrir todo el espacio y no se planeó cómo alimentar a miles de personas. Incluso, no se había contemplado un lugar para el arribo de autos ni de servicios médicos. Pero ese no era el más grande problema.

Los Ángeles del infierno

La seguridad del festival quedó a cargo de amigos de los Grateful Dead, un grupo de motociclistas llamado Los Ángeles del infierno. Por su historial, eran caracterizados por cometer delitos, violencia irracional, racismo y machismo.

Sin embargo, contaban con experiencia, ya que habían resguardado otros conciertos, teniendo la misión de proteger los caros equipos de música en locales mucho más cerrados y con menos capacidad de aforo.

En medio del recital, que tuvo la presencia de Santana, los Flying Burritos y Jefferson Airplane, los Ángeles del infierno tuvieron que cuidar el escenario de unos asistentes ebrios y bajo el efecto de las drogas.

Los Ángeles del Infierno no solo replegaron a fans que habían consumido drogas, sino que llegaron a acuchillar a uno de ellos. (Foto: Captura/BBC)

Entre tanto, los Jefferson Airplane se encontraban tocando White Rabbit cuando de pronto, cinco motociclistas empezaron a darle una paliza a un espectador. El hecho ocasionó que Martin Balin, cantante de la banda, bajara del escenario para separar a los agresores.

El hecho propició que el guitarristas Paul Kantner dijera en el micrófono “Les quería contar que Los Ángeles del infierno acaban de darle una trompada en la cada a nuestro cantante”, acto que desató la ira de los moteros.

La llegada de los Rolling Stones

Con el aviso de una batalla campal en el Altamont, los Rolling Stones quisieron no asistir al evento. No obstante, ya era muy tarde para tomar esa decisión, por lo que tuvieron que acudir al autódromo.

Cuando llegaron, una chica corría por el estacionamiento y golpeó en la cara a Mick Jagger. La situación estaba fuera de control en el lugar, por lo que el cantante tuvo que hacer un llamado a la calma constantes veces, pero no fue escuchado.

Producto de esta jornada hubo cuatro muertos, se conoce que uno falleció por sobredosis y otro por atropello. Meredith Hunter, uno de los asistentes, fue acuchillado en la espalda por los Ángeles del infierno.

Todo el caos de aquella noche quedó registrado en el documental Gimme Shelter. En este se sindica directamente a los delincuentes motociclistas como culpables de lo ocurrido en Altamont.

Intento de asesinato a Mick Jagger

Mark Young, agente especial, declaró en una entrevista para la serie producida por la BBC que un grupo de los Ángeles del infierno determinó vengarse de Mick Jagger, por lo que acudieron a su residencia de vacaciones en una embarcación, ubicada en los Hamptons, Nueva York.

Tom Mangold, presentador del documental, indicó que los motorizados “organizaron el ataque desde el mar para poder entrar en su propiedad desde el jardín y evitar la seguridad de la parte delantera. La embarcación se vio golpeada por una tormenta y todos los hombres cayeron al mar. Todos sobrevivieron y no se sabe que haya habido ningún otro intento de atentar contra la vida de Jagger”.