Bebé de Meghan y Harry deberá pagar impuestos a EE.UU

Jannina Eyzaguirre
15 Abr 2019 | 7:09 h

El primogénito de Meghan Markle y el príncipe Enrique, tendrá doble nacionalidad por lo que todo el dinero y bienes que se pongan a su nombre deberán ser declarados en Estados Unidos.

No sólo el pueblo y los curiosos están a la expectativa del nacimiento del primer hijo del príncipe Harry y la exactriz Meghan Markle, también el fisco de los Estados Unidos. Esto debido a que el bebé nacerá con doble nacionalidad: inglesa por parte de su padre y estadounidense, por parte de la madre y está obligado a pagar impuestos.

"Cuando uno de los padres es estadounidense y ha residido en Estados Unidos, de los cuales al menos dos años después de cumplir los 14, el bebé automáticamente es ciudadano", explica David Treitel, fundador de American Tax Returns, una consultora para expatriados estadounidenses que viven en Reino Unido. "Este es el caso de Meghan", dice Treitel, tras destacar que es la primera vez que esto ocurre en la familia real británica. Así, año tras año, el hijo de Enrique y Meghan deberá mostrar al fisco de su país que ha cumplido con sus obligaciones tributarias.

PUEDES VER ¿Por qué la reina Isabel II no nombraría princesa o príncipe al bebé de Meghan y Harry?

Desde el momento de su nacimiento, el dinero depositado a su nombre por los padres, deberá ser declarado. "El fisco estadounidense logrará saber mucho más sobre la riqueza de la pareja a través de las declaraciones del bebé y de su madre. Va a llegar a Estados Unidos mucha más información, asegura Treitel.

Por ejemplo, el fisco demandará que cualquier regalo valioso al hijo de Meghan y Enrique también sea declarado. Sin embargo, es posible que madre y bebé no tengan que pagar muchos impuestos pues estos podrían ser compensados por los pagados en Reino Unido, según dijo una especialista al The Wall Street Journal.

Video Recomendado