Roxette se reencontró con el público peruano luego de 17 años en el 2012.
Roxette se reencontró con el público peruano luego de 17 años en el 2012.

Marie Fredriksson, dolor y gloria

Autobiografía. El mundo repasa fragmentos del libro de la recordada voz de Roxette, la segunda banda sueca más exitosa, solo detrás de Abba. Vendió 75 millones de discos.

La República
16 Dic 2019 | 4:56 h

Con información de El País

Fue, a la vez, normal y extraordinaria. La vida de Marie Fredriksson es la del cuento de una joven humilde (o, sencillamente, pobre) con inmenso talento, descubierta por gente avispada que supo ver su potencial. Pero, a la vez, es la historia de la superación más absoluta. De una mujer que olvidó sus propias canciones, esas con las que triunfó en la banda Roxette, a causa de un tumor cerebral que ni siquiera le permitía leer las letras de sus grandes éxitos en una pantalla del escenario. Es una narración de amor, alcohol, fe, éxito desbordante, millones y autoconocimiento. Es la que cuenta la autobiografía Listen to my heart, escrita hace cuatro años, pero lanzado en español hace seis meses.

En ella, la periodista Helena von Zweigbergk narra, a medias entre su voz y la de la cantante, la vida de la pequeña de cinco hermanos que pasó de una Suecia rural y de comer “sopas de leche” a tener cuatro números uno en Estados Unidos y comprarse ropa a montones y sin mirar el precio en Prada y Armani. La autora pasó, desde 2013, temporadas junto a la cantante y la acompañó en parte de su gira por Australia a mediados de 2015. “Tiene que ser honesto. Solo quiero decir las cosas como son. Nada de tonterías”, pedía la cantante.

PUEDES VER Adiós a una grande del pop rock

La primera etapa de su vida fue la que definió la personalidad de la artista. Sus padres eran humildes y sus tres primeros hermanos mucho mayores, por lo que ella se pegó a su hermana Tina, que solo le sacaba tres años. Pero no toda su familia pudo disfrutar de su éxito. Su padre, cartero rural y aficionado a la música (tocaba violín y alquiló un piano para sus hijas), murió de un infarto con 67 años; su madre tuvo párkinson desde los 48. “Mi padre era un excelente cantante. De haber nacido en otras circunstancias, seguro que se habría convertido en cantante de ópera”.

Pero la mayor tragedia llegó a la familia con la muerte de su hermana Anna-Lisa a causa de un accidente de tráfico. “Nuestro hogar se vino abajo”, recuerda. “Mi padre ya tenía problemas con la bebida antes, pero después de él comenzó a beber aún más”, reconoce. Eso sí, en su casa no había violencia. “A veces me pregunto hasta qué punto nos ha influido el hecho de fingir que no pasaba nada. Nos hemos convertido en ese tipo de personas que piensan que es su obligación hacer que todo el mundo se sienta bien”.

PUEDES VER Roxette: “It Must Have Been Love”, la historia detrás de su canción más importante

Porque no todo fueron luces con Roxette. Números uno, mucho dinero, viajes en primera clase, tantos discos de oro y premios que tuvieron que alquilar un almacén para guardarlos, bandas sonoras, conciertos multitudinarios en giras por todo el mundo, noches de fiesta... pero también soledad. La propia Marie cuenta que esa fama mundial la hizo ser “engreída” en ocasiones. Y rechazar oportunidades únicas: para los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 le ofrecieron un dueto con Plácido Domingo, pero la gran presión del momento le hizo rechazarlo. “Lo lamento. Me habría gustado hacerlo”.

En el 2002 le detectaron un tumor en el cerebro, y le dieron tres años de vida. Para el 2006, estaba curada del cáncer, pero el tumor y sus secuelas dieron un giro a su vida. Pese a que Fredriksson se vio “atrapada en un cuerpo enfermo”, su mejor terapia siempre fue la música. Por eso volvió a cantar y a salir de gira. Para ella lo más importante fueron sus fans, y siempre, incluso en los momentos de mayor agotamiento, de más dolor, intentó mostrarles ese amor correspondido. “Espero que entiendas lo feliz y lo orgullosa que estoy”, le dice Marie a su biógrafa. “Eso tienes que escribirlo. Feliz y orgullosa. Por supuesto que lo estoy”.

PUEDES VER El último concierto de Marie Fredriksson

Roxette en Perú: 10 mil personas en el Nacional

- La foto que acompaña esta nota fue tomada en abril del 2012, cuando Roxette se reencontró con el público peruano luego de 17 años. Los teloneros, o más que eso, fueron los argentinos de GIT.

- Roxette abrió el concierto cerca de las 10 p.m. con ‘Dressed for Success’. Per Gessle tocó ‘El cóndor pasa’ hacia el final de la velada que cerró con ‘Listen to your heart’.

- Marie se hizo famosa cantando en inglés(‘The Look’ de 1989, fue el primero de los cuatro singles número 1 en el Billboard Hot 100),pero tuvo un gran público en Sudamérica. Esto dice The Guardian: “El inglés era su idioma predeterminado, una decisión comercial necesaria, pero también una que la protegía de la “vulnerabilidad” que dijo sentir cuando cantaba en sueco”.

Video Recomendado

Lazy loaded component