Johanna San Miguel: “Hay que aprender a perder el miedo y ser felices”

Reinventada. Actriz y conductora estudia ofertas para volver a la TV y anuncia despedida de su unipersonal Se busca marido cama adentro.

Reinventada. Actriz y conductora estudia ofertas para volver a la TV y anuncia despedida de su unipersonal Se busca marido cama adentro.

¿Como conductora, ahora, te interesa la televisión?

Además de actriz, soy comunicadora, lo que quiere decir que puedo estar en cualquier plataforma: radio, cine, unipersonal, en una sala de un bar y, por supuesto, la televisión. Hay algunas propuestas, ofertas interesantes de las que no puedo decir nada por el momento. Estoy evaluando.

Precisamente, en la pantalla chica te veremos como ‘Milena’, la cucufata, hipócrita en la TN ‘Te volveré a encontrar’. ¿Cómo trabajaste el personaje?

Es un personaje central de la historia, en el sentido de que es un hilo conductor de muchas tramas. Es bien divertido, al que puedes llegar a odiar y también reír con él. Es cucufata al 100%, doble moral, hipócrita, falsa, no le importa pisar a alguien con tal de lograr su cometido, y, sin embargo, carga su rosario. Además, perdona a su esposo de mil infidelidades con tal de no estar separada ante la sociedad. Milena, finalmente, es muy infeliz porque no tiene conciencia de lo que hace y porque tarde o temprano todo se le va a revertir.

¿Es verdad que tuviste un referente muy cercano?

Sí, una persona que conozco. Como actriz iba proponiendo algunas características al personaje basándome en ese conocido.

Todo lo contrario a la maestra Wilkinson, tu personaje en Billy Elliot: el musical.

Definitivamente. Ella es la salvación de Billy, un niño que creció en una sociedad machista y que al querer convertirse en un bailarín de ballet es repudiado hasta por su propia familia. Esa historia me conmueve mucho (se le entrecorta la voz). Billy se da cuenta que el baile transforma su vida en un mundo hostil... A mí me ayudó a perder el miedo a las cosas, al qué dirán, claro que artistas o no, no podemos hacer nada contra eso, pero hay que aprender a perder el miedo y ser felices. Y si te equivocas, ahí está el aprendizaje.

¿El año 2015 fue el más difícil de tu vida? (Fue perseguida y cuestionada por su romance con Stefano Salvini y, además, denunciada por agresión, durante una conocida celebración en el Hotel Bolívar).

¡Fue el más difícil, espantoso, horroroso de mi vida entera! (ríe a carcajadas). Y encima me río. Pero como me decía mi tía Claudia Dammert, quien ya no está físicamente: “Hay dos formas de aprendizaje: una es el sufrimiento y la otra por iluminación, y como no eres iluminada, entonces el aprendizaje será de golpe, a la tristeza, el desengaño”. Si me dicen, ‘¿quieres borrar algo de tu vida?’, una parte de mí podría decir que sí, pero la otra no, porque de esa manera no podría contar lo que cuento en espectáculos como Se busca marido cama adentro.

¿Quién fue tu soporte en esos momentos?

Me apoyé en ella, en mi tía. Me acogió en el momento más horrible que me tocó pasar, estuve en su casa en los días donde me sentía horrible, desgastada, triste. Fue un soporte emocional muy importante, al igual que mi hijo. Y claro, cada uno tiene su opinión, su versión y no puedo estar contando, persona a persona, qué fue lo que pasó realmente, pero en el show lo hago de alguna manera y de hecho terminaré cerrando el círculo, función tras función. Cuento las cosas con humor y el público lo recibe bien y eso es muy liberador.

¿Por qué Se busca marido cama adentro...?

¿Y no cama afuera? (ríe a carcajadas otra vez)... Es una excusa para contar historias a las mujeres y hombres sobre la búsqueda de la pareja ideal, pero también podría ser marido cama afuera. Si llega alguien que te llene, en buena hora y, si no, te tienes a ti mismo. Estaremos este 16, 17 y 18 de noviembre, en doble horario. En el Teatro Plaza Norte. Entradas en Teleticket.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO