Kuélap será el destino del primer teleférico del Perú

Región amazonas. La ciudadela de Kuélap es considerada la "Machupicchu del norte peruano", pero solo convoca al 2% de los turistas que visitan el Perú. Desde julio próximo, contará con el primer teleférico del país y el viaje de casi dos horas desde Tingo Nuevo hasta el monumento prehispánico se realizará ahora en 20 minutos, lo cual permitirá gozar del sobrecogedor paisaje y los poblados vecinos.

Región amazonas. La ciudadela de Kuélap es considerada la "Machupicchu del norte peruano", pero solo convoca al 2% de los turistas que visitan el Perú. Desde julio próximo, contará con el primer teleférico del país y el viaje de casi dos horas desde Tingo Nuevo hasta el monumento prehispánico se realizará ahora en 20 minutos, lo cual permitirá gozar del sobrecogedor paisaje y los poblados vecinos.

Tingo Nuevo es un pueblo nuevo que surgió a mediados de los años 90 tras la desastrosa crecida del río Utcubamba. Sus pobladores son recios campesinos y ganaderos acostumbrados al paso de algunos buses con turistas interesados en conocer la ciudadela de Kuélap, considerada el monumento emblemático de la cultura Chachapoyas.
 
 
Pero la tranquilidad de Tingo Nuevo se vio alterada en estos días por la llegada de unas modernas cabinas de lo que será el primer teleférico del Perú, obra que promete convertirse en una de las más espectaculares del mundo.
 
"La obra será inaugurada a más tardar el 19 de julio", nos confió la titular de Mincetur, Magaly Silva, horas antes de emprender nuestro viaje a Chachapoyas. Y la fecha fue confirmada por los ingenieros peruanos, españoles y colombianos que trabajan en Tingo Nuevo para el consorcio público-privado encargado de la construcción. Ellos dirigen un equipo de 120 trabajadores locales que laboran a dos turnos, con o sin lluvia, apoyados por recuas de mulas y un moderno helicóptero (bautizado "colibrí" por los pobladores de la zona) para hacer realidad esta magnífica obra de ingeniería.

Largo viaje

Si bien Kuélap es el epicentro del circuito turístico nor-oriental, en los últimos años la cifra de visitantes peruanos y extranjeros no superó las 40 mil plazas al año, es decir, ni el 2% de los turistas que visitaron el Perú durante el 2015.
 
El duro trajín del viaje por tierra lo pudimos comprobar cuando llegamos a Chachapoyas luego de 24 horas de viaje por la ruta Lima, Chiclayo, Olmos, Cajamarca, Chachapoyas. Por si fuera poco, desde la capital de Amazonas son casi tres horas mas de viaje en bus turístico hasta Kuélap, previo paso por Tingo Alto, desde donde asciende una carretera que se encuentra en muy mal estado de conservación.
 
Con el teleférico se podrá visitar la ciudadela de Kuélap y su hermoso parador turístico en un viaje de apenas 20 minutos previo pago de 60 soles. El traslado en cómodas cabinas para 8 personas promete una jornada inolvidable que permitirá gozar el impacto paisajístico que rodea Kuélap, con sus quebradas cubiertas de vegetación, las cumbres boscosas cubiertas de neblina y los poblados salpicados entre terrazas agrícolas y campos de cultivo. De paso, otorgará más tiempo a los turistas para identificar el paisaje cultural que rodea la enigmática ciudadela de los chachapoyas.

¡Vuelos diarios!

Al teleférico se sumó una noticia que tiene en vilo a la población de Amazonas: la propia ministra Silva nos confirmó que el pasado lunes 22 de febrero se otorgó la buena pro a la empresa Servicios Aéreos Tarapoto (SAETA) para operar rutas desde Tarapoto hasta Chachapoyas, Santa María de Nieva, Ciro Alegría y San Lorenzo. El MTC otorgará una subvención de 3 millones de soles por el lapso de un año. "Calculamos que los vuelos diarios –en aviones similares a los que se usan en Nasca– empezarán en abril y que la tarifa será de aproximadamente 60 soles", aseguró Silva.
 
Con vuelos diarios y el teleférico, Amazonas promete convertirse en el nuevo epicentro turístico del norte peruano, pero ¿qué opinan los pobladores locales?

La voz del pueblo...

Desde Kuélap realizamos un descenso hasta Tingo Nuevo para conocer la opinión de los pobladores con respecto al teleférico. Pero no éramos los primeros: desde hace un mes, la arquitecta Rosana Correa Álamo dirige unos talleres organizados por Cenfotur y Plan Copesco que se vienen desarrollando en Tingo, Longuita, María y Magdalena. Los talleres están enmarcados en un plan de desarrollo para el corredor turístico Tingo-Kuélap y cuentan con la entusiasta presencia diaria de autoridades y de la sociedad civil.
 
Fue durante el recorrido cuando pudimos comprobar el recelo inicial que provocó la construcción del teleférico. Un temor que ahora se ha convertido en una oportunidad para aprovechar el enorme caudal de turistas que llegarán a la zona. Lo cierto es que, hoy en día, los buses con turistas solo se detienen una vez en medio de la ruta a Kuélap para almorzar o tomar unas bebidas. Con el teleférico, empero, los turistas contarán con mucho más tiempo para retornar por tierra y visitar los poblados vecinos, con la posibilidad de visitar los destinos turísticos que se vienen identificando en los talleres vivenciales.
 
El teleférico también servirá para mejorar los servicios que los pobladores reclaman en Tingo. Al alcalde Víctor Alan García Alvarado casi no se le ve en su puesto, mientras que la población sufre días consecutivos sin servicio de agua potable pese a que la gestión anterior construyó un reservorio que la actual gestión edil se niega a utilizar.
 
En los talleres realizados en María y Longuita también se presentaron interesantes propuestas. Los alcaldes insistieron en la necesidad de contar con un "canon turístico" y el mantenimiento y futuro asfaltado de la carretera. Por su parte, los habitantes de ambos poblados proponen una tarifa especial en el teleférico para la población local (similar a la que gozan los cusqueños con Machupicchu) y la posibilidad de utilizar las cabinas como transporte público para escolares y ancianos. De paso, compartieron la protesta contra la construcción de una carretera ilegal financiada por el propio Gobierno Regional de Amazonas, la cual ha motivado una dura sanción del Ministerio de Cultura. 
 

Datos

teleférico. Apurímac y Cusco pudieron albergar al primer teleférico del Perú, pero el proyecto de acceso a Choquequirao permanece congelado en el Poder Judicial. Las autoridades de Cusco y las mafias locales impidieron la obra.
 
trocha ilegal. El Gobierno Regional de Amazonas y el municipio de Tingo ampliaron una trocha para llegar de manera ilegal hasta la zona de ingreso a Kuélap. La obra provocó una notificación contra el gobernador regional Gilmer Horna.

 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO