Caiga quien caiga, thriller sobre la corrupción

Redaccionlr
2018 M08 16 | 14:00 h

Estreno. La película acerca de la caída del exasesor presidencial Vladimiro Montesinos se estrenará este jueves, a pesar de las “amenazas”, sostiene el director.

“No ha visto la cara de alguien cuando recibe un millón de dólares”, dice Vladimiro Montesinos al intentar sobornar al procurador José Ugaz, a pesar de que ya ha sido capturado. El thriller Caiga quien caiga narra el poder, la manipulación de los medios de comunicación, las amenazas y la corrupción instaurada en los poderes del Estado de la década de los 90. Con una cuota de ficción, la historia de la caída del asesor presidencial de Alberto Fujimori se inicia con la difusión del ‘vladivideo’ protagonizado por el entonces congresista Alberto Kouri.

“Es un esfuerzo enorme meter 10 años de historia en dos horas de película”, dijo en la concurrida conferencia de prensa el exprocurador José Ugaz, autor del libro homónimo.

PUEDES VER ‘Caiga quien caiga’ se estrenará pese a carta notarial de Montesinos

La ópera prima de Eduardo Guillot tiene a un notable Miguel Iza en el papel de Montesinos. “Creo que su narcisismo siempre lo caracterizó. Montesinos se creía un ser superior”, comentó Ugaz y compartió un episodio de la ‘dualidad’ que no se cuenta en la película. “Cuando se va en el velero Karisma, la mujer que lo acompañó nos dijo que Montesinos se la pasó llorando”.

Caiga quien caiga se estrenará en todo el país este jueves, a pesar de las dos cartas notariales enviadas por Laura Bozzo y el mismo exasesor para prohibir el estreno. “Diría que son amenazas, demandas que no tienen fundamentos”, sostuvo el director, aunque ‘agradeció’ la publicidad indirecta.

De hecho, la frase registrada por la conductora solo aparece en el trailer y no en la película. “Las dos cartas son francamente ridículas. Montesinos alega que se ha violado su intimidad y se afecta su buena imagen. Primero, cuando uno es funcionario público la intimidad desaparece y lo de buena imagen, ustedes comprenderán que eso es una broma”, ironizó Ugaz.

“Hoy tenemos una prensa libre”

Lo que empezó como “una teoría sobre un grupo de corruptos saqueando el Estado” terminó destapando una red de la que el mismo Fujimori era parte. “Era una red criminal y eso cambió la estrategia legal que tuvimos que realizar”, declaró Ugaz.

Para Guillot, la historia y la corrupción en el Perú podrían dar para más guiones, incluso para una segunda parte de Caiga quien caiga, con la captura de Fujimori (quien aparece unos segundos en la cinta), aunque no es algo que tenga en mente aún.

Por otro lado, comparó el papel de la prensa de hace dos décadas con la actual. “Creo que hoy tenemos una prensa libre, no está manipulada, es lo que leo”.

Entre los elementos de ficción, el director incluyó al personaje de Karina Jordán, precisamente como una periodista: “Esta película es necesaria, estamos pasando por un momento donde la juventud es la que puede hacer algo por el país más adelante. A los que ya hemos vivimos eso nos toca hacer un poco de memoria para saber qué postura tener. La corrupción todavía está instaurada en el país y eso nos sigue haciendo daño”, dijo la actriz.

Pero ¿hay alguna lección de la historia? Para el director es una: “Que la ley se cumpla y que la gente corrupta vaya a prisión”.