Juliana Oxenford hace alarde de sus curvas en bikini [FOTOS]

Sandy Carrion
07 Ene 2019 | 4:48 h

La periodista peruana Juliana Oxenford disfrutó de su fin de semana en la playa, donde derrochó sensualidad con su ropa de baño.

A sus 40 años, Juliana Oxenford sigue dando qué hablar. Tras reconciliarse con su padre, el actor Marcelo Oxenford, la conductora de Latina sorprendió el fin de semana con sus publicaciones en las redes sociales.

Juliana Oxenford, quien hace unas semanas pasó a la fila de casadas, compartió con sus miles de seguidores en Instagram dos fotografías de cómo se divirtió en la playa a lado de su esposo y María, su pequeña hija.

PUEDES VER Juliana y Marcelo Oxenford se reconciliaron en boda tras distanciamiento [VIDEO]

En una de las fotos se observa a la periodista de ‘90 Noche’ tendida en la arena y presumiendo su cuidada figura con un bikini de color morado.

"Por más días de playa así", es la leyenda que acompaña a la fotografía, en donde sus fanáticos le dejaron piropos.

En otra de las instantáneas de Instagram, Juliana Oxenford aparece parada en la playa junto a la pequeña María. Los elogios por su figura no tardaron en llegar.

Juliana Oxenford y su reflexión por llegar a los 40 años

“Aquí estoy, a punto de subir al cuarto piso. Lista para asomarme por mi nuevo balcón y aprender a vencer el vértigo que me produce la vida misma. Acostumbrada durante tanto tiempo a andar en una imparable montaña rusa, hoy siento pánico ante la sola idea de que alguien más decida sobre mi propio ritmo y velocidad. Aprendí a elegir y aceptar mis desaciertos, a abrazar mi soledad, a sentarme a conversar con mi pasado y decir “salud” con el presente. Acepté cada una de las marcas que me recuerdan las metamorfosis de este cuerpo que aún me sostiene y encontré la manera de negociar con todos esos recuerdos que durante tantísimo tiempo me ganaron las batallas.

Aquí estoy a un día de mis cuarenta. Frente a un espejo que me presenta como la mujer que a veces me niego a ser y que también me recuerda que soy- ahora más que nunca- el resultado de todo el aire que respiré.

A punto de abrir la puerta, volteo por última vez y observo el cemento con el que construí los cimientos de los tres pisos que ahora recorro en pensamientos y con cierta nostalgia. Los siento fuertes, sólidos, parejos. Sonrío. Quizás es de eso de lo único que pueda sentir un ápice de orgullo, ahí donde está el nido que albergó a María hace cinco años, donde conocí el enorme poder del amor y la trascendencia de los abrazos más fuertes y honestos.

Aquí sigo con este par de piernas flacas que, como siempre (hay cosas que difícilmente cambian) tiemblan ante lo desconocido. Entonces intento controlarlas, respiro, me doy un beso en la frente y me preparo para entrar. Ya no es solo ella quien me toma de la mano, ahora también está él .

Aquí estoy, aquí estamos. Bienvenidos los cuarenta”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Aquí estoy, a punto de subir al cuarto piso. Lista para asomarme por mi nuevo balcón y aprender a vencer el vértigo que me produce la vida misma. Acostumbrada durante tanto tiempo a andar en una imparable montaña rusa, hoy siento pánico ante la sola idea de que alguien más decida sobre mi propio ritmo y velocidad. Aprendí a elegir y aceptar mis desaciertos, a abrazar mi soledad, a sentarme a conversar con mi pasado y decir “salud” con el presente. Acepté cada una de las marcas que me recuerdan las metamorfosis de este cuerpo que aún me sostiene y encontré la manera de negociar con todos esos recuerdos que durante tantísimo tiempo me ganaron las batallas. Aquí estoy a un día de mis cuarenta. Frente a un espejo que me presenta como la mujer que a veces me niego a ser y que también me recuerda que soy- ahora más que nunca- el resultado de todo el aire que respiré. A punto de abrir la puerta, volteo por última vez y observo el cemento con el que construí los cimientos de los tres pisos que ahora recorro en pensamientos y con cierta nostalgia. Los siento fuertes, sólidos, parejos. Sonrío. Quizás es de eso de lo único que pueda sentir un ápice de orgullo, ahí donde está el nido que albergó a María hace cinco años, donde conocí el enorme poder del amor y la trascendencia de los abrazos más fuertes y honestos. Aquí sigo con este par de piernas flacas que, como siempre (hay cosas que difícilmente cambian) tiemblan ante lo desconocido. Entonces intento controlarlas, respiro, me doy un beso en la frente y me preparo para entrar. Ya no es solo ella quien me toma de la mano, ahora también está él . Aquí estoy, aquí estamos. Bienvenidos los cuarenta.

Una publicación compartida de Juliana Oxenford (@julianaoxenford.oficial) el

Una nueva etapa lejos de la TV

En el mes de octubre, la periodista Juliana Oxenford  confirmó su ingreso a Radio Exitosa. No pasaron muchas semanas para que anunciara a todo lo grande su matrimonio con el publicista Milovan Radovic. Los mejores momentos quedaron registrados en su cuenta oficial de Instagram.

juliana

Matrimonio con Milovan Radovic

La figura de Latina se casó con conocido publicista. En la boda estuvo presente su grupo favorito, Pintura Roja. Los integrantes la invitaron al escenario para que pueda interpretar una de las canciones. En la celebración también apareció Monique Pardo.

juliana

Video Recomendado