MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
MUNDIAL QATAR 2022 - Así van quedando los cruces de los cuartos de final
ELECCIONES REGIONALES - Sigue aquí las incidencias de la jornada de esta segunda vuelta
Espectáculos

El príncipe Harry y Meghan Markle devolverán regalos de boda

La Republica
Redaccionlr

Por normas reales. El príncipe Harry y Meghan Markle tienen prohibido convertirse en objetivo publicitario. 

Los duques de Sussex,  el príncipe Harry y Meghan Markle tendrán que devolver sus regalos de la boda real pues así lo exige el protocolo.

Según el diario británico Express el valor de los presentes, de familiares, ciudadanos y empresas en general, ascendería a ocho millones de euros, y los duques están obligados a devolverlos.

PUEDES LEER:  Meghan Markle y el Príncipe Harry eligen romántico destino para su luna de miel

Según las normas establecidas en 2003 tras una investigación, la llamada Peat Inquiry, los miembros de la familia real británica pueden usar (que no quedarse con ellos) los regalos recibidos, pero es preferible que los devuelvan o que se donen al Estado. Si son perecederos, como en el caso de comida, pueden consumirlos.

Con este gesto, el de no quedarse con los presentes, se busca que los duques no se conviertan en objetivos publicitarios.

Según las reales normas de 2003, el principio fundamental que rige los regalos es que no deben aceptarse si ponen al miembro de la casa real en una situación en la que tengan que dar algo a cambio, pero también se ha de tener cuidado para no ofender a quien otorga el mismo. Los obsequios personales se anotarán estrictamente por el secretario privado del miembro de la casa real en cuestión. De ahí que a partir de ahora lleguen las devoluciones, probablemente seguidas de notas de agradecimiento.

El único presente que pidieron el príncipe Harry y Meghan Markle con motivo de su enlace fue donaciones a siete organizaciones sin ánimo de lucro. Se desconoce a cuánto asciende lo recaudado para todas ellas, pero según se ha sabido algunas personas cercanas a ellos e incluso algunos jefes de Estado han cumplido sus deseos. Así, Justin Trudeau ha donado 50.000 dólares (43.000 euros) a una ONG, aunque no a una de esas siete, sino a la canadiense Jumpstart, que ayuda a niños desfavorecidos a entrar en el mundo del deporte.