Antonio Banderas triunfa en Cannes

Redaccionlr
25 May 2019 | 21:00 h

¿Camino al óscar? Convertido en Salvador Mallo, un cineasta en el ocaso de su carrera en la cinta Dolor y gloria, el actor español gana el mayor de los galardones de su currículo.

Con información de  El País y The Guardian

Antonio Banderas cumplió 40 años de carrera y acaba de lograr su primer gran triunfo en Europa de la mano de Pedro Almodóvar. Ayer, el malagueño fue elegido mejor actor del Festival de Cannes en una edición que contó con otras estrellas como Brad Pitt y Leonardo DiCaprio. En la película Dolor y gloria interpreta a Salvador Mallo, un cineasta en el ocaso de su carrera; habla de sus relaciones familiares, de sus parejas y de la dificultad para diferenciar su vida privada de la profesional. Para algunos se trata de la película “más personal” de Almodóvar.

“Todo el mundo sabe que el personaje es él”, declaró Banderas al recibir el premio del jurado de Cannes. Y, consciente de lo que significa esto para su carrera y para la futuro de la película, aseguró que “lo mejor está por venir”. El actor tenía el Goya de Honor y cuatro candidaturas a los Globos de Oro, pero hasta ayer, los premios más importantes de la industria le eran esquivos. “El premio es para el personaje que interpreté, y ese es el alter ego de Almodóvar. Hay algo de él aquí”.

PUEDES VER Melanie Griffith vende la última casa que la unía a Antonio Banderas

La prensa española sostiene que es “su mayor galardón” y recordó que Banderas había señalado que no tuvo la intención de imitar a Almodóvar y que se trataba más de un estado de ánimo. “Tras un infarto, su principal batalla ha sido recuperar su prestigio como actor de carácter, y, también, convertirse de nuevo en el adalid de Almodóvar”, sostiene El País. El actor ya había hablado de lo que significaba ganar o no esta vez. “No me importan Palmas ni premios. Sé que el rodaje de Dolor y gloria son los meses más felices de mi vida como actor. Y eso no me lo quita nadie”.

Ni Almodóvar ni Tarantino

Aunque el regreso de Quentin Tarantino acaparó portadas, el laureado cineasta no repitió la gloria a 25 años de la Palma de Oro por Pulp Fiction. Tuvo que superar una incómoda rueda de prensa y, también, irse casi con las manos vacías de Cannes (su perro ganó el Palm Dog Awards) ante el triunfo de Bong Joon-ho’s con Parasite.

Sin embargo, The Guardian citó que en el auditorio muchos creyeron que la Palma de Oro era para Dolor y gloria, y algunos pedían un empate con Érase una vez en Hollywood de Tarantino. Pero la película de Bong Joon-ho’s (director de Okja de Netflix, 2017) recibió las mejores críticas. “Parasite es un ganador que merece la pena, un thriller absoluto al borde de tu asiento que también logra proporcionar una crítica astuta de las divisiones de clase”, agrega The Guardian.

PUEDES VER Almodóvar lanza tráiler de "Dolor y gloria", película con Antonio Banderas 

En la sala de conferencias, el jurado presidido por Alejandro González Iñárritu opinó que este año las películas en la competencia oficial tenían una “urgencia” de conciencia social, pero que ni las “agendas sociales o políticas” tuvieron que ver con su elección. “El cine tiene que hablar por sí solo”. En tanto, Bong dijo que Iñárritu le comentó que “los miembros del jurado acordaron por unanimidad entregarle el premio”. La cinta sería presentada al Óscar a mejor película extranjera.

La nota polémica la puso el director Abdellatif Kechiche con Mektoub, My Love: Intermezzo, una película que recibió crítica negativa por apelar al sexo explícito. Varios espectadores abandonaron la sala. “Es vulgar y sin historia”, dijo la crítica. 

Video Recomendado