Lazy loaded image

Susan Ochoa: “Gracias a Dios pude decir ‘ya no más’”

La República
05 Mar 2019 | 21:00 h

Confesiones. La ganadora de dos gaviotas en Viña del Mar revela pasajes de su infancia en Pátapo, Lambayeque, y recuerda a su primer maestro. Además, insta a las mujeres a denunciar la violencia.

En los últimos días, los habitantes del apacible distrito de Pátapo, en Lambayeque, sólo hablaban de un solo tema: la participación de su hija predilecta Susan Ochoa en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar. Allí, la vieron crecer y tararear sus primeras canciones. No se equivocaron. Con los años, se convertiría en una estrella.

La noche del 28 de febrero, Susan ganó por partida doble. Se consagró como Mejor intérprete y el tema ‘Ya no más’ se convirtió en la Mejor canción del festival. Con dos gaviotas, hizo feliz no solo a Pátapo sino a todo el país. Ayer, ella se reencontró con la prensa. Su sencillez estaba intacta.

PUEDES VER Susan Ochoa habla de la promesa que Gianmarco no le cumplió

¿Qué pensaste cuando te nombraron ganadora?

Agradecí a Dios y pensé en muchas cosas, en mi país, en mi familia, ¡en mi Pátapo querido! Allí he crecido, he soñado y tomé la decisión de que la música sería mi gran sueño. En Pátapo tomé las riendas de la nueva etapa de mi vida y me vine a Lima. Allí empezó mi historia...

Muchos han recordado tu etapa como trabajadora del hogar, y en el mundo de la música hay otras grandes mujeres artistas que también lo fueron: Dina Páucar, Sonia Morales.

Y eso demuestra que los sueños se cumplen ¡por supuesto! Siempre y cuando pongamos la cuota de poder, de fe, yo creo que le puse mucho corazón. El camino recién empieza y estoy segura de que voy a cumplir todas mis metas, poco a poco.

¿Qué significa en este gran momento tu profesor ‘Perico’, tu maestro en Pátapo?

Pedro Llamo Jiménez, más conocido como ‘Perico’, es la primera persona que me apoyó, yo no tenía nada, solo mi voz, era muy niña y ‘Perico’ confió siempre en mí. Me vio, prácticamente desde que tenía uso de razón. Él vio que mi pasión era el canto y me guió.

Siempre estás mencionando a Dios. Eres una mujer creyente.

Claro que sí, Dios me dio la vida, por él tengo todo lo que estoy viviendo y puedo seguir soñando, trabajando.

Desde que ganaste se habló de que saldrían muchos a ‘subirse al coche’, como se dice criollamente. ¿Lo has percibido así?

Bueno, bienvenidos los que quieran conocerme ahora (ríe). Yo estaré siempre agradecida con todos y con todo. Hay que seguir para adelante nomás... Eso (que algunos quieran estar ahora con ella en este momento de triunfo) se veía venir, pero, bueno, son cosas inevitables.

PUEDES VER Susan Ochoa presentó sus dos gaviotas del Festival Viña del Mar [FOTOS]

Jesús ‘el viejo’ Rodríguez ha dicho que el ego en algunas nuevas figuras jugó como sepultura de sus carreras. ¿Qué opinas?

Creo que es cierto. Es lamentable sobre todo en un medio donde no hay una industria musical de balada. Creo que lo mejor es estar unidos. Cuando me dijeron quiénes harían la canción (‘Ya no más’) me emocioné. Yo ya estaba trabajando con el ‘viejo’ Rodríguez y que se unan la maestra Eva Ayllón y Pelo D’Ambrosio fue como un deseo telepático que se estaba cumpliendo. Yo quería ser la intérprete de la canción de esos maestros y lo logré.

‘Ya no más’ es una oda contra el feminicidio. ¿Qué les dirías a quienes sufren violencia física y psicológica?

El feminicidio es una realidad horrible. Les diría que no callen, porque nos están desapareciendo. Tal vez hay hijos de por medio y por eso no denuncian, pero callar es peor. Si callamos, nos encontarán, pero muertas.

¿Fuiste vejada?

(Suspira). Bueno, en algún momento he pasado muchas cosas, pero gracias a Dios y a una bendición estoy aquí parada, pude decir: ya no más.

¿Qué viene ahora?

Primero que me conozcan en todo mi país, y luego la internacionalización que tanto anhelo.

¿Hay un antes y un después de Viña del Mar?

Claro, pero sigo siendo la mamá de tres niños (9, 4 y 1 año), con quienes comparto mi día a día, mientras cocino, organizo, trabajo fuera de casa. Soy como cualquiera de ustedes. El día de mi cumpleaños lo primero que hice fue bañarlos, porque hizo mucho calor en Lima (ríe). Soy como cualquier mujer con sueños y labores. 

Video Recomendado

Lazy loaded component