The Old Man & The Gun, la gran despedida de Robert Redford

Redaccionlr
26 Ene 2019 | 21:00 h

Festival de Sundance. Luego de 34 años, el actor dejará de inaugurar el encuentro de cine independiente que fundó. Junto a su última película, se proyectaron los polémicos documentales sobre los abusos de Michael Jackson y Harvey Weinstein.

Por: Carlos Boyero - El País

Asegura Robert Redford que The Old Man & The Gun será su última interpretación para el cine, ese espectáculo, entretenimiento, arte, que lo convirtió con causa en una de sus mayores estrellas, cuya magnética y sensual personalidad pobló los sueños de varias generaciones de mujeres (me lo han contado) e imagino que de bastantes hombres. Este tipo no solo era guapo, también posee algo muy poderoso como actor y la seguridad de que todos nos vamos a fijar en él aunque aparezca en segundo plano. Pudo encarnar con naturalidad a héroes románticos, al chico más ‘guay’ del barrio, pero también podía ser duro, atormentado sin aspavientos, secreto.

Y funcionaba modélicamente en cualquier género: comedia, western, intriga, melodrama. George Roy Hill consiguió la jugada perfecta al juntar a Redford y al admirable Paul Newman en dos películas que mantendrán eternamente su poderoso encanto. ¿Hace falta citarlas? Son El golpe y Dos hombres y un destino. Descubrí a Redford interpretando a un perdedor acorralado y protegido en vano por el dios Brando en La jauría humana. También haciendo formidable pareja con Jane Fonda (¡qué actriz! y también Eros puro) en la simoniana y bonita comedia Descalzos por el parque.

PUEDES VER Presuntas víctimas de abuso sexual de Michael Jackson contarán su historia en el cine

Pero el esplendor del actor Redford alcanzó un nivel muy alto en su asociación con el director Sydney Pollack, uno de los auténticamente grandes del cine norteamericano durante muchos años. Existe una química especial entre ellos: Pollack extrae lo mejor de Redford en películas memorables que puedes revisitar veinte veces sin temor al desencanto.

En su despedida, lo primero que agradezco es la sensación o la certeza de que Redford, transformado en los últimos años por operaciones de cirugía estética que le quitaron su expresividad, ha recobrado un aspecto normal. Imagino que se ha operado para que le despojaran de esos desastres estéticos, intentando algo tan patético como mantener la antigua belleza, odiar tus arrugas, disimularlas a costa de perder tu capacidad de comunicación.

Y veo su última película asociada a ese concepto tan triste y tan lógico del testamento. Es leve, simpática, agridulce y en muchos momentos pienso que exagerada, cosas del cine, la historia de ese perpetuo e incruento asaltante de bancos. Funciona muy bien el amor invernal entre Redford y la formidable Sissy Spacek. Pero al final me entero de que todo lo que cuentan está ceñido a la realidad, que este anciano elegante se dedicó a asaltar bancos desde su adolescencia, que nunca se quejó de pasar la mitad de su existencia entrando y saliendo de la cárcel y que ni siquiera en su vejez renunció a delinquir. Un profesional que ha tenido siempre lo que hay que tener, que no puede ni quiere hacer otra cosa.

Que disfrute en paz de su vejez, señor Redford. Nos ha regalado, cobrando un legítimo precio de oro, una presencia, una complejidad y un atractivo que resistirá al temible paso del tiempo. Pienso en actores jóvenes intentando encontrar mi arrobo. No recuerdo a ninguno. Los habrá. Pero la mejor historia del cine (hablo solo de actores) les pertenece a Grant, Stewart, Laughton, Wayne, Brando, Newman. Y cómo no, Robert Redford.

Sundance desnuda a Weinstein y a Jackson

Además de The Old Man & The Gun, el Festival de Sundance acaba de mostrar las dos caras del espectáculo con el estreno de Leaving Neverland y de Untouchable, los documentales sobre Michael Jackson y sobre Harvey Weinsten. Las producciones abordan las acusaciones de abusos que pesaron en contra del rey del pop y del otrora poderoso productor de Hollywood.

Michael Jackson fue un abusador de niños”, sentenciaron los primeros críticos que vieron el filme de cuatro horas de Dan Reed, que convocó a Wade Robson y James Safechuck, dos hombres que afirman haber sido abusados por el cantante. “En el apogeo de su fama, Michael Jackson comenzó una larga relación con dos chicos, de siete y diez años, y sus familias. Ahora, ya en la treintena, estos cuentan la historia de cómo fueron abusados sexualmente por Jackson”, se lee en la sinopsis del documental calificado como “perturbador” y “brutal”.

De hecho, debido al contenido explícito, la organización reunió a terapeutas en el lobby del cine, para que atiendan a las personas que se sintieran afectadas. La película y sus protagonistas fueron ovacionados, pero también hubo fans que protestaron afuera de la sala de proyección. Al respecto, Robson dijo: “No creo que necesite decirles nada, excepto que entiendo que es muy difícil de creer. Porque de alguna manera, no hace mucho tiempo, yo estaba en la misma posición que ellos. A pesar de que me pasó a mí, no lo podía creer, no podía creer que lo que Michael me hizo era algo malo. Solo podemos aceptar y comprender algo cuando estamos listos”.

Mientras tanto, para Untouchable la cineasta Ursula Macfarlane reunió a mujeres ‘no famosas’ y actrices para hablar de los abusos que presuntamente sufrieron de parte del productor de Pulp Fiction. La crítica consideró que el documental resulta “temprano” ya que todavía existen juicios pendientes contra Weinstein. Sin embargo, dejan claro que, si no hubieran existido estas denuncias, Harvey Weinstein seguiría siendo -solo- el genio y experto marketero del cine independiente y del cine en general. En el documental participan periodistas y escritores. Ante uno de ellos, Weinstein alardeó de ser el ‘sheriff virtual’ de Nueva York.

Video Recomendado

Lazy loaded component