Toto África: el caníbal de la música que sonó detrás de las risas [FOTOS]

Elisa Cruz

elisa.cruz@glr.pe elisacruzsilva

20 Ene 2020 | 20:37 h
A sus 71 años, Toto África está dedicado a la vida cristiana, pero sin dejar de lado su pasión por la música.

Chalaco de nacimiento, José Luis Ramírez inició su pasión por la música desde que era un niño. ‘Si tenía un plato y una cuchara en la mano podía crear un ritmo cualquiera’.

Durante la década de los 80, Risas y Salsa se convirtió en el primer programa humorístico encargado de reunir a las familias todos los sábados a las 8 de la noche. Semana tras semana presentaban diferentes sketchs que sacaban más de una carcajada al público televidente.

Panamericana Televisión se consagró así en uno de los canales más sintonizados los fines de semana sacando al aire a reconocidas figuras que se quedaron en el corazón de todos los peruanos.

PUEDES VER: Televisa: Luis Gerardo Rivera y Jorge Navarro Sánchez pierden la vida al grabar una escena de ‘Sin miedo a la verdad’ [VIDEO]

Risas y Salsa logró reunir a un sin número de talentosos artistas recordados hasta la actualidad que hicieron reír hasta al público más difícil. Con su humor blanco, el espacio televisivo se convirtió en uno de los favoritos de la teleaudiencia con entrañables escenas y grandes musicales.

Uno de los musicales más recordados fue el del grupo Los Huachafos integrados por el gran Chicho Mendoza, don Carlos Escribens, Guillermo Meza y el entrañable José Luis Ramírez más recordado como “Toto África”, quien se encargaba de tocar el bongó.

Lazy loaded component

Toto” como lo llamaba cariñosamente su hermana Leonor nació en el Callao y desde que tenía 11 años siempre mostró interés por la música. Según contó, si tenía un plato y una cuchara en la mano podía crear un ritmo cualquiera.

Cuando cumplió los 17 años fue integrante de varios grupos musicales entre ellos Patrulla Juvenil cuyo nombre lo adoptó de la serie del mismo nombre que se emitía durante la década de los 70. También encabezó el grupo El Gran Toto y sus Huaracheras y la orquesta El Gran Toto y su Nueva África.

¿Cómo te animaste a incursionar en la comicidad, si lo tuyo era la música?

Bueno, un día Melcochita llegó a mi casa del jirón Huáscar en La Perla. Yo estaba con mi esposa y mi hija y escucho un grito. “Oye levántate, tanto duermes, dormilón”. Salgo por la ventana y Melcocha me dice para presentarme en el canal 7 para el programa Estrafalario. Me pidió que lleve a un grupo musical para hacer un “tumbao”. En esa época, yo también estaba estudiando mecánica automotriz y Melcochita me iba a buscar hasta el taller para ir a ensayar al canal. Por esa razón, ingresé a trabajar en el programa, pero en el ámbito musical.

Toto África durante un sketch en el programa Estrafalario.

¿Cuántos años trabajaste en Estrafalario?

Estuve tres años, pero por problemas con la producción, todo el elenco decidió trasladarse al canal 5 debido que recién comenzaba a emitirse Risas y Salsa. Yo ingresé a la producción gracias a la orquesta del maestro Carlos Huambachano donde tocaba las tumbas, pero compartía mi trabajo con otras labores ya que que tenía una familia que mantener.

¿Cómo se formó el grupo Los Huachafos de la Canción?

Ese grupo lo formó la misma producción del canal. Yo ingresé cuando estaba Juan Palomeque quien hacia la parte cómica; Carlos Escribens y Guillermo Mesa tocaban las guitarras. Yo comencé a tocar el bongó y luego se integró al conjunto Chicho Mendoza.

Toto África formó parte del programa Risas y Salsa durante la década de los 80. En un musical junto al gran Chicho Mendoza. (Captura: difusión)

¿Por qué siempre te has caracterizado con el personaje de un caníbal y con el cabello esponjado?

El cabello estilo África Look lo tengo desde años y fue porque en la época de los 70 se emitía la serie policial Patrulla Juvenil donde uno de los actores tenía este mismo corte de pelo. La caracterización del caníbal y con un hueso en la cabeza fue porque una década hubo crisis económica en el país y lo tomé como una forma de protesta ya que no había nada para comer solo huesos.

Lazy loaded component

José Luis Ramírez formó parte del elenco de Risas y Salsa por nueve años y luego tuvo la oportunidad de pasar a las filas de ‘Las Mil y Una de Carlos Álvarez’ emitido por Frecuencia Latina. En el programa cómico no solamente se dedicó a la música sino que también incursionó en la actuación.

En el 2009 el popular ‘Toto África’ decidió probar suerte en el interior del país y viajó a Arequipa donde trabajó en la animación del programa cumbiambero Tropicomic junto a Florcita Polo.

Toto África en la conducción del programa Tropicomic en Arequipa. (Captura: difusión)

Hoy, a sus 71 años, Ramírez Liziani está dedicado a la vida cristiana, pero sin dejar de lado su pasión por la música. Ahora forma parte de la agrupación musical El Gran Combo Chalaco cuyo fundador es el conocido exintegrante de la recordada orquesta La Progresiva del Callao, Eugenio Chávez ‘Chango’.

Como todos los artistas, que alguna vez formaron parte de la época de oro de la comicidad peruana, Toto África espera no ser olvidado por el público al que alguna vez hizo reír con sus hilarantes sketchs y musicales.

PUEDES VER: Nikko Ponce se pronuncia tras ser “ampayado” en estado de ebriedad a la salida de una fiesta

“Una gran parte de artistas llega a una vejez en lamentables condiciones y muchas veces no tienen dinero ni para solventar sus gastos médicos”, señaló el músico. Por lo mismo, José Luis añora que el gobierno promueva un marco legal para el artista para que puedan vivir de su arte y reciban un apoyo económico justo.

Video Recomendado

Lazy loaded component