Peter Dinklage: La inspiradora historia del 'pequeño gigante' de Game of Thrones

La República
2019 M05 17 | 20:50 h

De la pobreza a la fama mundial. Conoce la historia de vida de Peter Dinklage, actor que personifica a Tyrion Lannister en Game of Thrones..

Peter Dinklage, actor que interpreta a Tyrion Lannister en Game of Thrones, logró superar la pobreza y convertirse en uno de los actores mejor pagados de la actualidad. Su historia demuestra que ni los problemas económicos ni las discapacidades físicas lo detuvieron.

De 1,35 metros de altura, nació en Nueva Jersey en una familia de pocos recursos económicos, su padre era vendedor de seguros y su madre maestra de música. Desde pequeño supo que padecía acondroplasia, condición que afectaba el crecimiento de sus piernas y brazos y que lo llevó a someterse a una serie de cirugías para evitar la escoliosis y otras dolencias.

PUEDES VER Game of Thrones: Tyrion Lannister y el juicio que hizo ganarse el corazón de miles [VIDEO]

De niño comenzó su gusto por los escenarios, por lo que decidió estudiar arte dramático en la Universidad de Benningtono, recinto en el cual Dinklage protagonizó un gran número de producciones principiantes.

Tras concluir sus estudios, se mudó a Nueva York, donde tuvo varias dificultades económicas para pagar el alquiler. En sus primeros años compartió el apartamento con amigos, durmió en el suelo e incluso compartió el piso con ratas.

El debut en pantalla grande de Dinklage fue en 1995 en la película independiente “Vivir rodando”, donde –curiosamente- interpretó a un actor frustrado por los limitados roles que se le ofrece a los actores enanos.

PUEDES VER Game of Thrones: ¿Qué personaje es el más popular en las redes sociales?

Game of Thrones

En 2011 fue fichado para protagonizar “Game of Thrones” en el rol de Tyrion Lannister, del cual siempre fue la primera opción del autor de los libros en que se basa la producción televisiva. 

Desde entonces, su popularidad lo ha llevado a conseguir papeles en superproducciones de Hollywood. En el 2014, fue fichado para ser el villano de “X-Men: Días del Futuro Pasado”, el cual recaudó más de 600 millones de dólares en el mundo.

Es considerado un ejemplo de actor debido a que con su historia demostró que ni sus características físicas ni la pobreza frenaron su ascenso en la industria.