Gestión del agua, tarea que nos une

Comunidad, sector público y empresa, una sinergia que construye desarrollo sostenible en las comunidades de Cajamarca.

La República
29 Nov 2019 | 10:42 h

La gestión del agua en la zona rural está a cargo de las Juntas Administradoras de Servicios de Saneamiento JASS, que es una organización comunal que se constituye sin fines de lucro con el fin de administrar, operar y mantener los servicios de saneamiento. Se rigen bajo el marco legal del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento.

Uno de los componentes del proyecto “Fortaleciendo la gestión del agua” ejecutado por ALAC | Yanacocha en 55 caseríos de los distritos de Los Baños del Inca, La Encañada y Cajamarca, en la provincia de Cajamarca, orienta sus esfuerzos a mejorar conocimientos, destrezas y capacidades de los directivos, líderes y usuarios de las Juntas Administradoras de Servicios de Saneamiento (JASS) para realizar una gestión que posibilite una buena provisión de agua en cantidad, calidad y oportunidad en la zona rural.

Esta iniciativa cuenta con aliados estratégicos como las municipalidades distritales de Cajamarca, La Encañada y Los Baños del Inca, a través de sus Áreas Técnicas Municipales, el Centro de Atención al Ciudadano de la Dirección Regional de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Dirección Regional de Salud, la Autoridad Local del Agua y la Sunass, sinergia que potencia la intervención y la hace sostenible.

El proyecto, que inició en mayo de 2018, utiliza una metodología de educación para adultos; a través de talleres participativos desarrollados de acuerdo al marco normativo actual, se brinda asesoría técnica para su formalización y se capacita a los directivos y asociados de las JASS en temas de organización, liderazgo, marco normativo vigente, gestión administrativa, operación y mantenimiento de sus Sistemas de Agua Potable (SAP) que se complementa con la entrega de kits de limpieza, desinfección y cloración, así como materiales para el mejoramiento de la infraestructura.

El acercamiento a las comunidades ha sido para este proyecto un gran desafío, que a través de estrategias de relacionamiento, basadas en la confianza, el respeto y el compromiso y, con enfoque de Información Educación y Comunicación (IEC), se ha logrado trabajar de manera participativa y colaborativa.

Se suman a los componentes del proyecto la promoción de prácticas saludables, de cuidado y uso eficiente del agua y manejo adecuado de residuos sólidos. Tanto directivos como usuarios, han participado en talleres sobre el correcto lavado de manos, un hábito sencillo pero potente que contribuye con la salud de la población.

Cifras que nos invitan a continuar la ruta trazada hacia una adecuada gestión del agua en la zona rural:

  • 73 JASS participan en el proyecto
  • 220 miembros de los consejos directivos de las JASS capacitados en organización, gestión, administración, operación y mantenimiento de sus SAP.
  • 2 encuentros con miembros de JASS
  • 31 sistemas de cloración instalados.
Auspiciado por: