Yalitza Aparicio, la nueva estrella

Redaccionlr
22 Dec. 2018 | 21:00h

Roma. A sus 26 años debutó en el cine como protagonista de una de las películas más aclamadas del año de la mano del ganador del Óscar Alfonso Cuarón. Es mexicana y está nominada a mejor actriz en los premios de la crítica.

Yalitza Aparicio es maestra de preescuela en la vida real y una empleada doméstica protagonista de Roma, la película de Alfonso Cuarón, favorita a varios premios Óscar. “No sabía nada sobre su trabajo o las películas que había dirigido antes”, dijo la novel actriz, riendo. “Me preguntó si había visto alguna de las películas que dirigió, y dije que no, y me dijo: ‘No hay problema, eso es aún mejor. No quiero que veas ninguno de ellos en este momento porque quiero que tu mente esté fresca. No quiero nada de mí en ello. Tendrás tiempo después para verlos a todos si quieres’”, contó en una entrevista para la portada de The Wrap.

Su aparición en Hollywood no solo pasa por el hecho anecdótico: es una mujer de raíces indígenas que interpreta a la nana de un niño mexicano que resulta, en el 2018, un famoso y aclamado director de cine. La actriz brilla con luz propia y según las críticas que ubican a Roma en el top 10 de las mejores películas del año, Yalitza sería una de las nominadas a mejor actriz en los próximos premios de la Academia. En enero compite con Glenn Close y Emily Blunt por los Critics Choice Awards.

PUEDES VER Gian Marco reveló el duro motivo que lo llevó a irse del Perú [VIDEO]

Por estos días, en su natal México, hacen incluso artículos del vestido que lució en el sintonizado programa Jimmy Kimmel Live!. De hecho, fue una firma neoyorquina, Novis, la que vistió a la novel actriz. Los vestidos de la marca superan los mil dólares, pero lo interesante de esa noche fue que habló en español de Roma para cada lugar de los Estados Unidos.

La actriz da vida a ‘Cleo’, el personaje que Cuarón creó para recordar su propia infancia; pero nunca había actuado. “No, nunca, no sé si cuenta como actuación mentirle a mi mamá o a mis maestros”, bromeó derrochando carisma en el programa. “Mi hermana me obligó a ir (al casting), ella estaba muy delicada de su embarazo. A ella la invitaron pero me insistió tanto y fui. Ella está contenta, dice que ahora al menos hablo frente a una cámara y que antes solo me escondía”.

En medio de la conversación, Yalitza no tuvo temor en repetir la anécdota y recordarle a Kimmel, anfitrión de los Óscar 2018, que no conocía del trabajo del director de Gravity. Pero el conductor lanzó una broma que no fue tan celebrada. “¿Habías escuchado de Netflix?”. La actriz respondió con prisa con un gesto de obviedad.

Superada la incomodidad, Kimmel sugirió que tanto ella como su coprotagonista, Marina de Tavira, sean las anfitrionas de este año, además de nominadas. El público aplaudió la iniciativa y Yalitza respondió que encantada lo haría.

PUEDES VER Justin Bieber y Hailey Baldwin: fans sorprendidos por el nuevo miembro de su familia

El corazón de roma

Yalitza Aparicio pudo reunirse con Liboria Rodríguez, la mujer que crió a Alfonso Cuarón. “Me contó su historia, pero solo hasta el punto en que comienza la película”, sostuvo. “Lo mismo con Alfonso. Me contó sobre la relación que tenía con Libo y cómo llegó a su casa. Ambos me dieron una introducción, y luego, cuando empezamos a disparar, fue como comencé a descubrir poco a poco más sobre eso. Cuando hablé con Libo luego de que vio la película, me mencionó que era como verse a sí misma”.

Tan pronto como se conocieron las nominaciones a los Globos de Oro, Cuarón agradeció a la Asociación de Prensa Extranjera por la nominaciones que incluyeron una a mejor director, pero no consideraron que el trabajo de la protagonista mereciera competir a mejor Actriz. “Ella es el corazón de la película”, declaró el cineasta.

Mientras en México le lanzaron lamentables frases racistas por aparecer en Vanity Fair y Vogue, a sus 26 años, espera seguir actuando y aprovecha el momento para decir que se están mostrando las distintas “caras de México” y rompiendo “estereotipos” en las revistas. O no solo en ellas.