La asociación de tejedoras Cori Maki gana premio Conectarse para Crecer

08 Ene 2020 | 16:12 h

20 mujeres sobrevivientes de la violencia terrorista cuentan una historia de asociatividad, conectividad y éxito empresarial.

Cori Maki, asociación de mujeres tejedoras de Junín, ganó el premio 2019. Son veinte emprendedoras que hicieron frente a la violencia terrorista para emprender con lo que sabían: los conocimientos de tejido heredados de sus familias. La Fundación Telefónica entregó una vez más este año el premio “Conectarse para crecer”, que reconoce las iniciativas de emprendimiento a nivel nacional que usan tecnologías de la comunicación.

Nilda Marin Poma nació en la comunidad campesina de Atcas, provincia de Yauyos, Lima. Escapó de la violencia terrorista a los 14 años migrando a Huancayo en Junín. Como ella, muchas mujeres debieron migrar. Pero todas tenían algo en común: habían aprendido a tejer desde niñas.

En medio de palitos y crochets, estas mujeres han tejido alianzas y entrelazado experiencias. “Que nos juntemos mujeres para trabajar es bueno” señala Nilda al contarnos que hoy tienen un taller de tejido y son 20 asociadas activas.

Asociarse y conectarse las llevó a participar en eventos como la feria nacional “De Nuestras Manos”, iniciativa del MINCETUR, y también a exponer sus creaciones en las ferias organizadas por diversos centros comerciales y exposiciones de Municipalidades. “Las condiciones del grupo eran óptimas, su organización, y su liderazgo hicieron que tengan la fortaleza para emprender y generar nuevas posibilidades”, señala Odón Zeleyarán jefe del proyecto H&M de Care Perú, organización no gubernamental que guió el proceso de crecimiento y formalización de Cori Maki.

Cori Maki ya tiene seis años como un grupo de mujeres emprendedoras, hace uno formalizaron la asociación y a fines de noviembre ganaron el premio nacional “Conectarse para Crecer”, por utilizar la tecnología para capacitarse y vender sus productos a través de las redes sociales y una tienda virtual. “Ya no necesitamos una profesora, por el internet sacamos modelos, también vendemos” explica Nilda, ahora presidenta de la asociación Cori Maki.

“El nuevo reto es que Cori Maki crezca y logre exportar sus productos” termina de contar Nilda. La asociación invertirá el premio para seguir implementando su taller de tejido.